Política

MERCOSUR

Alto funcionario chavista echó al embajador argentino y dijo que Macri es “cobarde”

Las declaraciones de Diosdado Cabello tuvieron lugar luego de la asunción de la presidencia del Mercosur por parte de Argentina, evento al que su país no fue invitado.

Viernes 16 de diciembre de 2016

Fotografía: wikimedia

Diosdado Cabello, dirigente chavista y diputado de la Asamblea Nacional, afirmó ayer que el embajador de Argentina en Venezuela, Carlos Alberto Cheppi, debería irse y regresar al país. A su vez, aseguró que el presidente Macri es “un cobarde”.

El cruce diplomático –caracterizado como se ve, por la ausencia de toda diplomacia– se da en el marco de la disputa entre el país bolivariano y el resto de los integrantes del Mercosur, Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay. Bolivia aun no es miembro pleno del Mercado Común del Sur, aunque apoya la permanencia de Venezuela en el bloque.

“¡Ese embajador, si tuviera un poquito de dignidad recoja su maleta y se va de aquí, señor! Recoja sus maletas y váyase, usted es enemigo de esta patria. Su gobierno es enemigo de la patria de Bolívar. ¡Váyase de aquí!". Estas fueron las textuales palabras de Cabello, quien reaccionó enfurecido luego del episodio protagonizado por la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, el miércoles en la ciudad de Buenos Aires.

El miércoles Argentina asumió la presidencia pro témpore del organismo internacional, investidura que Venezuela reclama. El hecho tuvo lugar en el Palacio San Martín, establecimiento donde se desarrolló la XI Reunión Extraordinaria de cancilleres del Mercosur. La canciller venezolana Delcy Rodríguez, no había sido invitada al encuentro al que asistieron sus pares de los países miembros. La diplomática bolivariana intentó ingresar de todos modos y en ese momento, asegura que fue agredida por agentes de la policía. “Por cierto... todo eso lo manda Macri. Todo eso son instrucciones del cobarde de Macri. ¡Cobarde!”, aseguró Cabello.

"Lo que le hicieron a Delcy ayer es una agresión contra la mujer, pero es una agresión contra la patria, Venezuela”, vociferó Cabello. Por su parte Rodríguez reaccionó indignada: “Nunca había visto un canciller golpeado por un piquete antimotín. No veo la necesidad de un piquete antimotín en una Cancillería. Es ilógico, las cancillerías representan el entendimiento, el diálogo, la comunicación", expresó durante una conferencia de prensa que brindó luego de los hechos desde el Instituto Patria.

Leé también: El Mercosur le cierra las puertas a Venezuela

La canciller dijo que a Venezuela aún le corresponde la presidencia temporal del Mercosur y que no reconoce el "autonombramiento" de Argentina como nuevo presidente. Denunció golpe de Estado en el bloque sudamericano. “¿Quién le entregó a Argentina la presidencia? Venezuela no se la ha entregado”, sostuvo.

A fines de noviembre Venezuela anunció que estaba en condiciones de adherirse al Acuerdo de Complementación Económica del bloque regional. Según el gobierno venezolano, su país venía trabajando para adecuarse a las exigencias correspondientes y lo había conseguido, motivo por el cual no habría impedimentos para su permanencia en el bloque y para poder ejercer la presidencia temporal que ahora detenta Argentina. Sin embargo, el 2 de diciembre los cuatro miembros fundadores del organismo notificaron oficialmente a Venezuela “el cese del ejercicio de los derechos inherentes a la condición de Estado parte del Mercosur”. El argumento esgrimido es el supuesto incumplimiento de varias obligaciones de las normas del bloque regional, que debió asumir Venezuela desde 2012, cuando fue aceptada como miembro pleno.

Te puede interesar: Países del Mercosur suspenden a Venezuela del bloque

En la cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, celebrada en La Asunción en diciembre del año pasado, Mauricio Macri pidió la liberación de los dirigentes políticos presos en Venezuela. La "persecución" a los opositores y los ataques a "la libertad de expresión", eran los motivos por los que el presidente había planteado previamente la necesidad de aplicar la cláusula democrática contra Venezuela, medida de la que desistió luego.

La detención ilegal de Milagro Sala, hecho que provocó pronunciamientos de organismos internacionales como la ONU y la OEA, da cuenta del doble estándar de Cambiemos ante temas como la persecución a opositores, el ataque a la libertad de expresión y el derecho a la protesta.






Temas relacionados

Cancillería   /   Susana Malcorra   /   Venezuela   /   Mercosur   /   Mauricio Macri   /   Nicolás Maduro   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO