Política Venezuela

CRISIS DEL TRANSPORTE PÚBLICO

“Son mil bolívares o te me bajas de la unidad”

Cada vez más la crisis del transporte público se ve acelerada, falta de unidades, deterioro de las mismas y cobros abusivos de pasajes

Miércoles 27 de septiembre | 23:43

Llegando de noche a mi casa me consigo con algo particular, me comenta un señor con pinta de obrero, su bolsito y su gorra – “Hay carros, pero están cobrando mil bolívares, que sin vergüenzas”- agregando “provoca quemarles esos carros”. Mi asombro es mayor cuando me entero que los que están cobrando mil bolívares son choferes de la misma línea de transporte.

La crisis del transporte público se ha agudizado en los últimos meses, a la falta de importación de repuestos y nulo recambio por de unidades viejas por nuevas, se suma ahora los aumentos unilaterales de los transportista y el “pirateo” –uso de unidades publicas cobrando tarifas de trasporte privado en forma de contingencia-.

Petare, que se encuentra en el municipio Sucre del estado Miranda gobernados ambos por figuras de la oposición, es un caso aparte, mientras los transportistas en el resto de los municipios de Caracas y Miranda se suman a regañadientes a las gacetas oficiales que marca 280 BSF, pero que apenas a principio de año se ubicaba en 100 BSF. En Petare se cobra regularmente 400 BSF haciendo caso omiso a las gacetas salidas por ley, sin embargo, las personas por miedo a quedar sin transporte para regresar a sus casas terminan pagando el monto extra.

En las últimas semanas se ha visto un modus operandis distinto por parte de los choferes para cobrar más dinero, los de una línea se van a otra y viceversa, para aparecer como carros de contingencia y cobrar como "piratas". Es decir, se intercambian de líneas y rutas y cobran más del doble del pasaje regular, que recordemos ya viene con un plus. La falta de unidades hace que la gente paga el monto que se les impone y como no son choferes de la ruta “no les pueden reclamar”.

Pero esta noche algo cambió, los mismos choferes de la ruta asignada estaban cobrando los mil bolívares. Todos nos subimos a regañadientes a la unidad, pero alguien con la tranquilidad del que sabe qué hace lo correcto pagó su tarifa regular a lo que el chofer respondió: – “son mil bolívares o te me bajas de la unidad”. Como acto reflejo todos empezamos a protestarle, incluso hasta parados de los asientos. Se escucharon cosas como; “si tú eres de la línea descarado”, “quieren que uno solo trabaje para pagar el pasaje”, “no pudiste piratear en otro lado y nos vienes a clavar los mil bolívares a nosotros”. Y muchas más, al chofer no le quedó otra que arrancar la camioneta, nos sentamos orgullosos de haber parado el abuso, por lo menos en esta ocasión.

El caldo de cultivo llamado “economía nacional”, es cada vez es más propicio para este tipo de expresiones defensivas contra la crisis, a la deficiencia de los servicios públicos se suman los aumentos en la comida, los bajos salarios y la aun y constante escases de algunos productos, esto en el marco de unas elecciones regionales que serán un plebiscito más a la figura de Maduro, asediado por presiones imperialistas y una derecha al asecho político. El gobierno nacional deja correr la crisis económica que golpea al pueblo trabajador y profundiza su giro bonapartista y autoritario sin dar respuesta a las grandes masas trabajadoras que sufren la crisis día a día.

El deterioro del transporte público es producto de esta propia crisis, pero quienes la terminamos pagando somos los usuarios con los cobros abusivos, la mala calidad del servicio y de paso viajando en unidades deterioradas que hacen peligrar nuestras vidas por los accidentes, pues la mayoría que los usamos somos trabajadores y estudiantes pobres que vivimos en las periferias. Es decir que los barrios donde se concentra el pueblo trabajador de menos recursos son al mismo tiempo los principales rehenes del mal estado del sistema de transporte.

Es necesario que nos organicemos tanto en nuestros lugares de trabajo como en nuestros lugares de vivienda, en nuestros barrios, constituyendo “comités de usuarios” para defender nuestros derechos, contra los abusos de pasajes y también contra los aumentos arbitrarios, pues allí se nos va una buena parte de nuestros salarios e ingresos.

Es que hay que luchar por nuestro derecho a una vida digna, por nuestras reivindicaciones, por nuestras demandas, , pero para ello tenemos que organizarnos, hay que pelear por la autorganización de los sectores explotados, los de abajo, los trabajadores, impulsar la realización de asambleas en los lugares de trabajo, en el barrio, para discutir nuestros problemas y elaborar un plan de lucha en las calles para frenar todos los ajustes que entre Gobierno y burguesía nacional quien hacer pasar, un ajuste con el que la oposición de la MUD está completamente de acuerdo.

Lectura sugerida: Medidas de emergencia para frenar el hambre y las penurias del pueblo






Temas relacionados

Crisis Venezuela   /   Caracas   /   Política Venezuela   /   Mundo Obrero Venezuela   /   Crisis económica   /   Transporte

Comentarios

DEJAR COMENTARIO