Política Venezuela

NUEVAS DESIGNACIONES DE MILITARES

Maduro refuerza la presencia de los militares en el Gobierno y en empresas claves como PDVSA

Con esas designaciones, el Ejército pasa a controlar 9 de los 14 Ministerios relacionados con las áreas de Economía e Infraestructuras, teniendo en sus manos los sectores que generan renta.

Martes 28 de noviembre

Este domingo Maduro, realizó algunos cambios en el gabinete ministerial y al primero que designó fue al mayor general Manuel Salvador Fernández Quevedo como nuevo ministro de Petróleo y presidente de PDVSA. Quevedo es un militar de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) quien ha estado al frente del Ministerio de Vivienda y Hábitat en 2015, así como de la presidencia de la Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor en 2014. Antes de su designación a Vivienda, este militar había sido hasta mayo de 2014 el jefe del Comando Regional Nº 5 de la GNB, grupo que fue desplegado para controlar las manifestaciones organizadas por la oposición aglutinada en la MUD ese año en Caracas.

Además, Maduro colocó al general de la GNB Ildemaro Villaroel como Ministro de Vivienda y Hábitat y presidente de Barrio Nuevo Barrio Tricolor. Durante la gestión de Quevedo en estos entes públicos, Villarroel había sido su mano derecha pero también lo fue en el Comando Regional de la GNB N°5.

También fue designado como nuevo Ministro para el Transporte el mayor general Carlos Osorio como Ministro para el Transporte, quien venía con altos puestos en esta cartera, pues apenas hace dos meses fue designado como presidente de la empresa de autobuses Yutong y de la Misión Transporte. Este mayor general viene de ocupar altos cargos asignados por el Ejecutivo desde 2010. En ese año fue asignado a la presidencia de Pdval y Ministro de Alimentación en donde se mantuvo hasta 2013.

En abril de 2014, Maduro lo designó Ministro del Despacho de la Presidencia, puesto al que regresó en junio de 2017, en 2015 fue pasado nuevamente al Ministerio de Alimentación y nombrado presidente de la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (Casa). En enero de 2016 fue llevado a la jefatura de la Región Estratégica de Defensa Integral (Redi) Central (Aragua, Carabobo, Miranda, Vargas, Yaracuy y Distrito Capital). Es de destacar que Osorio ha estado entre los personajes que ha sido visto por la población como corrupto, e incluso mal visto como “gerente”, pero ha sido uno de los militares que siempre ha caído bien parado.

Maduro ubicó también en el Ministerio de Comercio Exterior a José Gregorio Vielma Mora, luego de que perdiera la reelección a la Gobernación del Táchira en los comicios regionales del 15 de octubre de este año. Si bien ya es retirado, Vielma Mora pertenece al sector militar, siendo que el 4 de febrero de 1992 formó parte del grupo de oficiales que, al mando de Chávez, participó en el intento de golpe contra el presidente de aquel entonces, el neoliberal Carlos Andrés Pérez.

Como se ve Maduro refuerza con militares sectores claves donde se manejan altos recursos, aumentando la presencia de integrantes de las Fuerzas Armadas en el gobierno quienes avanzan en áreas que hasta el momento venían teniendo solo civiles al frente como es el sector petrolero. Con esas designaciones, el Ejército pasa a controlar 9 de los 14 Ministerios relacionados con las áreas de Economía e Infraestructuras, teniendo en sus manos los sectores que generan renta. Además, de los 32 ministerios, una docena está liderada por uniformados. Es que Maduro se ha venido sosteniendo con el apoyo central de las Fuerzas Armadas, por eso las manifestaciones organizadas por la MUD entre abril y julio, buscaron dividir a los militares o que algún sector se rebelara, objetivo que nunca logra.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, respaldó todos estos nombramientos, particularmente la designación del mayor general Quevedo. Por eso lo que más se destaca es la designación de este militar al frente del Ministerio de Energía y Petróleo y quien estará al frente de PDVSA. Suple respectivamente al frente de la empresa y del Ministerio de Petróleo a Nelson Martínez y Eulogio del Pino, dos personajes considerados de “perfil técnico”. Ahora controlando PDVSA los militares avanzan a un control completo desde donde se generan y manejan altos recursos.

Con el discurso de la lucha contra la corrupción, se avanza en todo un proceso de "militarización" de PDVSA según ha trascendido que no acaba con la designación de Quevedo, pues se espera que en los próximos días más militares asumirán puestos de dirección en PDVSA. Siempre fue más que sabido que era el deseo de los militares desde hace tiempo meterle mano directamente a la empresa petrolera responsable del ingreso del 96% de las divisas que ingresan al país.

Pero la llegada de los militares a PDVSA no comienza recientemente. A finales enero de este año, Maduro realizó cambios en la junta directiva de la compañía petrolera cuando sustituyó a los vicepresidentes en las áreas de Exploración, Refinación, Comercio y Finanzas, ampliando además la junta directiva instaurando una nueva Vicepresidencia ejecutiva de la que se ha encargado la vicealmirante Maribel Parra, una militar que forma parte desde ese entonces de la directiva de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineral, Petrolíferas y de Gas, Camimpeg.

Los militares venían exigiendo cada vez más espacios no sólo políticos sino económicos, siendo que además de su gran presencia en el tren ministerial, tienen un gran peso en el sector empresarial del Estado, que se ha incrementado con la llegada de Maduro al gobierno. Así, por ejemplo, el 19 de abril de 2013, seis días después de asumir la presidencia, Maduro asomó la instauración de una “poderosa” zona económica militar con el fin de “satisfacer la demanda de la FANB”, y apenas tres meses después, el 9 de julio de ese año, formalizó la Zona Económica Militar Socialista con la apertura de unas primeras seis empresas que abarcan disímiles sectores, desde transporte, agricultura y comunicaciones hasta finanzas, bebidas y construcción.

Así, entre el período de julio de 2013 hasta febrero de 2016, el Ministerio de Defensa creó 11 empresas para el “desarrollo económico de la FANB” que abarcan los sectores económicos que antes detallamos, siendo parte de ellas, la compañía Camimpeg, que tiene una amplia gama de atribuciones, desde servicios petroleros de gas y explotación minera, mantenimiento de pozos petroleros, reparación de taladros, importación de productos y equipos, transporte, obras civiles, descontaminación ambiental, entre otros. Donde más recientemente también han avanzado es con su alta presencia en el Arco Minero del Orinoco en la región de Guayana para la explotación del oro y otros tipos de metales. Con PDVSA coronan el sector más clave. Todo esto, una vía por la cual Maduro se asegura la fidelidad del alto estamento militar.






Temas relacionados

Autoritarismo Venezuela   /   Crisis Venezuela   /   FANB   /   Política Venezuela   /   PDVSA   /   Venezuela   /   Nicolás Maduro   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO