Política Venezuela

CRISIS POLÍTICA

La oposición mostró fuerza en las calles y el chavismo convocó en Miraflores

Este miércoles decenas de miles marcharon en Caracas y otros puntos del país, contra la suspensión del revocatorio a Maduro. El chavismo, por segunda vez, hizo lo suyo para defender al gobierno.

Jueves 27 de octubre de 2016

La movilización más contundente la realizó este miércoles la oposición. Si bien, al parecer, no alcanzó la fuerza que tuvo el pasado 1 de septiembre, sí constituyó una terminante demostración de fuerza en la que la oposición buscaba mostrar músculo para darle acción de calle a las distintas votaciones que ha realizado en la Asamblea Nacional, que en sí mismas han venido careciendo de efectividad práctica en el marco de conflicto de poderes existentes.

En Caracas, el grueso de la manifestación de la oposición se concentró en las calles del este de la ciudad, su principal bastión, y especialmente en la autopista Francisco Fajardo que une al este con el oeste del país. Fue en el medio de esa vía donde los principales dirigentes de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) realizaron su acto político, hablando sus principales voceros.

Es decir, se mantuvo en la zona de los municipios que controla mayoritariamente la oposición y no avanzó hacia el oeste, centralmente hacia el municipio Libertador (que coincide con el Distrito Capital), donde se encuentran los principales poderes públicos centralmente el Palacio de Miraflores, la casa presidencial. La oposición declaró que no marchaba hacia Miraflores para “darle tiempo al gobierno hasta el 3 de noviembre”, pero en verdad respetaban un acuerdo ya hecho previamente incluso con el propio gobierno bajo la mediación del enviado del Papa, monseñor Emil Paul Tscherrig.

Es que mientras se realizan estas demostraciones de fuerza se vienen realizando por abajo aceleradas reuniones que llaman de “exploratorias” entre representantes del gobierno y de la oposición, y que se han intensificado más aún luego de la llegada del enviado del Papa Francisco al país el pasado sábado.

Por su parte el chavismo también convocaba por segunda vez consecutiva a otra marcha hacia los alrededores de Miraflores que si bien era menor a la convocada por la oposición, no dejaba de demostrar que el gobierno aún mantiene una base social, aunque claro está muy lejos de la que supo tener en su momento Chávez.

Te puede interesar: Tensiones y negociaciones en medio de una crisis que se agudiza

Durante su acto central, la oposición convocó este miércoles a lo que llamó “una huelga general de 12 horas” el próximo viernes en todo el país para mantener “vacías las calles” y al "país desierto", así como a una manifestación hacia Miraflores el 3 de noviembre, de acuerdo a lo anunciado por el secretario ejecutivo, Jesús Torrealba, en nombre de toda la MUD.
Es de aclarar que cuando la oposición habla de “huelga general” centralmente se está refiriendo a un paro patronal al estilo de cómo ya lo ha hecho en otros momentos, teniendo un contenido centralmente político. El representante de la MUD indicaba que este cese de actividades se hará "en protesta por la violación al derecho al voto", mientras la Asamblea Nacional avanza en la "ruta parlamentaria para aprobar la separación del cargo (de Nicolás Maduro) por abandono del mismo".

La Fedecámaras, la principal federación patronal del país, declaró este miércoles que cada empresa decidirá por si se suma a “la huelga general” anunciada hoy por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pero claramente alineada con la iniciativa de la MUD llamando a "retomar el hilo constitucional" y exhortando a la "inmediata restitución del Estado de Derecho". En abril del 2002, una masiva protesta antigubernamental que llegó hasta el Palacio de Miraflores, donde Fedecámaras jugó uno de los papeles principales, devino en un breve golpe de Estado contra el entonces presidente Hugo Chávez dejando además, decenas de fallecidos.

Mientras tanto Maduro, ante miles de simpatizantes que realizaron una marcha convocada por el chavismo en Caracas en su apoyo, llamaba a los trabajadores y empresarios desatender el llamado a huelga general de 12 horas hecho por sus opositores. "Llamo al trabajo, y con el trabajo a derrotar aquellos que quieren hacerle daño a nuestra patria, aquellos que quieren llenarnos de violencia, a aquellos que quieren llevar a la patria a una desestabilización", sostuvo Maduro.

Entre la marcha convocada a Miraflores y el probable encuentro entre la oposición y el gobierno

La Asamblea Nacional tiene previsto sesionar el próximo martes, luego de aprobar un proceso para determinar la responsabilidad política de Maduro, a quien citó a comparecer en la Cámara el 1° de noviembre, en lo que llaman la "ruptura del hilo constitucional" en el país e "iniciar el procedimiento de declaratoria de responsabilidad política del presidente de la República". Por eso es que Capriles aseguró este miércoles que"la Asamblea Nacional el próximo martes puede declarar no solo la responsabilidad política de Nicolás Maduro, sino también podría declarar el abandono del cargo lo que conllevaría a un nuevo proceso electoral”.

En función de esta sesión de la Asamblea Nacional es que los dirigentes de la MUD dijeron que marcharán el próximo viernes al Palacio de Miraflores para supuestamente notificarle a Maduro, las decisiones que adopte el Parlamento. Que de acuerdo a Ramos Allup, presidente de la AN, "el 3 de noviembre le vamos a notificar a Nicolás Maduro que fue declarado por el pueblo venezolano incurso en responsabilidad política en abandono de cargo".

Aunque de aquí hasta el martes entrante no digamos hasta el viernes, mucha agua puede pasar en medio de las altisonantes declaraciones de la oposición. En el medio se cruza la reunión planificada y anunciada por el enviado del Papa para el próximo domingo 30 de octubre e inicialmente convocada para hacerse en la Isla Margarita.

Henrique Capriles ha afirmado también este miércoles en nombre de la MUD que "No vamos a la isla de Margarita el domingo”. Pero al parecer se trataría de un juego de palabras demagógicas para mostrar tensión, pues ya la MUD ha afirmado que dicha reunión se podría hacer en Caracas u otro lugar del país, menos en Margarita. Siendo que la Conferencia Episcopal Venezolana ya anunció vía un comunicado oficial, que la reunión entre la oposición y el gobierno de Maduro se realizará este 30 de octubre, sin especificar el lugar en que se haría, y que servirá para "poner los puntos sobre la mesa" de la agenda y no para dar “inicio del diálogo”, y a este anuncio, la MUD no ha hecho la mínima objeción.

Te puede interesar: Declaraciones desencontradas en torno al anuncio de diálogo bajo los auspicios del Papa Francisco

Si bien la situación política del país es tensa en medio de una crisis que se agudiza, la presencia del enviado del Papa en Venezuela, el nuncio en Argentina, Emil Paul Tscherrig, así como la de los mediadores internacionales encabezados por el español José Luis Zapatero, no es por turismo político. Más aún, el Vaticano tiene una vasta experiencia en conflictos de mayor envergadura como es el de los recientes acuerdos entre Estados Unidos y Cuba de una mayor complejidad, y ha decidido meterse de lleno en Venezuela.

De esta manera, no es de descartar que todas estas demostraciones de fuerza tanto institucionales como acciones de calle no serían para establecer una mejor relación de fuerzas en la mesa de negociaciones, demostrando cómo se burlan y juegan con sus calamidades, y cuán lejos están de responder a las grandes necesidades del pueblo.

Por eso en medio de todas estas disputas entre las principales fuerzas políticas del país no hay nada progresivo para la clase trabajadora más allá de las distintas retóricas que se usan tanto desde el gobierno de Maduro como desde la MUD. El pueblo viene sufriendo una agobiante crisis que el gobierno con sus políticas de ajuste deja descargar sobre sus espaldas; por su parte la derecha de la MUD, con su política demagógica se monta para pescar en río revuelto pero encarna todo un plan reaccionario y antiobrero.

Te puede interesar: Frente a la crisis imperante ¡Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana y un Plan de Emergencia obrero y popular!






Temas relacionados

Política Venezuela   /   Venezuela   /   Henrique Capriles   /   Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /   Chavismo   /   Nicolás Maduro   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO