Política Venezuela

ABAJO LAS SANCIONES IMPERIALISTAS

Trump redobla su agresión: anuncia despliegue militar en costas del Caribe y cerca de Venezuela

La osadía imperialista sobre Venezuela continúa. A la fuerte presión para cortar las posibilidades de comercializar el crudo forzando la salida de Rosneft para hacer cumplir sus sanciones, luego ponerle precio a la cabeza de Maduro aludiendo a narcotráfico, este miércoles Donald Trump anunció que "duplicaría" el número de barcos militares y soldados en las costas del Caribe en unos ejercicios militares cercanos también a las costas de Venezuela.

Jueves 2 de abril | 19:44

Trump hizo el anuncio acompañado por el Secretario de Defensa Mark Esper y el Presidente del Estado Mayor Conjunto Mark Milley. "Estamos desplegando destructores navales, barcos de combate, helicópteros, aviones de la fuerza aérea para labores de vigilancia y patrullas de la Guardia Costera, duplicando nuestras capacidades en la región", afirmó Trump, que compareció flanqueado por los militares de su Gobierno.

De acuerdo a algunas agencias como AP, también se exigiría el envío de barcos de la Armada más cerca de Venezuela, en base a funcionarios estadounidenses que hablaron bajo condición de anonimato de acuerdo a dicha agencia de prensa. “Pero no estaba claro qué tan cerca llegarían a las costas venezolanas”, le habrían indicado sus fuentes.

Es de recordar que en enero, otro buque de la Armada, el USS Detroit, realizó una operación de navegación frente a las costas de Venezuela en una muestra de presión contra Maduro. "Esa presencia envía una gran declaración… envía una gran declaración a nuestros amigos, les tranquiliza y luego a nuestros adversarios es un mensaje", sostuvo en su momento el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur del ejército de EE.UU. el mes pasado en una comparecencia en el Congreso.

Fueron los voceros estadounidenses y el propio Trump los que hicieron alusión a Venezuela tras el anuncio del nuevo despliegue militar. El secretario de Defensa Mark Esper después del anuncio de Trump, declaró que "Los actores corruptos, como el régimen ilegítimo de Maduro en Venezuela, dependen de las ganancias derivadas de la venta de narcóticos para mantener su poder opresivo". Justamente refuerzan las “operaciones antinarcóticos” en el Caribe luego de acusación de drogas contra Maduro.

Aparecen con esto cuando no ha pasado ni una semana que el gobierno de EE. UU., en el marco de una de las mayores prepotencias, al mejor estilo del viejo oeste, llegó a colocar precios a las cabezas de dirigentes del alto escalón del Gobierno, incluyendo al propio Maduro, por supuesta conspiración “narcoterrorista que convirtió al Estado venezolano en una plataforma para carteles violentos de drogas”.

No faltaron las recalcitrantes afirmaciones de la derecha estadounidense en la vocería del republicano senador por Florida, Marco Rubio: "Si Estados Unidos acabara de acusarme de tráfico de drogas, con una recompensa de $ 15 millones por mi captura, hacer que la Marina de los EE. UU. realizara operaciones antidrogas en mi costa sería algo de lo que me preocuparía".

Te puede interesar: Prepotencia imperialista: EE. UU. ofrece millonaria “recompensa” por Maduro y otros funcionarios del Gobierno

Así como también acontece pocos días después de que por las sanciones de Trump, la petrolera Rosneft decidiera terminar sus operaciones en Venezuela y traspasar sus activos al gobierno ruso, lo que expresa el aumento del cerco para estrangular más aún la ya colapsada economía del país. Aunque el retiro de Rosneft y pasar sus intereses al gobierno ruso es parte de su política para salvaguardar sus negocios, esto es producto de la presión imperialista para asediar al país y causar el mayor daño posible. Como vemos, con la catástrofe ya imperante, como si no fuera poco, el imperialismo yanqui arrecia en sus acciones para que el objetivo de las sanciones termine de imponerse.

Te puede interesar: Por sanciones de Trump: Rosneft declara terminar operaciones en Venezuela y vende activos al gobierno ruso

Justo este martes, el Gobierno de Trump habló de levantar las sanciones a Venezuela a cambio de la salida de Maduro y se conforme un “Consejo de Estado”. Es claro que el gobierno de Estados Unidos está aprovechando la creciente situación por la pandemia del coronavirus, que amenaza con colapsar el sistema de salud y la economía, para continuar con sus tentativas golpistas y no es ningún espíritu de “democracia” que lo mueve. Con Venezuela con los más bajos precios mundiales del petróleo y una producción por el piso, la catástrofe ya imperante Estados Unidos “ofrece” una “ruta de salida secuenciada” de las sanciones. Es el garrote y la zanahoria actuando en alternancia y de forma complementaria. Levantar sanciones por cambio de gobierno no tiene otro nombre que chantaje y extorsión imperial.

Te puede interesar: Injerencia extrema: Pompeo pide "Gobierno de transición" en Venezuela para levantar sanciones

Algunos medios evalúan que el despliegue es una de las mayores operaciones militares de Estados Unidos en la región desde la invasión de Panamá en 1989 para destituir al general Manuel Noriega del poder y llevarlo a Estados Unidos para enfrentar cargos por drogas. La alusión a Noriega ha sido constante en la propaganda de Estados Unidos, justo porque una medida de ponerle el precio a la cabeza de un presidente en América Latina tuvo como primer caso a Noriega.

Trump afirmaba que "A medida que los gobiernos y las naciones se centran en el coronavirus, existe una creciente amenaza de que los carteles, criminales, terroristas y otros actores malignos intenten explotar la situación para su propio beneficio". Pero se trata del propio Estados Unidos que ha decidido “explotar la situación” de la pandemia por el coronavirus para redoblar su ofensiva contra Venezuela, justamente por la catastrófica situación económica y un país con un muy probable brote de la pandemia en puertas.

La misión militar “mejorada”, de acuerdo a diversos medios, lleva meses preparándose, pero ha adquirido una mayor relevancia luego de la acusación realizada contra Maduro y a otros del alto escalón del gobierno y del chavismo la semana pasada. El gobierno de Trump ha insistido durante mucho tiempo en que todas las opciones están sobre la mesa para derrocar a Maduro, incluidas las militares. Aunque por ahora, y menos aún con la crisis interna que tiene Estados Unidos por la pandemia, es poco probable que estén planeando algún tipo de invasión yanqui.

Aunque, de acuerdo a algunos analistas, podría ser un intento de enviar un mensaje de “protección” al títere de Washington en Caracas, Juan Guaidó. El Fiscal General del país, impuesto por la fraudulenta “Constituyente” luego de destituir a la Fiscal en ejercicio, Tarek William Saab, ordenó en estos días a Guaidó que brinde testimonio este jueves como parte de una investigación sobre el supuesto involucramiento en el envío de armas a Venezuela que señalara el Mayor General (r), Clíver Alcalá, para derrocar a Maduro Guaidó declaró que no se haría presente, como de he hecho no lo hizo. Legalmente, tendría oportunidad de dos citaciones más, luego de las cuales, de no presentarse, automáticamente debería seguir una orden de captura. Así las cosas, hasta el momento el Gobierno de Maduro no ha tomado ninguna acción contra el referente de la oposición, aunque sí con sus colaboradores cercanos, cinco de los cuales han sido apresados en los últimos dos días. Así mismo, anteriormente sí ha tomado medidas de aprehensión por cuestiones menores contra otros representantes de la derecha venezolana.

Como hemos venido insistiendo desde estas páginas, si antes de esta emergencia por la pandemia por el coronavirus eran repudiables estas acciones imperialistas, hoy lo son en grado extremo, pues, en medio del actual brote y de la crisis humanitaria de magnitud que está generando, se vuelven doblemente criminales, y se hace más urgente pelear por el fin de las mismas. Los pueblos y trabajadores del mundo deben hacer sentir su grito de protesta contra todas estas amenazas y sanciones del imperialismo. Debemos exigir con más fuerza que nunca el cese de esas medidas, por abajo las sanciones imperialistas y repudiar a esa oposición de derecha que aplaude la agresión imperialista.

Te puede interesar: El rol criminal de las sanciones imperialistas en medio de la emergencia por coronavirus






Temas relacionados

Política Venezuela   /   Donald Trump   /   Imperialismo   /   Nicolás Maduro   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO