Internacional

BRASIL

Docentes municipales paulistas continúan la huelga contra la reforma previsional

Cerca de 20.000 trabajadores municipales del sector educativo se adhirieron al paro contra el Proyecto de reforma previsional hasta el 15 de marzo.

Miércoles 14 de marzo | Edición del día

Lo que Temer no logró aprobar a nivel nacional, ahora cada golpista pretende implementar en su municipio. El Proyecto de Ley N° 621/2016 - presentado por el ex intendente de la ciudad de San Pablo, Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores (PT), y perfeccionado por el actual intendente de la misma, João Dória del Partido da Social Democracia Brasileira (PSDB) - trata de una versión municipal de la Reforma Federal Previsional que intenta implementar la municipalidad de San Pablo a través del SAMPAPREV.

Pero… ¿qué es el SAMPAPREV?

Es un nuevo sistema de jubilación para los futuros empleados municipales de San Pablo que lo gestionará el sector privado, y que, por ahora, ya aumentó el valor de la contribución de 11% a 14%, llegando incluso a 19% (según el rango salarial), lo que equivale a un salario por año sólo de contribución previsional, y que, si se suma al rango del impuesto a la renta de 27,5%, eso implicaría un descuento del 50% de los sueldos municipales paulistanos todos los meses.

Tampoco se sabe qué ocurrirá con aquellos que ya se jubilaron con el actual sistema previsional municipal (IPREM) con este traspaso del sistema público al privado. Lo que todo indica es que, en un momento determinado, los jubilados por el IPREM no tendrán cómo recibir su jubilación, ya que las contribuciones se harán a la caja del SAMPAPREV. Y como si esto fuera poco, marcaron un techo a la jubilación por un valor de R$ 5.645,80; es decir, también representa un ataque directo a la progresión de la carrera del sector, un derecho duramente conquistado.

La primera votación del proyecto por los intendentes está prevista para que se lleve a cabo entre los días 20 y 23 de marzo, y la segunda entre los días 26 y 28 de marzo.

Frente a toda esta problemática, la lucha paulistana empezó el 19/02 cuando miles de profesionales de la educación realizaron un importante paro en San Pablo, uniéndose a la lucha nacional contra la Reforma Previsional de Temer, demostrando que, más allá de la parálisis de la Central Única dos Trabalhadores (CUT) y de la Central dos Trabalhadores e Trabalhadoras do Brasil (CTB), los docentes no van a cruzar los brazos ante la continuidad del golpe. En ese mismo día, se votó a favor del paro para el 08/03 en una asamblea donde participaron más de 10.000 profesores.

Boicot de las Centrales Sindicales

Cuando llegó el 8M no solo hubo grandes manifestaciones a nivel global y se llevó a cabo el II Paro Internacional de Mujeres, sino que también entre 20 y 30 mil docentes paulistanos, directores, coordinadores pedagógicos y otros trabajadores municipales empezaron a marchar, luego de la asamblea en el Viaduto do Chá, hacia la Avenida Paulista, donde allí se concentraba el acto por el Día de la Mujer que, lamentablemente, las grandes centrales sindicales como CUT y CTB no organizaron, según la convocatoria del Segundo Paro Internacional de Mujeres, haciendo que Brasil tenga poca visibilidad a nivel mundial.

Además, otro hecho desafortunado, fue que el evento gigantesco no pudo contar con todas sus fuerzas, dado que tanto la Associação dos Professores e Funcionários do Ensino Municipal de São Paulo (APROFEM) como el Sindicato dos Profissionais em Educação no Ensino Municipal (SINPEEM) de Cláudio Fonseca, presidente del sindicato, boicotearon el acto cuando APROFEM atravesó con su automóvil con altoparlantes para hacer su propia asamblea enfrente a la Cámara, impidiendo que gran parte del acto prosiguiera. Adelante también estaba SINPEEM con su automóvil con altoparlantes, abandonando así a miles de profesores, no dando la batalla por la unidad del sector, ya que todos saben que un acto de veinte mil personas por las calles de San Pablo hubiese sido una gran presión contra Dória, hecho que las burocracias sindicales no desean, especialmente Claudio que es aliado de Dória en la Cámara. O sea, a pesar de toda la demagogia de la necesidad de unidad, según Cláudio, él divide a todo el sector desde el propio sindicato, impidiendo que haya una sola fuerza en un acto tan importante como ese.

¿Qué hacer si la propia dirección del sindicato no lucha por la unidad ante los diversos ataques?

Para frenar el SAMPAPREV de Dória, que quiere implementar un enorme ataque contra los trabajadores municipales de San Pablo, haciendo que estos paguen con sus salarios y jubilaciones la deuda de la crisis, Nossa Classe Educação plantea que debe haber una unión que vaya más allá del sector. El SINPEEM, que está afiliado a la CUT, tiene que exigir a su central sindical y también a la CTB para que disponga de toda su fuerza para acercar solidaridad al paro, pues esta victoria puede ser el ejemplo contrario de lo que Dória quiere dar a entender a los golpistas y a la burguesía de que puede meter una reforma provisional. Para ganar la fuerza necesaria, hace falta que todos los sindicatos de los demás sectores dirigidos por estas centrales expresen su apoyo activo a esta lucha, sumándose a las asambleas, a los actos y a otras acciones, y demostrando a Dória que no están solos.

A partir de estas pequeñas fuerzas, Nossa Classe Educação hace un llamado a la solidaridad a la Central Sindical e Popular (CSP Conlutas), y a todos los partidos de izquierda para que apoyen activamente esta lucha. Y pensando en cómo construir la victoria, confían en su gran fuerza, y necesitan empezar desde ya grandes comandos de huelgas en todos los rincones, con delegados revocables electos en cada escuela, para discutir y organizar la huelga, de manera colectiva, en todas las escuelas, de forma articulada y en unidad, pensando todo el tempo en cuáles son las mejores tácticas que se pueden utilizar para buscar el apoyo de toda la comunidad escolar paulista, traspasar el cerco de los medios de comunicación, ganar el apoyo y las fuerzas necesarias para poner a Dória de rodillas.

Solamente tomando el rumbo de las huelgas por las manos se podrá vencer. También es necesario que exista una comisión electa por la base del sector en todas las mesas posibles de negociación, dado que Cláudio Fonseca es concejal por el Partido Popular Socialista (PPS) de Brasil y aliado de Dória.

Nossa Classe Educação también defiende que la huelga es un derecho conquistado, no es un crimen, por lo tanto, no debería haber puniciones como ocurrió el año pasado con el caso de las reposiciones de días lectivos. Todos viven en carne propia las políticas del PSDB al desgastar a los luchadores, para que Dória pueda hacer con los trabajadores lo que Alckmin, gobernador de San Pablo, viene haciendo en el estado. Esto es inaceptable, los docentes son los primeros en querer reponer los días lectivos a los alumnos, pero esto se debe realizar según las necesidades de cada escuela, y debe ser organizado por los propios huelguistas. El sindicato debe defender los derechos de los docentes, y el derecho a la lucha es uno de ellos. Por eso, una de las pautas del paro es la siguiente: Ninguna punición, reposición flexible y organizada por cada escuela.

La próxima asamblea y manifestación del sector se llevará a cabo el 15 de marzo, a las 14 horas, enfrente a la Cámara Municipal, en el día y lugar de la audiencia pública en la Cámara contra el SAMPAPREV.







Temas relacionados

Educación pública   /    Michel Temer   /    San Pablo   /    Docentes   /    Huelga   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO