www.laizquierdadiario.com.ve / Ver online / Para suscribirte por correo o darte de baja, haz click aquí
La Izquierda Diario
4 de marzo de 2021 Twitter Faceboock

MUNDO OBRERO
La UIA reconoce que los salarios "están por el suelo" pero igual quieren "menos costo laboral"

Este lunes comenzó la 26 Conferencia Industrial, organizada por la UIA. En una de las primeras charlas participaron Funes de Rioja, Rodríguez Larreta y Caló de la UOM.

Link: https://www.laizquierdadiario.com.ve/La-UIA-reconoce-que-los-salarios-estan-por-el-suelo-pero-igual-quieren-menos-costo-laboral

Este lunes comenzó la 26 Conferencia Industrial. El acto inaugural fue realizado en formato virtual por la pandemia, aunque con algunas presencias estelares. Entre ellas el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, su colega Daniel Funes de Rioja, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el líder del sindicato metalúrgico, Antonio Caló. Se sumó como otra figura destacada el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

La primera jornada dejó algunas frases destacadas de lo que piensa el empresariado. “La Argentina está regalada, pero los costos siguen siendo altos”, fue una de las frases de Acevedo elegida por los diarios para resumir el espíritu de la reunión.

El titular de la UIA reconoció que los salarios “están por el suelo” pero que, aún así, “son más caros que en Perú, Paraguay e incluso Brasil”. La mención a Brasil es todo un síntoma: desde Temer a Bolsonaro, desde 2016 a esta parte se han realizado una serie de reformas y ataques laborales que han aumentado la precarización y el empobrecimiento de la clase trabajadora de ese país. No es que acá los números son positivos, pero allí los ataques han sido evidentes y contundentes.

Otro de los temas que se tocó fue la cuestión del "pacto social". "Esta pandemia fue una desgracia, pero a la vez hizo que se impulsara algo que habíamos empezado a trabajar hace un tiempo y que es la idea de un gran acuerdo de todos los sectores. Nosotros, en momentos como este, logramos un acuerdo entre la CGT y la UIA que fue histórico", continuó Acevedo. Se refiere, seguramente, al acuerdo que realizaron a principios de años para hacer suspensiones con descuentos del 75 %.

El tema también se lo preguntaron a Antonio Caló: ¿Por qué habría que pensar que ahora sí se podrá llegar a un gran acuerdo social? "Hoy existe más el diálogo sectorial, el mismo Gobierno lo está armando. Nosotros hemos empezado con eso y después llegaremos al diálogo social. Esta pandemia nos tiene que dejar como enseñanza que nos tenemos que salvar entre todos. Creo que para que un sindicato sea grande tiene que haber empresas grandes", respondió el dirigente metalúrgico.

Esa unidad de propósitos recuerda a la frase con que Rodolfo Walsh resumía el espíritu del vandorismo que conducía el gremio: "el método puede condensarse en una frase: “El que molesta en la fábrica, molesta a la UOM; y el que molesta a la UOM, molesta en la fábrica”.

Otro que aprovechó el evento fue Rodríguez Larreta, que intentó mostrarse como un estadista en su carrera por el liderazgo del PRO. "Debemos sacar adelante al país todos juntos. La industria tiene que tener una visión federal, cada una con sus políticas económicas". En medio de su discurso "federal", se daba la disputa por los fondos coparticipables en el Congreso, donde defendía los privilegios que había conseguido en la presidencia de Macri y ahora el Frente de Todos quiere cambiar.

Pero el debate principal fue el tema salarial.

Ante la insistencia de los empresarios, Caló dijo que "el salario no es alto, es barato", como si fuera un panelista de Intratables y no integrante de la mesa chica de la CGT. Acevedo aclaró hacia dónde apunta la UIA: "El salario está por el piso. La capacidad de compra está por el piso, bajísima. Pero yo estoy pagando un sueldo que, medido con el de nuestros vecinos, tiene un costo muy alto, por los impuestos, por la duplicación".

La frase iba dirigida, claramente, a las autoridades.

Gustavo Béliz no dijo palabra al respecto. Pero el Gobierno viene homologando paritarias a la baja, dejó correr la devaluación y el bolsillo obrero ya empieza a sentir como el llanto empresario viene surtiendo efecto.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ LaIzquierdaDiarioVenezuela
@laizqdiariove
www.laizquierdadiario.com.ve / Para suscribirte por correo, haz click aquí