Política Venezuela

INJERENCIA IMPERIALISTA

La Unión Europea imperialista busca seguir los pasos de Trump en Venezuela

Los gobiernos europeos imperialistas discutieron este martes sobre la “necesidad” de "tomar medidas" contra el gobierno de Maduro siguiendo los pasos de Estados Unidos. Hay que rechazar estas amenazas imperialistas.

Milton D'León

Caracas @MiltonDLeon

Miércoles 30 de agosto

El pasado viernes, Estados Unidos decidió atacar la economía de Venezuela golpeando al sistema financiero, tratándose del primer golpe por parte del gobierno de Trump al mismo, después de haber aprobado medidas contra dirigentes de alto escalón del chavismo. Ahora es la Europa del capital la que discute “medidas” bajo todo un hipócrita discurso de “valores europeos” y de los "derechos humanos universales"

Durante una Conferencia de Embajadores del Servicio Europeo de Acción Exterior, el presidente de la Eurocámara, habló de defender la respuesta a Maduro en Venezuela como parte de la defensa de los valores europeos en el mundo: "Queremos que la voz de Europa se escuche en el mundo, a través de una diplomacia y la promoción de nuestros valores", agregando que "la Unión Europea tiene que liderar el escenario internacional".

Aunque sin especificar a qué tipo de medidas se estarían refiriendo, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, declaró que “hay que tomar medidas contra el régimen antidemocrático de Maduro en Venezuela", enfatizando que “necesitamos seguir adelante con nuestros valores y defenderlos con acciones concretas”. Valores que como cualquiera sabe están cargados de cinismo e hipocresía.

La conferencia de embajadores de la Europa del capital, que se celebra en Bruselas hasta el 1 de septiembre, reúne a los representantes de las delegaciones y oficinas de la UE existentes en el mundo. Desde la Eurocámara han reclamado en los últimos meses en diversas resoluciones del tipo “que Maduro ponga fin a la represión, que se ponga en marcha un calendario electoral en Venezuela y la liberación de los opositores”. Aunque han sido los partidos más ubicados a la derecha los que más han venido presionando para que se tomen sanciones más directas contra el chavismo.

En horas más tempranas de este mismo martes, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, usó el mismo lenguaje de Trump con respecto al gobierno de Maduro al definirlo como de "dictadura" y que luego decretara sanciones. En su primer discurso sobre política exterior ante el conjunto de embajadores franceses reunidos en París, Macron declaró que "Nuestros conciudadanos no entienden cómo algunos han podido ser tan complacientes con el régimen que se está instaurando en Venezuela. Una dictadura que intenta mantenerse en pie al precio de un sufrimiento humano sin precedentes y de una radicalización ideológica preocupante". Pero la Francia imperialista poca moral tiene cuando habla de “sufrimiento humano”, con un breve repaso de su historial basta para que cualquiera se dé cuenta.

Así, en sintonía con el presidente del Parlamento Europeo al declarar su voluntad de "reflexionar junto con gobiernos de América Latina y de Europa sobre la manera de evitar nuevas escaladas (de la tensión), incluidas regionales". Hace apenas una semana, el Ministerio francés de Exteriores condenó la decisión de la Constituyente de Venezuela de asumir las facultades de Asamblea Nacional y consideró "urgente" retomar el “diálogo” para lograr salir de este conflicto.

El discurso de los gobiernos europeos imperialistas sorprenden en cinismo e hipocresía. Hablan de la defensa de “valores” y de los “derechos humanos" que se transformó en una farsa con la reciente “crisis migratoria” europea donde miles de refugiados y de inmigrantes morían tratando de llegar a Europa, personas que al final de un viaje desesperado encontraron represión y precariedad, en una Europa donde crece la xenofobia. Sus “valores” son los de la Europa del capital que es responsable de guerras y ocupaciones militares como en Irak y Afganistán, que llevaron a la emergencia de grupos reaccionarios como el Estado islámico, o de devastar países enteros en sus ex colonias africanas.

La Europa del capital poco tiene que envidiarle a Estados Unidos en violación de derechos humanos e intervenciones extranjeras, participantes activos del el expolio imperialista y las intervenciones militares en los países de África y Asia. Más aún, llevan a cabo una política criminal dentro de sus propias fronteras hacia los millares de migrantes, acrecentando la xenofobia y el odio. Por eso el discurso que sostienen no es más que puro cinismo. Aunque no han especificado qué tipo de medidas tomarían los gobiernos europeos, es más que claro que hay que rechazar también estas amenazas y eventuales sanciones de la Europa imperialista. Rechazar tales amenazas imperialistas de modo alguno significa avalar el gobierno de Maduro.

Lee también: Rechazamos las nuevas sanciones imperialistas de Trump






Temas relacionados

Crisis Venezuela   /   Política Venezuela   /   Venezuela   /   Imperialismo   /   Nicolás Maduro   /   Emmanuel Macron   /   Unión Europea   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO