Géneros y Sexualidades

Argentina

MOVILIZACIÓN NACIONAL

Nuevamente a las calles por #NiUnaMenos

A pocas horas de que vuelva a resonar en todo el país el grito multitudinario por #NiUnaMenos, se revela la cifra de femicidios ocurridos en el último año, desde que se realizara la primera y masiva convocatoria contra la violencia de género.

Andrea D'Atri

@andreadatri

Viernes 3 de junio de 2016

Hace un año, centenares de miles de personas se movilizaron en todo el país, consternadas por los femicidios que ocupaban, pasmosamente, las primeras planas de los noticieros. Desde ese día, hasta la fecha, otras 275 mujeres fueron asesinadas por la violencia machista, razón por la cual 216 niñas y niños perdieron a su madre.

En la última semana, el país se vio conmovido por tres femicidios en los que las víctimas tenían la misma edad de doce años.

La violencia de género que se ejerce contra las mujeres, también se cobra otras víctimas, en lo que se ha dado en denominar femicidios vinculados, cuando el agresor termina con la vida de varones adultos o niños vinculados a la mujer a quien se pretende perjudicar. Por esta razón, murieron 35 hombres y niños entre junio de 2015 y mayo de este año.

Sin embargo, a pesar de estas truculentas estadísticas y de la multitudinaria movilización del 3 de junio del año pasado, las demandas exigidas al gobierno de Cristina Kirchner, a todos los bloques parlamentarios y a la Justicia, fueron desoídas.

Hoy, con el gobierno de Mauricio Macri, los ataques a los derechos de las mujeres se profundizan: no se cumplen los protocolos de atención de abortos no punibles en los hospitales, se desmantelan programas de atención en salud sexual y reproductiva o se achica el presupuesto destinado a proteger a las víctimas de violencia, la justicia condena más fuertemente a una joven pobre acusándola sin pruebas de haberse practicado un aborto, que al responsable político de la masacre del diciembre de 2001. Pero en el afán de congraciarse con Bergoglio, Macri donó recientemente más de 16 millones de pesos para la sede nacional del programa Scholas Ocurrentes que auspicia el Vaticano, la institución que más se opone a los derechos de las mujeres.

Por eso la movilización no sólo gritará #VivasNosQueremos, sino también que, de esa violencia, #ElEstadoEsResponsable.

Como ocurre también con las redes de trata, un rentable y mafioso “negocio” para los capitalistas-proxenetas, que se sostiene en el machismo de una cultura patriarcal donde las mujeres son consideradas meras mercancías de las cuales los hombres pueden disponer a su antojo. Pero que puede funcionar por la participación directa o el manto de impunidad que le proveen funcionarios políticos, judiciales y altos mandos de las fuerzas represivas.

la movilización no sólo gritará #VivasNosQueremos, sino también que, de esa violencia, #ElEstadoEsResponsable.

Y esto sucede, mientras el ajuste cae sobre las espaldas del pueblo trabajador, con tarifazos, inflación y despidos que afectan doblemente a las mujeres: las primeras en ser arrojadas a la desocupación, las más precarizadas, que son jefas de hogar, que son desoídas incluso por los dirigentes sindicales tradicionales.

Nosotras decimos que si tocan a una, nos organizamos miles. Y en cada movilización por nuestros derechos, redoblamos las fuerzas para hacer realidad esa consigna, porque estamos convencidas de que los derechos no se mendigan, sino que se conquistan con nuestra propia lucha.

Como ya dijimos anteriormente, vamos a marchar porque nos sobran los motivos. Te invitamos a ser parte de estas movilizaciones en todo el país. Y a hacerlo junto a las jóvenes, trabajadoras, legisladoras y militantes de Pan y Rosas y el PTS en el Frente de Izquierda. Nosotras decimos que si tocan a una, nos organizamos miles. Y en cada movilización por nuestros derechos, redoblamos las fuerzas para hacer realidad esa consigna, porque estamos convencidas de que los derechos no se mendigan, sino que se conquistan con nuestra propia lucha.

Encontrá aquí los lugares de concentración en todo el país






Comentarios

DEJAR COMENTARIO