SUPLEMENTO

5 sangres de Spike Lee

Diego De Angelis

CINE

5 sangres de Spike Lee

Diego De Angelis

Un breve testimonio inaugura 5 Sangres (Da 5 Bloods, 2020), la nueva película de Spike Lee (Haz lo correcto; Malcom X; La última noche; BlacKkKlansman, entre otras). En una entrevista de 1978, el boxeador Muhammad Ali explica las razones que motivaron su rechazo a ser reclutado por las fuerzas armadas norteamericanas durante la guerra de Vietnam. Y entre otras palabras, se pregunta lo siguiente: "¿Por qué dispararles? Nunca me llamaron ’negro’, nunca me lincharon, no me arrojaron a los perros, no me robaron mi nacionalidad". La declaración de Ali –que define y anticipa la posición crítica y frontal que asume el film en su conjunto–, establece el comienzo de una serie de imágenes de archivo sobre la participación de la población afroamericana en esa guerra –como ha sido siempre, en primera línea, “carne de cañón” desde la guerra de la independencia– y el activismo suscitado en contra de ella, hasta la caída de Saigón en 1975. Un sumario político-histórico organizado bajo el ritmo doliente de Inner City blues (notable canción de Marvin Gaye), que incluye imágenes de referentes del movimiento por los derechos civiles (Malcom X, Angela Davis, Kwame Ture, Bobby Seale), así como también de Johnson, Nixon, Ho Chi Min, de la Masacre de la Universidad Estatal de Kent, la llegada del hombre a la luna, el bombardeo de napalm sobre niños. Como cierre, una última fotografía, en blanco y negro, de cinco soldados afroamericanos, con su brazo en alto y el puño cerrado. Ellos son los autodenominados 5 Sangres. Los protagonistas del film de Lee.

Más de cuarenta años después de la contienda bélica, cuatro de ellos regresan a Vietnam, a la Ciudad de Ho Chi Min; en primer lugar, para rastrear y repatriar los restos de Stormin´ Norman (Chadwick Boseman), el carismático líder del grupo, muerto en combate. Sin embargo, el propósito encubierto de su viaje reside en la búsqueda de un cargamento de lingotes de oro que los soldados encontraron en una operación militar y que luego escondieron para recuperar años más tarde y poner a disposición de la lucha contra el racismo en su país.

El reencuentro de los veteranos oficiará como presentación de cada personaje, pero principalmente como una aproximación al profundo afecto –no exento de contradicciones y conflictos– que comparten. Será posible advertir desde el comienzo la fraternidad y camaradería que existe entre ellos y tal vez se encuentre allí, en esos momentos en donde la amistad se manifiesta en todo su esplendor, lo mejor de Da 5 Sangres; a fin de cuentas, una película irregular. Esto es: la alegría indesmentible de estar juntos y acompañarse una vez más, aun en el dolor y en el sufrimiento. Un cierto tipo de felicidad sujeta a una convicción política profunda, transmitida por el propio Norman, acerca de la necesidad de mantenerse unidos y defender su identidad.

La historia -tal como les sucede a los personajes- oscilará entre el pasado y la actualidad. Una composición diseñada a partir de formatos de pantalla distintos: una pantalla cuadrada para las imágenes de guerra (formato típico del período en cuestión), que se ensancha por completo para un presente determinado por la tensión, manifiesta también respecto a la población nativa. Una disposición visual que define con nitidez el asunto dramático del film: el conflicto bélico nunca termina para los involucrados. Es un recuerdo maldito que los persigue de principio a fin. En particular a Paul (Delroy Lindo), el personaje principal, un hombre atormentado y consumido por la desconfianza y el rencor por las injusticias que ha sufrido en el transcurso de su vida. La variante conservadora y autodestructiva del grupo –Paul apoya ni más ni menos que a Trump– que atentará, desde adentro, contra su preservada cohesión.

A medida que la expedición que persigue el oro avance, Paul irá perdiendo la razón. Y, al mismo tiempo, como si estuviese consustanciada con la inestabilidad mental que acosa a su protagonista, la película perderá su propio equilibrio y su inestimable fuerza inicial, como consecuencia de la incorporación de líneas argumentales secundarias que entorpecen el desarrollo eficaz del relato y cuya resolución acabará por conducirlo al borde de una triste caricatura.

Un desmadre narrativo, pero que no alcanzará a opacar –a pesar del escandalizado rebuzne en su contra- un film de un cineasta admirable que revelará su talento sobre todo en aquellas escenas que expresan la consolidación de un grupo fervorosamente unido y dispuesto a conservar, más allá de todo y de todos, su autonomía. Es decir, una posición política de resistencia.

FICHA TÉCNICA
Elenco: Delroy Lindo, Clarke Peters, Norm Lewis, Isiah Whitlock Jr., Chadwick Boseman,Jonathan Majors, Jean Reno, Paul Walter Hauser, Verónica Ngo, Mélanie Thierry.
Dirección: Spike Lee
Guion: Spike Lee, Kevin Willmott (historia: Danny Bilson, Paul De Meo, Matthew Billingsly).
Música: Terence Blanchard
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Duración: 154 minutos
Año: 2020
País: EE. UU.

TRAILER OFICIAL:

CATEGORÍAS

[Malcolm X]   /   [Guerra de Vietnam]   /   [Spike Lee]   /   [Cine]   /   [Estados Unidos]   /   [Cultura]

Diego De Angelis

@DieDeAngelis
Nació en Buenos Aires en 1983. Licenciado en Letras en la UBA, escribe sobre literatura y cine en diferentes medios. Programa y coordina el ciclo "Cine para lectores".
COMENTARIOS