Economía

CATÁSTROFE ECONÓMICA Y SOCIAL

Dólar paralelo en Venezuela supera los 500.000 bolívares y salario mínimo mensual US$ 0.8

El precio del dólar paralelo que se usa como referencia para la mayoría de los negocios y transacciones en el país, superó este miércoles la barrera de los 500.000 bolívares soberanos por cada unidad de la divisa estadounidense.

Miércoles 28 de octubre | 21:15

Foto de archivo albertonews

Según el portal no oficial "Monitor Dólar Venezuela", que hace un promedio de las distintas casas de cambio, el dólar se vende a 508.242,82 bolívares soberanos, lo que supone un incremento del 1,6 % con respecto a la cotización con la que cerró el martes. La casa de cambio que ofrece una menor tasa paga el dólar a 490.516,93, mientras que la que ofrece la cantidad más alta ha fijado la tasa en 541.780,00, según los datos de "Monitor Dólar Venezuela".

La tasa oficial, que fija el Banco Central de Venezuela (BCV) no ha actualizado la cotización del bolívar soberano este miércoles y ofrece todavía del martes, cuando cerró en 471.188,8 unidades de la moneda local por cada dólar. Prácticamente corriendo par a par con el paralelo.

Este nuevo récord de la divisa no hace más que expresar una catástrofe que no deja de profundizarse agudizando las calamidades para las familias trabajadoras en medio de la pandemia que afronta el colapso de los servicios más elementales como el agua, gas, electricidad a lo que se le ha sumado la escasez de gasolina. Hace unos días vimos la despampanante propuesta de un alto militar de una campaña de recolección y distribución de leña en la región andina frente a la escasez del gas doméstico en el país.

Te puede interesar: Insólito: Mayor General Ovidio Delgado lanza campaña para uso de leña ante escasez de gas doméstico

De este modo, el salario mínimo, que percibe buena parte de la población venezolana y está ubicado en 400.000 bolívares, queda reducido a menos de 0,8 dólares mensuales.

Es una verdadera hecatombe lo que ha ocurrido con el valor de la fuerza de trabajo, desde hace varios años no alcanza ni siquiera para la reproducción más elemental: comer todos los días y trasladarse al trabajo, por ejemplo, es algo que no se puede hacer de ninguna manera con el nivel que ha alcanzado, ni hablar de otras cuestiones básicas.

El bolívar ha pasado por dos procesos de reconversión monetaria: en 2008 perdió tres ceros y pasó a llamarse bolívar fuerte, mientras que, a mediados de 2018, le restaron otros cinco ceros con lo que fue rebautizado como bolívar soberano. Es decir, que al bolívar soberano ya le han sido eliminados ocho ceros en las dos reconversiones monetarias precedentes.

Te puede interesar: A un año de la conversión monetaria, el salario más bajo en la historia y pobreza extrema en Venezuela

La pobreza y la miseria no hace más que aumentar en una voraz hiperinflación, haciendo pagar la crisis a la clase trabajadora y los sectores populares.

Ante esa inestabilidad de la moneda, Venezuela vive un proceso de dolarización de facto o "espontánea", con lo que la mayor parte de los productos que se ofrecen a la venta se exponen en dólares, aunque se puede pagar en la cantidad equivalente en bolívares soberanos.

Mientras la dolarización de la economía continúa a paso acelerado, los productos de primera necesidad se venden o tasan sus precios en dólares, es cada día más cuesta arriba adquirir los productos. Artículos básicos para defenderse de la pandemia como jabón, alcohol o las mascarillas de uso obligatorio en las calles son realmente incomprables para la mayoría de las personas.

En esos casos, los comercios suelen fijarse en la tasa de cambio del mercado paralelo, y no en la oficial. Este tipo de pagos se ha extendido incluso en las zonas más populares, donde el cálculo de los precios ya se hace en dólares. Aquellos que desean pagar en bolívares deben hacerlo con tarjeta, puesto que el billete de más alta denominación es el de 50.000, es decir, menos de 10 centavos de dólar.

Como vemos el dólar oficial es prácticamente igual al paralelo. Es decir, el Gobierno de Maduro lleva a cabo devaluaciones desenfrenadas, siendo que el paralelo y el dólar oficial van cabeza a cabeza. Es la política conscientemente antiobrera del gobierno de Maduro y de toda su casta gobernante en complacencia con los empresarios ligados al propio gobierno y a la oposición, donde el gobierno les libera el dólar a su antojo, sufriendo las consecuencias el pueblo trabajador.






Temas relacionados

Hiperinflación   /   Catástrofe económica Venezuela   /   Nicolás Maduro   /   Salario mínimo   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO