Internacional

GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

Alerta: parlamentarios del MAS aceptan elecciones con Áñez y los golpistas

Este miércoles una multitud despedía a los ocho muertos confirmados de la represión en Senkata, sin embargo la población denuncia que habrían aproximadamente veinte muertes. Mientras tanto los parlamentarios del MAS avalaron la figura de la "sucesión constitucional" sobre la que se sostiene Jeanine Áñez. La decisión implica darle a los golpistas la legitimidad que buscan.

Miércoles 20 de noviembre | 22:00

Este miércoles por la tarde, una multitud despidió en la ciudad de El Alto a los 6 muertos que dejó la brutal represión conjunta del Ejército y la Policía para desbloquear la salida de camiones cisternas en Senkata.

Te puede interesar: [Video] Bolivia: movilizaciones en El Alto en repudio a la represión en Senkata

En esa misma localidad, por la tarde, se realizó un masivo cabildo abierto que, entre otras resoluciones, exigió la renuncia de la golpista Jeanine Áñez al tiempo que resolvió movilizarse masivamente este jueves hacia La Paz. El encuentro hizo también un llamado a unir a todo el país en la lucha contra el golpe de Estado.

Te puede interesar: Masivo cabildo en Senkata votó exigir la renuncia de Áñez y movilizarse a La Paz contra el golpe

Sin embargo, mientras tenía lugar esta enorme muestra de lucha contra el golpe, los parlamentarios del MAS avanzaban en negociaciones con los golpistas. Este miércoles por la tarde, la Cámara de Senadores envió a la comisión de Constitución que preside un proyecto de ley para llamar a elecciones, conocido como Ley Excepcional y Transitoria para la realización de las Elecciones Nacionales y Subnacionales.

En las primeras horas de la tarde no se conoció el contenido del proyecto. Sin embargo, más tarde quedó en evidencia que se trataba de una concesión por parte de la bancada del MAS hacia lo que los golpistas vienen exigiendo.

Según publicaron medios como Página SIETE y Agencia de Noticias Fides, el proyecto, refiriéndose a Evo Morales y Álvaro García Linera, señala que “han presentado renuncia definitiva a la Asamblea Legislativa, y solicitado asilo a los Estados Unidos Mexicanos, país que les otorgó y en el que se encuentran actualmente haciendo hecho abandono de sus funciones”.

En ese sentido, se agrega “que la investidura de la actual Presidenta del Estado [es decir Jeanine Añez, NdR] surge de la sucesión constitucional, determinando como objetivo principal de su mandato, la convocatoria a elecciones generales del país, configurando inequívocamente su razón de legitimidad en el cumplimiento de este cometido, inexcusable por su naturaleza transitoria”.

De esta manera, los asambleístas del MAS reconocen al Gobierno golpista de Áñez, Camacho y Mesa, traicionando la heroica lucha de los campesinos, trabajadores, jóvenes y pueblos originarios que desde hace días se movilizan masivamente por la renuncia de Áñez, y enfrentan la represión de las Fuerzas Armadas y la Policía, que cuentan con la impunidad garantizada por los golpistas para matar.

La iglesia, la ONU, y la OEA, que fue parte del golpe, todos se alinean para legitimar las elecciones organizadas por quienes han dado un golpe de estado y están masacrando al pueblo boliviano.

Esta traición de los parlamentarios del MAS se suma a la dirección de la Central Obrera Boliviana (COB), que el día del golpe se sumó al pedido de renuncia de Evo Morales, y que ha evitado que la clase obrera, a excepción de algunas federaciones de mineros, sume su peso decisivo a las movilizaciones para derrotar al golpe y a la derecha racista que viene por las conquistas de los sectores populares, los campesinos y los pueblos indígenas.

Como denunció un representante de la juventud alteña en el masivo cabildo que se realizó en Senkata este miércoles, para derrotar al golpe hay que enfrentar esta entregada. Una vez más, “Con nuestros muertos no se negocia”.






Temas relacionados

Jeanine Áñez   /   Golpe de Estado en Bolivia   /   #Bolivia   /   Bolivia   /   MAS   /   Evo Morales   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO