Internacional

POBREZA EN EE. UU.

Más de 11 millones de familias en Estados Unidos podrían quedar en la calle

El número de propietarios e inquilinos que están atrasados ​​en sus pagos se duplicó desde el inicio de la pandemia, una amenaza que afectaría en particular a afrodescendientes e hispanos si se levanta finalmente el veto a los desalojos en EE. UU., según un informe emitido por la Oficina de Protección Financiera al Consumidor.

Martes 2 de marzo | 12:27

Foto: Getty Images

Más de 11 millones de familias podrían perder sus hogares si se levanta finalmente el veto a los desahucios en Estados Unidos, donde el número de propietarios e inquilinos que están atrasados ​​en sus pagos de alquiler o hipoteca se duplicó desde el inicio de la pandemia, una amenaza que afectaría en particular a las minorías afrodescendientes e hispanas, según un nuevo informe emitido este martes por la Oficina de Protección Financiera al Consumidor de Estados Unidos (CFPB, por sus siglas en inglés).

Con un 6% de las hipotecas en mora a diciembre de 2020, actualmente un total de 2.1 millones de hipotecas se consideran "gravemente morosas", con los prestatarios con más de 90 días de atraso en sus pagos. Además, se estima que 8.8 millones de hogares de inquilinos están atrasados ​​con el alquiler, pero continúan en sus hogares gracias a las medidas de excepción aprobadas a nivel federal y estatal por la pandemia de coronavirus, según la CFPB.

Te puede interesar Cortes de luz y frío extremo afectan a millones de familias pobres en Texas

Si bien los programas de ayuda covid-19 han reducido el número de ejecuciones hipotecarias y desalojos hasta ahora, la CFPB estimó que 11 millones de familias podrían estar en riesgo de perder sus hogares cuando expiren las medidas.

En enero de 2021, había 2,7 millones de prestatarios en indulgencia activa, y de ellos, más de 900.000 habrán estado en indulgencia durante más de un año a partir de abril de 2021.

El CFPB señaló que 263,000 prestatarios gravemente morosos no han aceptado la indulgencia hasta la fecha y advirtió que si las opciones de alivio por el coronavirus expiraran antes de que lo hagan, tendrían opciones limitadas para evitar la ejecución hipotecaria.

El mes pasado, el presidente Joe Biden amplió la prohibición de desahucios por impago de renta hasta finales de marzo y la prohibición de desahucios por impago de hipotecas con respaldo federal expira a finales de junio.

"Para decirlo llanamente: tenemos muy poco tiempo para evitar que millones de familias pierdan sus hogares", explicó el director de la CFPB, Eric Uejio, en un comunicado.

Te puede interesar Amazon se desespera por detener la campaña sindical en Alabama-

"Estoy muy preocupado por los posibles desahucios masivos que dejarían a millones de familias en la calle. Sería un desastre humanitario y de salud pública y además tendría consecuencias en el sector inmobiliario y en nuestra economía en su conjunto", apuntó, citado por Europa Press.

Esta amenaza se cierne en particular sobre las minorías. En diciembre de 2020 eran un 7% los hogares blancos con atrasos en los pagos, mientras que era del 22 % en el caso de hogares afrodescendientes, del 18 %en el caso de hogares de hispanos y del 13% en el de hogares asiáticos.

Los afrodescendientes e hispanos corren más riesgo de contraer coronavirus y morir que los blancos, porque es menos probable que tengan un empleo que les permita teletrabajar y más probable que estén en sectores laborales más expuestos al riesgo del coronavirus.

Análisis Lucha de clases en la era Biden

"En particular en comunidades negras e hispanas, muchos no se han recuperado aún de la última crisis económica de hace más de una década y esas mismas comunidades están de nuevo llevando un peso desproporcionado de la pandemia a nivel económico y sanitario", agregó.

Millones han quedado sin trabajo durante la pandemia por abandono total de las empresas, mientras sujetos como Jeff Bezos, Mark Zukerberg o Elon Musk entre otros, multplicaron sus ganancias por miles de millones de dólares. Además, los gobiernos estadounidenses han demostrado reiteradas veces estar del lado de la especulación inmobiliaria como vimos en su máxima expresión durante la crisis de 2008, hoy en día sucede la misma situación. Lo único que propone Biden son prórrogas mientras las necesidades básicas no están cubiertas.

El capitalismo en EE. UU. ha sido presentado como “el sueño americano”, la realidad muestra que se trata de una verdadera pesadilla para millones de trabajadores y trabajadoras. Por eso, sobre todo durante el 2020 cuando la pandemia expuso las mayores contradicciones del capitalismo que hemos visto distintos fenómenos de lucha de clases en EE. UU.. Por ejemplo, los trabajadores esenciales por condiciones de salud, la lucha del Black Lives Matters contra la violencia policial estadounidense y los sindicatos de inquilinos en Nueva York y Filadelfia contra los desalojos son pasos en este sentido. También fenómenos novedosos de trabajadores que luchan por condiciones básicas de trabajo como la campaña de sindicalización de los trabajadores de Amazon, que si triunfan podría ser un enorme ejemplo para el resto de la clase trabajadora del país.






Temas relacionados

Criminalización de la pobreza   /   Joe Biden   /   Pobreza   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO