Política Venezuela

CRISIS POLÍTICA

Prisión domiciliaria para Leopoldo López: ¿negociaciones en curso?

El nuevo estatus de Leopoldo López de casa por cárcel, se produce en el marco de más de tres meses de tensión política y movilizaciones masivas y posibles negociaciones en curso

Sábado 8 de julio | 12:13

Leopoldo López, uno de los máximos referentes de la derechista coalición MUD, y dirigente de Voluntad Popular, fue trasladado este sábado a su domicilio, desde la cárcel de Ramo Verde. El dirigente, uno de los opositores más duros al gobierno de Maduro, se encontraba detenido desde febrero de 2014.

La prisión domiciliaria fue anunciada desde la cuenta de Twitter del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), donde anuncian que la decisión se tomó por "problemas de salud".

Lo llamativo fue que la noticia sobre el nuevo estatus de Leopoldo López fuera dada a conocer primero desde el Estado Español, a través de un twitter de Mario Rajoy. Esto no es casual, el ex presidente Rodríguez Zapatero, ha venido realizando frecuentes viajes a Venezuela, muchos de ellos reservados, actuando como mediador justamente por la causa de Leopoldo López. Es que Zapatero ha venido teniendo un rol central en las negociaciones entre el gobierno de Maduro y la oposición de derecha, y la posibilidad de que se le otorgue la prisión domiciliaria a López ya había sido barajada hace un mes atrás, aunque no se había hecho efectiva. En todo esto, Rajoy ha hecho explícito que Zapatero cuenta con el apoyo de su gobierno.

Esta decisión del TSJ y del gobierno de Maduro llega a unos pocos días de la irrupción de grupos chavistas en la Asamblea Nacional, durante la que resultaron heridos diputados de la oposición, y que concitó un repudio generalizado no solo a nivel internacional sino incluso en todo el arco político venezolano. El propio Maduro y el TSJ tuvieron que rechazar las acciones de grupos chavistas durante los festejos del día de la independencia, el 5 de julio, y asegurar que se iban a investigar los hechos.

El hecho además tiene lugar en el marco de más tres meses de una crisis abierta que luego de los enfrentamientos ya ha dejado por saldo más de noventa muertos y centenas de heridos, donde ninguno de los dos sectores, ni el gobierno de Maduro ni la MUD, terminan de imponerse.

Te puede interesar: El “referendo” de la MUD y su llamado a “un nuevo gobierno”, nuevo embauque al pueblo trabajador

En estos meses, el Gobierno de Maduro ha venido girando hacia una creciente bonapartización del régimen político, con un mayor endurecimiento de la represión. Esa represión no solo va destinada a la oposición patronal sino también, y muy marcadamente, hacia sectores obreros y estudiantiles que salen a reclamar en el marco de una fuerte crisis social y económica.

En esa creciente polarización política y social, tanto el chavismo como la oposición de la MUD ha venido apelando a las FFAA como salida posible a la crisis en curso. Este viernes fue el mismo presidente Maduro el que volvió a reclamar "lealtad absoluta" a las fuerzas represivas, a pocas semanas de la Asamblea Constituyente llamada por el oficialismo nacional y rechazada abiertamente por los sectores opositores.

Más información: ¿Grietas en las Fuerzas Armadas a tres semanas de la Constituyente de Maduro?

Es más que evidente que lo de prisión de casa por cárcel para López tiene por atrás las negociaciones que en los entre telones se vienen realizando entre el gobierno y la oposición aglutinada en la MUD. Para el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reaccionó tras conocerse la noticia que se trataría de un primer paso, afirmando que: "Saludamos liberación de Leopoldo López, oportunidad de reconciliación nacional y salida democrática a grave crisis". Es que una salida negociada a la crisis está sobre el tapete como hemos venido escribiendo, y no es de extrañar que se estén realizando reuniones secretas. El propio Maduro ha declarado que tales encuentros existen.

Estamos apenas a 22 días de la elección para la amañada Constituyente que ha llamado Maduro para el 30 de julio que hace crisis por todos lados, y en el camino la oposición ha llamado a un referendo para este domingo 16, en una situación donde ha comenzado el “tiempo de descuento” en el que todos los días serán de mucha dinámica y tensión política, porque se define políticamente qué es lo que pasará finalmente.

En este sentido, como hemos escrito en un reciente artículo, Maduro, a sabiendas que puede ir a un fracaso con su política de la Constituyente, puede ser el más interesado en llegar a un acuerdo con la MUD, obviamente que le sea de gran conveniencia al chavismo, como también a la propia oposición, quien a más de tres meses de manifestaciones prácticamente diarias, no ha conseguido su objetivo de hacer tambalear al gobierno o que un sector de los militares le saque su apoyo de manera tal que lo obligara a las “elecciones generales” que vienen llamando.

De surgir nuevas “negociaciones” y “pactos” a pocos días de las elecciones a la Constituyente que llama Maduro, es más que claro que estarán lejos de los intereses las masas trabajadoras y de los sectores populares, en momentos en que es el pueblo trabajador el que continúa sufriendo los padecimientos de una agobiante crisis que se arrastra por más de tres años.






Temas relacionados

Política Venezuela   /   Leopoldo López   /   Nicolás Maduro

Comentarios

DEJAR COMENTARIO