Internacional

CORONAVIRUS

Nueva York: Amazon despide a un trabajador luego de organizar una protesta por medidas sanitarias básicas

El lunes 30 de marzo, Chris Smalls ayudó a organizar a 50 trabajadores en una huelga en el depósito de Amazon en Staten Island, Nueva York. Los trabajadores tomaron medidas porque la empresa no los protege. Uno de sus compañeros de trabajo dio positivo por el coronavirus la semana anterior; la compañía afirma que este es el único caso, pero los trabajadores dicen que ha habido al menos 10 y que la gerencia no les notificó ni limpió adecuadamente su lugar de trabajo. No se les está suministrando con equipo de protección y no hay distanciamiento social dentro del depósito.

Martes 31 de marzo | 21:58

La huelga organizada por Smalls atrajo una gran atención de los medios. Los trabajadores de Amazon se movilizaron exigiendo medidas de protección en todo el país, también lo hicieron los de Whole Foods, así como a los trabajadores de residuos de Pittsburgh y otros.

Tal vez te interesa: Huelga en Amazon: "Nuestras vidas también son esenciales"

El mismo lunes, la compañía despidió a Smalls por "violar las pautas de distanciamiento social y negarse a permanecer en cuarentena ..." Es una acusación particularmente llamativa de cómo funciona realmente el capitalismo cuando un trabajador es despedido por lo mismo contra lo que está luchando. No hay límite para el desprecio de los jefes hacia todos nosotros.

Los trabajadores de logística, desde Amazon hasta Instacart, están siendo atacados no solo por COVID-19 sino también por compañías que anteponen sus ganancias a las necesidades humanas. Estos trabajadores cumplen un papel vital mientras muchas personas hacen frente a la pandemia al quedarse en casa. Los trabajadores de la salud son solo una parte de la "primera línea" contra el brote. Los trabajadores de logística son otra parte. Entregan alimentos y otros artículos de vital importancia a los hogares de todo el país.

Their companies are putting them at unique risk. These workers cannot work from home. Most of them are either gig workers or paid very low wages. Missing work means not being able to sustain themselves. They work in crowded fulfillment centers with thousands of others. Critically important protective supplies such as hand sanitizers and disinfectant wipes are rationed or unavailable. As the Verge recently reported, “Workers at 19 warehouses have tested positive for COVID-19, according to local news reports. So far, Amazon has closed facilities only when forced to do so by government order or worker protest.”

Sus compañías los están poniendo en riesgo. Estos trabajadores no pueden trabajar desde casa, la mayoría de ellos son trabajadores de economías de plataformas o tienen salarios muy bajos. Perder el trabajo significa no poder sostenerse, trabajan en centros de abarrotados con miles de personas. Los suministros de protección de importancia crítica, como desinfectantes para manos y toallitas desinfectantes, están racionados o no están disponibles. Como informó recientemente The Verge, “Los trabajadores de 19 depósitos han dado positivo de COVID-19, según informes de noticias locales. Hasta ahora, Amazon ha cerrado las instalaciones solo cuando se ve obligado a hacerlo por orden del gobierno o protesta de los trabajadores”.

Chris Smalls y los demás trabajadores despedidos en circunstancias similares deben ser recontratados de inmediato. Despedir a Smalls es una advertencia en especial para Amazon, pero también es una amenaza para todos los demás sectores de trabajadores: si eligen luchar, serán despedidos.

Nosotros no nos quedaremos de brazos cruzados. Todos los que compran en Amazon deberían exigirle a Amazon que reincorpore a Chris Samlls (#ReHireChrisSmalls). Los sindicatos y otros sectores de trabajadores también deben levantar esta demanda.

Pero dada la magnitud de la crisis, necesitamos más. Necesitamos que estos trabajadores de logística puedan seguir trabajando, siempre que estén dispuestos, independientemente de lo que digan los jefes. Y deben trabajar de manera segura: con equipo de protección, con distanciamiento social, y el pago de un plus por peligrosidad.

Los jefes ya han demostrado que no pueden garantizar ni siquiera las medidas de seguridad más básicas para los trabajadores. Por lo tanto, los trabajadores debemos tomar nuestra seguridad en nuestras manos: tomar los depósitos de Amazon y los supermercados de las grandes empresas, y poner a los trabajadores a cargo de todo, no solo el trabajo en sí, sino también medidas de emergencia para garantizar la salud y la seguridad de trabajadores y clientes por igual. Si eso significa cerrar alguna instalación para limpiarlo a fondo antes de reabrirlo bajo el control de los trabajadores con nuevos protocolos de seguridad, que así sea. Sin duda, la gran mayoría de las personas con gusto esperarán unos días más para los envíos si eso significa que otros seres humanos estarán a salvo.

Mientras tanto, los salarios de los trabajadores de Amazon deben pagarse en su totalidad, hayan sido despedidos, suspendidos o sigan trabajando. De hecho, deben recibir aumentos salariales inmediatos, un plus por la peligrosidad de sus tareas. Y aquellos que deciden quedarse en casa también deben ser pagados en su totalidad. ¡Hay mucho dinero en la cuenta bancaria personal de Jeff Bezos para cubrir eso!
Como dijo Chris Smalls al hablar con Left Voice ayer: “Levántate. No tengas miedo. Nosotros el poder. Este edificio no puede funcionar sin nosotros ". De hecho, nada puede funcionar sin nosotros, la clase trabajadora.

Artículo original publicado por Left Voice

Traducción: Gloria Grinberg






Temas relacionados

Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO