Mundo Obrero Venezuela

CONTINÚAN EN LUCHA

Siguen reclamando por el incumplimiento del contrato colectivo en el Ministerio del Trabajo

Una nueva jornada de lucha llevaron a cabo este lunes los trabajadores del ente rector de las relaciones obrero-patronales en el país. Sin que la coacción los detuviera, con ánimo y vigor reclamaron sus derechos.

Lunes 22 de octubre | 20:25

Trabajadores del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo (MinTrabajo) volvieron a protestar este lunes frente a las instalaciones de la institución. Con pancartas, pitos y consignas plantearon sus reclamos por la vulneración de derechos laborales establecidos en su contrato colectivo.

Señalan que hay un bono –llamado de “Ayuda familiar”– que debieron cancelarles hace mes y medio, así las becas para los hijos que estudian y otra serie de beneficios establecidos en cláusulas del contrato que les estarían confiscando. Otra de las desmejoras ser refiere a los aguinaldos y las vacaciones que, según les han informado, les pagarían por debajo de lo establecido en su contrato colectivo.

Algunos de los carteles hacían alusión a extractos del artículo 89 de la Constitución, que establece el carácter de progresividad e irrenunciabilidad de los derechos laborales.

Artículo 89. “(…) Ninguna ley podrá establecer disposiciones que alteren la intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios laborales (…) Los derechos laborales son irrenunciables. Es nula toda acción, acuerdo o convenio que implique renuncia o menoscabo de estos derechos”.

Un clima de amenazas, hostilidad y actitud represiva

Una de las consignas más coreadas por los trabajadores era la de “¡No queremos amenazas, queremos soluciones!”, y es que, según relatan, dentro de la institución viven un clima de maltratos laborales e intimidación. Como muestra de esto, trascendió que a las trabajadoras que laboran como maestras en la guardería de la institución, y que ejercieron su legítimo derecho a participar del reclamo laboral, las amenazaron con abrirles calificación de despido, con el argumento de que estarían “violentando el derecho a la educación de los niños”. Es decir, según esa lógica absurda, todos los maestros y docentes del país tienen prohibido el derecho democrático a la protesta, manifestación o huelga.

Esta misma actitud de impedir el ejercicio del derecho democrático a la protesta, se habría dado también en las Inspectorías del Trabajo, donde se les prohibió a los trabajadores sumarse a la actividad. Como una escala superior de estos impedimentos antidemocráticos, denunciaron lo que es ya una actitud directamente represiva, como lo fue el hecho de que unidades de transporte que venían del estado Miranda con trabajadores de la institución que querían a sumarse a la actividad, fueron retenidas por puestos de control de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la autopista, y nos los dejaron llegar a la actividad.

En consonancia con eso, desde primeras horas de la mañana la entrada del ministerio se encontraba con una presencia inusual de personal “de seguridad” –que no son los trabajadores que tradicionalmente cumplen funciones de vigilancia–, incluyendo funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), tanto uniformados, como personas de civil, que los trabajadores identifican como agentes de estos organismos, o de los llamados “colectivos”. Operativo que se “retiró” cuando pensaron que ya no se daría la actividad.

Sin embargo, este clima autoritario y de intimidación no dejó de estar presente durante toda la jornada.

Los trabajadores identificaron a personas de civil que, “disimuladamente” tras las columnas o en sitios periféricos a la actividad, se dedicaron sistemáticamente a tomar fotografías de la actividad y de los movimientos de los trabajadores.

En una ocasión un funcionario del Sebin (con sus armas al cinto) abordó a uno de los trabajadores para pedirle información sobre la actividad, “visita” que fue ampliamente repudiada por todos los presentes.

Los trabajadores denunciaron abusos por parte de personas de la seguridad directa del ministro, que se identifican como “colectivos”. De hecho, junto al grito de “¡No somos guarimberos, somos trabajadores!”, resonó también con fuerza el de “¡No queremos colectivos!”

Siguen en la lucha

Sin embargo, nada de esto amilanó a los trabajadores, quienes desarrollaron la actividad con entusiasmo, reclamaron tanto adentro frente al despacho de ministro, como afuera en la entrada, declarando y expresando su opinión ante los diversos medios de prensa que cubrieron la protesta.

Los trabajadores no recibieron ninguna respuesta por parte de las autoridades, nadie los atendió, sin embargo, al final de la jornada hicieron un balance positivo de la actividad, señalando que cumplieron con los objetivos de seguir firmes en la exigencia de que se cumplan los derechos que les están siendo violentados. Afirmaron que con cada nueva acción hay nuevos sectores de trabajadores de la institución que dan un paso al frente y se incorporan a este justo reclamo. Evaluaron una serie de propuestas y definieron próximas acciones.






Temas relacionados

Paquetazo Venezuela   /   Ministerio del Trabajo   /   Convenios colectivos   /   Mundo Obrero Venezuela   /   Salarios

Comentarios

DEJAR COMENTARIO