Mundo Obrero Venezuela

LA EMPRESA ES RESPONSABLE

[AUDIO] Obrero de Sidor deja testimonio de la desidia de la empresa antes de fallecer

Alexis Aray, con 36 años como trabajador de Sidor y 60 de edad, fallece abandonado por la empresa sin prestarle ningún tipo de auxilio ni atención médica. El trabajador dejó testimonio días antes de fallecer de su crítica situación denunciando a la empresa luego de haber entregado su vida como mecánico en el departamento de laminación en frío.

Albert Sánchez

Trabajador de Sidor y militante de la LTS, Estado Bolívar

Miércoles 9 de septiembre | 22:39

El día 8 de septiembre, el compañero de trabajo, Alexis Araya, mecánico de mantenimiento de la gerencia de laminación en frío en Sidor, con más de 36 años de lucha, lamentablemente falleció después de más de seis meses luchando junto a su familia por su vida.

Este lamentable hecho se suma a las ya cuatro decenas de trabajadores que han cobrado la misma suerte de Alexis en los últimos tres meses. Que por causa de la desidia y el abandono de la empresa Sidor y su casa matriz la CVG nos mantiene a los trabajadores con la violación de toda nuestra convención colectiva que nos ha costado sangre, sudor y lágrimas de nuestra clase trabajadora.

No conforme con violar todos los derechos económicos, sociales y de salud, atentan también con el derecho a los trabajadores que se atreven a denunciar estas violaciones, criminalizando y sancionando a todo aquel que ose con denunciar estas criminales violaciones.

El compañero Alexis Aray logró dejar un testimonio público para que todo el mundo se entere lo que le está sucediendo en carne propia a la clase obrera que el Gobierno se ha empeñado en hacer cargar la crisis sobre nuestros hombros hasta llegar a perder nuestras vidas.

Grande es la consternación de los trabajadores sidoristas ante el fallecimiento de Aray ante la desidia de la empresa de negarle los presupuestos para la atención médica. Se trató de un fallecimiento evitable. “Yo tengo seis meses en cama, ahora ya tengo por lo menos un mes que no camino por ejemplo, los pies se me durmieron” afirmó Aray en su testimonio.

“Aquí estoy yo, mañana tengo que conseguir unos dólares para pagar un urólogo, me mandaron para un urólogo, que me va a ver allá en la Chilemex, 50 dólares tengo que parir ya que hoy estoy vendiendo una bicicleta de pines, vendiendo una laminadora, para ver si yo mañana pago yo esos 50 dólares para yo irme a ver con eso, con el urólogo”, fueron una de sus palabras buscando de donde sacar algo de dinero para atenderse.

No tienen compasión con el trabajador, vuelvo y repito, 36 años en Sidor, 36 años como mecánico, 60 de edad.

La destrucción del salario así como la destrucción de póliza de seguro del HCM y muchos otros derechos conquistados en años de lucha, hoy vueltos en la nada, todo por la criminal política del Gobierno, se expresó en la trágica consecuencia de la pérdida de una vida obrera.

En medio de la catástrofe económica y social que se arrastra por largos años golpeando duramente a las familias obreras y populares, y las criminales políticas anitobreras del Gobierno llevando a la pérdida de conquistas históricas de la clase trabajadora, se expresa desgraciadamente también en la muerte de trabajadores por no contar si quiera con tratamiento médico.

En tal sentido hacemos un llamado a todos los trabajadores para comenzar a organizarnos para luchar contra esta criminal política del Gobierno. Ya no se trata solo de la defensa de los derechos contractuales y sociales, se trata más bien de la preservación de la clase obrera en su conjunto venezolano.

A seguir, el audio y la transcripción completa que dejó Alexis Aray

Buenas tardes compañeros sidoristas, por aquí les habla Alexis Aray, sidorista con 36 años en Sidor. Vean compañeros ve, también ve, yo metí tres presupuestos en Sidor, yo tengo, voy pa, tengo seis meses en cama y le he metido tres presupuestos para una tomografía con contraste no me la aceptaron, un eco dúplex tampoco me lo aceptaron, al final le metí uno de 95 millones para una, para que me hicieran una resonancia tampoco me lo aceptaron. Tuve yo que andar vendiendo vainas por allí para poder reunir 300 dólares para que me la hicieran en el Itac la resonancia, porque lo único que me dio Sidor fue un médico traumatólogo que me viera en la clínica Neverí de San Félix, por eso es que el médico fue que me mandó a hacerme la resonancia. Y Sidor nunca, Maldonado nunca en la CVG nunca respondieron, ni Raiza, nadie respondieron por esos presupuestos que inicié compañeros. Yo tengo seis meses en cama, ahora ya tengo por lo menos un mes que no camino por ejemplo, los pies se me durmieron, entonces eso. Mi resonancia salió, tengo una masa allí quizás con un, con unos discos desgastados, y eso no fue en mi casa, fue en Sidor con 36 años como mecánico en laminación en frío. Y Sidor ni siquiera me ha parado bola, ni ha mandado a un agente (trabajadora) social para mi casa para ver cómo estoy yo ni nada. Entonces lo que estoy es con mi familia luchando aquí, en esta cama aquí, para poderme parar aquí, en esta vaina aquí. Entonces señores, ese otro, también allí Maldonado, piazo e’ verga que tampoco manda nada allí y tienen esos reales que son pa ellos, a lo mejor agarran esos presupuestos y se lo cogen para ellos, para ellos… sus familias y todo eso. ¿Entiende? Raiza tampoco se movió para nada por mí, nadie. ¿Entiende? Lo vuelvo y repito, se movieron fue por un traumatólogo únicamente nada más que me vio en la Clínica Neverí. ¿Entiende? Aquí estoy yo, mañana tengo que conseguir unos dólares para pagar un urólogo, me mandaron para un urólogo, que me va a ver allá en la Chilemex, 50 dólares tengo que parir ya que hoy estoy vendiendo una bicicleta de pines, vendiendo una laminadora, para ver si yo mañana pago yo esos 50 dólares para yo irme a ver con eso, con el urólogo. ¿Entiende? Eso es lo que es esta gente, tres presupuestos y ninguno me lo han aprobado, ninguno, se cogen esos reales para ellos, para sus familias. No tienen compasión con el trabajador, vuelvo y repito, 36 años en Sidor, 36 años como mecánico, 60 de edad. Y no nos han parado bola en nada compañeros, y he llamado, llamao y que sí que vamos pa’ allá, que te lo vamos a aprobar, y nada compañeros. Pero a uno siempre se le abren las puertas gracias a Dios, que Dios me ha abierto muchas puertas, mi familia, amigos, que es que me están ayudando en esta vida oyó. Bueno compañeros, allí se las dejo.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO