Internacional

REBELIÓN EN CHILE

Con tomas de colegios, estudiantes de Chile exigen ingreso irrestricto a la universidad

Al menos seis liceos de Chile se encuentran tomados y bloqueados por estudiantes para evitar que se tome la Prueba de Selección Universitario (PSU), y exigiendo el ingreso irrestricto a las universidades.

Lunes 6 de enero | 12:00

Al menos seis liceos (colegios secundarios) amanecieron este miércoles tomados y bloqueados en protesta contra el examen de ingreso a las universidades.
En total son 659 los establecimientos disponibles que funcionan como sedes de la Prueba de Selección Universitario (PSU).

Los estudiantes que protestan contra el PSU y por el ingreso irresctricto a las universidades tomaron dos liceos de la ciudad de Copiapó, uno en Arica, uno en Valparaíso, uno en Quellón y uno en Santiago.

Durante la mañana de este lunes estudiantes del liceo Liceo Domingo Latrille de Tocopilla protestaron delante del establecimiento generando la suspensión de la prueba momentáneamente, también lo fue para el Liceo Municipal Polivalente de la comuna de La Florida, Santiago. Escenas similares se vivieron en varios colegios del país.

En Arica la jornada comenzó con barricadas contra la PSU mientras que distintos liceos han sido parte de protestas e intentos de toma.

Calama quedó sin sede de la PSU, el Colegio Guadalupe de Ayquina, el Liceo Juan Pablo II y el Instituto Obispo Luis Silva Lezaeta cancelaron la rendición de la prueba debido a las protestas.

Acceso irrestricto y derecho a la gratuidad universal

Una de las demandas históricas del movimiento estudiantil chileno es la derogación de la PSU y su reemplazo por un sistema de acceso irrestricto, para terminar con la educación como un privilegio.

Por esto, es necesario que quien decida estudiar en una universidad pueda hacerlo a través de un sistema de bachillerato de calidad que sea preparatorio a los primeros años, para así acabar con un acceso condicionado por la clase social a la cual pertenecen los estudiantes y permita la cobertura de un derecho universal, como lo es el derecho de acceso a la educación.

La lucha social de estos meses deja algunas lecciones de cómo enfrentar un régimen universitario reestrictivo y de élite.

Las organizaciones de estudiantes secundarios como la ACES, CONES, FESA, y diversas coordinadoras estudiantiles deberían levanten instancias democráticas de autoorganización en conjunto con las y los trabajadores, profesores de cada establecimiento, para así lograr un gran movimiento en las calles que dispute una verdadera Asamblea Constituyente, libre y soberana, donde transformemos estructuralmente el modelo educativo, y todos los pilares que sostienen la herencia de Pinochet.

Por una educación pública y 100% gratuita, financiada integralmente por el Estado según las necesidades educativas. Que sea democrática, donde sean las propias comunidades quienes tomen las decisiones y no las figuras autoritarias que hoy velan por sus bolsillos y el mercado educativo, incluso, teniendo la facultad de expulsar estudiantes, como los rectores universitarios y directores de liceos y colegios. Una educación que sea laica y no sexista, sin la imposición de ninguna moral religiosa






Temas relacionados

Educación elitista   /   Rebelión popular en Chile   /   Educación pública   /   Chile   /   Estudiantes   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO