Política Venezuela

VENEZUELA - CRISIS POLITICA

El Gobierno de Maduro anuncia que iniciará el proceso para abandonar la OEA

La ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, anunció que Venezuela iniciará un procedimiento para abandonar la OEA luego de la convocatoria de este organismo a una reunión de cancilleres sin el aval del país.

Jueves 27 de abril

Este miércoles, la Canciller anunció desde el palacio presidencial de Miraflores en una declaración transmitida por el canal VTV: "El día de mañana, tal como ha indicado el presidente, Nicolás Maduro, presentaremos la carta de denuncia a la Organización de Estados Americanos e iniciaremos un procedimiento que tarda 24 meses". Sostuvo que Venezuela no participará "de ninguna actividad, de ningún evento donde se pretenda posicionar el intervencionismo y el injerencismo de este grupo de países que solo buscan perturbar la estabilidad y la paz".

Esto sucedió como consecuencia de la convocatoria a una reunión que tomaron este miércoles las misiones permanentes ante la OEA de 16 países miembros: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Jamaica, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay. Allí discutirían sobre la situación de Venezuela, sin la presencia de ningún representante del gobierno de Maduro.

La OEA, que durante toda su existencia se ha caracterizado por ser un organismo pro yanqui, terminó aprobando la convocatoria de la reunión de cancilleres para abordar la crisis política de Venezuela con 19 votos a favor, 10 en contra, 4 abstenciones y una ausencia. El gobierno de Maduro había advertido que dejaría la OEA si se convocaba esa reunión de cancilleres, un proceso para lo que necesitaría esperar dos años y pagar el dinero que adeuda en cuotas pendientes, que asciende a 8,7 millones de dólares.

Los 10 países que votaron en contra fueron: Venezuela, Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Ecuador, Haití, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam. Se abstuvieron Belice, El Salvador, República Dominicana y Trinidad y Tobago, mientras que hubo una ausencia, la de Granada.

Para la canciller Delcy Rodríguez, "son acciones dirigidas por un grupo de países mercenarios de la política para coartar el derecho al futuro del pueblo de Venezuela, para coartar y afectar el derecho a la patria, el derecho a vivir tranquilamente". La ministra dijo también que el retiro de su país de esta organización "no es coyuntural" y "tiene que ver con la dignidad de nuestro pueblo, con la doctrina bolivariana que promueve el no intervencionismo, que defiende la igualdad soberana de los estados, el multilateralismo en igualdad jurídica", y denunció que "las pretensiones de aislar a Venezuela tienen cantado el fracaso en el futuro más inmediato”.

En su discurso acusó a los gobiernos de la derecha del continente como "cónclave de gobiernos mercenarios", para el gobierno son quienes impulsan “la ola de violencia” que se vive en Venezuela el último mes, con decenas de protestas antigubernamentales, y que llevan al menos 29 muertos, cerca de 500 heridos y más de 1.000 detenidos. Afirmó que de aprobarse esta resolución, la oposición se sentirá con “luz verde para hacer y deshacer”, ya que “se sienten apoyados, porque creen que cuentan con el apoyo de la comunidad internacional".

Pero es de destacar que el gobierno de Maduro lleva adelante una fuerte represión siendo que las detenciones se han producido por el accionar de contingentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que también disparan gases lacrimógenos y balas de goma a los manifestantes. Cínicamente el gobierno de Maduro busca no hacerse responsable de las personas asesinadas, escudándose en un supuesto de que muchas de ellas no han caído producto directo de las balas de las fuerzas represivas, sino en circunstancias "poca claras", pero no hay forma de ocultar que el Estado es responsable. Cada día se suman casos de muertes producto de las balas de goma como aconteció este miércoles en las marchas organizadas por la oposición.

Tal vez te interesa: Suman 26 los muertos en las últimas semanas y la oposición prepara nuevas marchas

Por su parte, el embajador de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), Samuel Moncada, admitió el mismo miércoles que su Gobierno prefiere debatir la situación del país en la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (Celac) que en la OEA porque la primera alianza no tiene mecanismo de sanciones. "No hay disposición sancionatoria en la Celac, aquí (en la OEA) amenazan con castigo, es punitivo, todo desaparece en la Celac, el que tenga mala intención no va a poder ejercerla, vamos a discutir francamente, eso desaparece cuando nos salimos de aquí", afirmó Moncada en una rueda de prensa en la OEA posterior al Consejo.

De esta forma anunciaba el retiro de Venezuela de la OEA

La Celac, una de las alianzas regionales impulsadas por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, a diferencia de la OEA, no están EE.UU. ni Canadá, y sí está Cuba.

Venezuela comenzará el proceso de retiro de la Organización de los Estados Americanos (OEA) el jueves con una carta de denuncia ante el organismo por instrucción del presidente Nicolás Maduro.

La OEA, que se caracteriza por implementar su política intervencionista y que apoyó golpes de Estado como en Brasil y Honduras en los últimos años, llamo a esta reunión especialmente a los gobiernos de a derecha regional como Argentina, el gobierno golpista de Brasil, entre otros. Desde estas páginas hemos venido planteando el rechazo abierto a todo intervencionismo que tiene por detrás al propio imperialismo. Hemos sostenido que este rechazo no implica avalar en modo alguno al gobierno de Maduro, que lejos de tomar medidas que ataquen los intereses del imperialismo y sus socios venezolanos, frente a la crisis económica que atraviesa el país ha tomado medidas que afectan a los trabajadores y el pueblo pobre mediante medidas de ajuste.

La resolución de la OEA este miércoles no es más que una constatación de que Venezuela sigue en el foco latinoamericano e internacional. Es indudable que esta resolución le vuelve a dar más aliento a la oposición derechista en su política contra el gobierno, y ya tomó el guante y comenzó a cuestionar esta medida del gobierno de Venezuela y a convocar a nuevas movilizaciones contra el gobierno de Maduro.
La clase trabajadora, en alianza con los pobres y todos los explotados, rechazando todo tipo de intervencionismo del derechismo continental y la injerencia imperialista, debe pelear por una salida independiente frente a la actual crisis imperante, independiente del gobierno de Maduro y de la oposición derechista que en forma demagógica busca capitalizar la crisis del chavismo.

Te puede interesar: Declaración de la LTS ante la crisis actual: ¡Ni el gobierno ni la oposición representan los intereses de los trabajadores y el pueblo pobre!






Temas relacionados

Crisis en Venezuela   /   Política Venezuela   /   Delcy Rodríguez   /   Venezuela   /   OEA   /   Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /   Nicolás Maduro   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO