Internacional

FRANCIA

Brutal crimen contra un maestro sacude Francia

Un maestro fue decapitado, en un acto despreciable perpetrado por un joven que buscaba castigarlo por mostrar una caricatura de Mahoma. Rápidamente, el gobierno aprovechó el asunto para llamar a una "unidad nacional" reaccionaria y rendir un hipócrita tributo a los maestros.

Viernes 16 de octubre | 20:27

El ataque contra el profesor fue un acto abominable que condenamos enérgicamente, mientras nuestros pensamientos están con su familia, seres queridos, compañeros y estudiantes. El atroz acto fue realizado por un joven de 18 años que fue asesinado a tiros por la policía. Fue una gran conmoción, especialmente entre los docente. La semana anterior, las tensiones habían atravesado el colegio de Bois d’Aulne en Conflans-Saint-Honorine, una comuna a las afueras de París, luego de que el profesor mostrara en clase una caricatura de Mahoma durante un curso sobre libertad de expresión.

El maestro pidió a los estudiantes musulmanes que abandonaran la clase cuando mostraban la caricatura, el padre de un estudiante se quejó de esta opción educativa en las redes. En el sofocante clima islamófobo del país, la elección del maestro se había percibido como una discriminación hacia sus alumnos, quienes se habían quejado antes de que la situación se resolviera mediante una mediación.

“Cuando sacó a los niños, no fue para discriminar a nadie, fue para preservarlos. El caso se resolvió a los pocos días, habían traído a alguien de la Educación Nacional, habían venido los padres de los alumnos, fueron unánimes al decir que fue un error, que no fue nada. Pero aparentemente las redes sociales empeoraron las cosas" dijo Nordine Chaouadi, madre de un estudiante entrevistada por AFP . Mientras tanto, el caso había sido ampliamente publicitado en las redes sociales, hasta el punto de que un joven de 18 años lo tomo como justificación para realizar este despreciable acto.

Inmediatamente después del anuncio de la tragedia, los políticos y los medios de comunicación aprovecharon el asunto para explotarlo con fines islamofóbicos. En las redes, la extrema derecha no dudó en denunciar por el horrible asesinato a los padres de los estudiantes. El presidente Emmanuel Macron se expresó enfatizando la defensa de la “libertad de expresión” y la “República”. " No es casualidad que esta noche sea un maestro el que mató este terrorista, porque quería derribar a la República en sus valores, la Ilustración" explicó hipócritamente el mandatario que no ha dejado de atacar a la Educación Nacional desde el inicio de su quinquenio. “Nos uniremos, no pasarán. No nos dividirán. Hago un llamado a todos nuestros compatriotas a unirse, a estar unidos", concluyó, buscando instrumentalizar el atentado al servicio de la pseudo unidad nacional.

Una vez más, si se quiere condenar este horror, no se puede hacer ninguna concesión a este gobierno, que sigue alimentando un clima de seguridad e islamofobia irrespirable, aumentando las tensiones que atraviesan la sociedad. En este contexto, no es la unión nacional con este gobierno racista, con la derecha y la extrema derecha, lo que permitirá acabar con estos actos, sino una política radicalmente diferente, de educación, de empleo, vivienda, en total oposición a lo que se viene haciendo desde hace décadas, así como una lucha decidida contra la explotación y las opresiones, especialmente la islamofobia, que son el cimiento de la violencia. Una lucha que las organizaciones sindicales del movimiento sindical, educativo y juvenil así como la izquierda deben apoyar claramente.






Temas relacionados

Maestros   /   Mahoma   /   Atentado en Francia   /   Islamofobia   /   Emmanuel Macron   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO