Internacional

CAPITALISTAS SIN FILTRO

Elon Musk, el "emprendedor" que avala golpes del Estado

El viernes pasado el CEO de Tesla twiteó provocadoramente su apoyo al golpe de estado en Bolivia del año pasado. El mensaje revela las motivaciones imperialistas de la burguesía norteamericana contra los pueblos oprimidos.

Miércoles 29 de julio | 22:56

Elon Musk, el "emprendedor" de Wall Street, causó revuelo en Twitter el pasado viernes cuando sugirió que apoya los golpes de estado que benefician a sus empresas.

Musk, CEO de Tesla y SpaceX, primero tuiteó que un segundo paquete de estímulo del gobierno estadounidense no sería "el mejor interés de la gente". Un usuario de la misma red social respondió: "¿Sabes qué no era lo mejor para la gente? el Gobierno de los Estados Unidos organizando un golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia para que pueda obtener el litio allí". En un tuit posteriormente eliminado, Musk respondió: "¡Daremos golpes a quien queramos! Lidien con ello".

El comentario es una ilustración clara de las motivaciones capitalistas detrás de la agresión imperialista.

Te puede interesar[Claves] Bolivia: golpe, crisis sanitaria y elecciones postergadas

Musk, que no es ajeno a los tuits controvertidos, fue criticado inmediatamente por sus declaraciones provocadoras. Los usuarios de Twitter primero señalaron con razón la hipocresía de su oposición a un segundo subsidio gubernamental: a lo largo de su carrera, Musk ha tomado al menos 5.000 millones de dólares en subsidios gubernamentales, y recientemente firmó un acuerdo para construir una fábrica en Texas a cambio de 64 millones de dólares en exenciones de impuestos.

Mientras tanto, alrededor de 50 millones de personas dependen del fondo de desempleo en Estados Unidos y el desempleo sigue en aumento igual que la pobreza. En este marco, un hecho indignante había ocurrido el 10 de julio. Musk, sólo en ese día, aumentó su fortuna en 6.100 millones de dólares, según la medidora Bloomberg. Una de las empresas que dirige, Tesla Inc., aumentó sus acciones en un 269 % en lo que va del año. Musk alcanzó así el séptimo lugar entre los más ricos del planeta.

Te puede interesar Entrevista con Daniela Castro, Elon Musk y el debate del litio en Bolivia: se busca privatizar los recursos naturales

La respuesta que invoca a Bolivia, es una referencia al golpe de Estado respaldado por Estados Unidos en noviembre que condujo a la renuncia del presidente Evo Morales y al establecimiento de un gobierno ultraconservador de derecha encabezado por la presidenta interina, Jeanine Añez. O sea, el joven multimillonario muestra el verdadero rostro del capital apoyando un golpe que integró una alianza entre el Ejército y la policía, junto a la Iglesia Católica y la burguesía blanca supremacista agroindustrial, que incendió la bandera de la whipala, símbolo de los pueblos originarios de América Latina y arengó que "la biblia vuelva a entrar al Palacio Quemado".

La razón de Musk en el caso boliviano, es que el país tiene una de las reservas de litio más grandes del mundo. Por esto, la región es seductora para empresas multinacionales como Tesla, que podrían obtener beneficios siderales al competir en un mercado de creciente demanda del mineral para alimentar autos eléctricos y baterías. De hecho, el golpe ocurrió menos de una semana después de que Evo Morales canceló un acuerdo con una empresa alemana para explotar los depósitos de litio del país.

Este viernes, el propio Morales tuiteó que Musk, "propietario de la fábrica de automóviles eléctricos más grande del mundo", proporcionó pruebas adicionales de que el golpe y las masacres resultantes fueron por el interés en el litio, y escribió: "¡Siempre defenderemos nuestros recursos!" Lamentablemente ni Evo en el exilio ni los dirigentes del MAS en Bolivia vienen siendo una oposición seria a los planes de ajuste y entrega de la derecha, pero la afirmación sobre la injerencia imperialista es completamente cierta.

Si bien los defensores de Musk argumentaron que “sólo estaba bromeando” (y luego respondió que Tesla obtiene su litio de Australia), nadie puede borrar el significado de fondo que expresó su tuit: la agresión imperialista es necesaria y aceptable para promover los intereses del capital estadounidense en cualquier parte del mundo.

Mientras Elon Musk juega con su celular en twiter creando información falsa para aumentar ganancias desequilibrando el mercado y avala los golpes de Estado que promueve su gobierno, los trabajadores y el pueblo pobre boliviano no dejan de sufrir las consecuencias del caos socioeconómico frente a la crisis del coronavirus.

El sistema de salud es obsoleto desde hace años y ha sido largamente desfinanciado; los hospitales están cerrando debido a la contaminación de equipos dejando a la gente morir en las calles, mientras los enfermos reciben cuidado en sus casas debido a la falta de asistencia del gobierno. La población indígena, que ha vivido en su mayor parte marginada durante siglos, sigue ocupando los trabajos más precarios, sin tener acceso a la salud, educación y las condiciones básicas de vida.

Por eso deben salir a las calles a pesar de la cuarentena para protestar por la salud, salario básico para sobrevivir en cuarentena, entre otras necesidades, y comienzan a enfrentar nuevamente al gobierno golpista de Jeanine Áñez. Por eso vemos en la localidad de El Alto Cabildos Abiertos contra el intento de postergar la elecciones.

Durante la pandemia de coronavirus, hemos visto una y otra vez cómo los políticos y las empresas no dudan en sacrificar al pueblo trabajador a cambio de sus ganancias, obligando a los trabajadores a condiciones sanitarias riesgosas para mantener abiertos sus negocios.

La obsesión mortal de Musk de ganancias se mostró también recientemente en California, donde reabrió su fábrica de Tesla desafiando la orden de cierre del estado y amenazó con acciones legales. Elon Musk es un producto del capitalismo que es admirado como el personaje de Marvel, Tony Stark, pero no tiene nada que envidiarle al Lobo de Wall Street. Sólo derrocando este sistema de explotación podremos poner fin a la violencia ejercida contra la clase trabajadora en todo el mundo.






Temas relacionados

Elon Musk   /   Golpe de Estado en Bolivia   /   Bolivia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO