×
×
Red Internacional

Crisis en Ucrania. Biden conversó con Putin luego de anunciar una "inminente invasión rusa" en Ucrania

Este sábado se realizó un contacto telefónico entre el mandatario estadounidense y el ruso. Luego de que Estados Unidos movilizó más tropas a Polonia y pidió a sus ciudadanos que abandonen Ucrania.

Diego Sacchi@sac_diego

Sábado 12 de febrero | Edición del día

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su par ruso, Vladímir Putin, hablaron este sábado sobre la situación en Ucrania, según informó por medio de un escueto twitt la Casa Blanca Biden reiteró las advertencias que ya venía realizando: que en el caso de una invasión a Ucrania habría "costos rápidos y severos" contra Rusia.

Luego de que este último viernes hubo fuertes declaraciones del presidente estadounidense contra Rusia con el consecuente aumento de tensiones que trajo aparejado, el contacto, que duró 62 minutos, fue la primera conversación directa entre los dos líderes desde el 30 de diciembre, cuando Biden y Putin mostraron sus diferencias sobre Ucrania.

Biden había asegurado ante representantes de Francia, Alemania, Reino Unido, Canadá, Polonia e Italia, así como la presidenta de la Comisión Europea y el secretario general de la OTAN, que por informes de la agencia imperialista de inteligencia -CIA-, Rusia estaba por “invadir Ucrania” de forma inminente.

Luego desde la Casa Blanca, el consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan aseguraba que: “La amenaza es lo suficientemente fuerte como para que éste sea el momento de irse” de Ucrania. Tras esa declaración el gobierno estadounidense llamó a los norteamericanos que viven en Ucrania a que abandonen el país en las próximas 48 horas, agitando la idea de una guerra “inminente”.

Otros países como Reino Unido, Dinamarca, Noruega, Estonia, Letonia, Holanda, Japón y Corea del Sur, siguieron el pedido de Estados Unidos solicitando a sus nacionales que abandonen Ucrania de forma urgente. La Unión Europea, por su parte, restringió el pedido de evacuación a su personal diplomático no esencial.

Esto sucedía mientras el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, dio la orden de desplegar en Polonia a 3.000 soldados adicionales, de manera que ya hay 6.000 militares de ese país en el flanco este de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) en Europa.

Las declaraciones y acciones del gobierno estadounidense se dan luego de que los ejércitos de Rusia y Bielorrusia comenzaron a realizar maniobras militares que se extenderán durante 10 días.

Este último jueves Rusia comenzó los ejercicios militares denominados “Determinación aliada-2022” que tiene previsto en Brest, una región de Bielorrusia que limita con Ucrania y Polonia. Previamente el gobierno ruso había movilizado unas 30 mil tropas, fuerzas especiales, sistemas antiaéreos S-400 (con un alcance de 400 kilómetros) a Bielorrusia para las maniobras conjuntas.

Desde el ministerio de Defensa de Rusia señalaron que los ejercicios militares entre Moscú y Minsk “se desarrollan con el objetivo de prepararse para detener y repeler una agresión exterior como parte de una operación defensiva".

El intercambio de acusaciones de las últimas semanas volvió a escalar y el presidente Biden agita la inminencia de una invasión rusa buscando mostrarse como cabeza de un frente imperialista de la OTAN contra Rusia. No es casual que estas declaraciones lleguen después de la visita del presidente francés, Emmanuel Macron a Putin.

La situación sigue transitando por un delgado equilibrio. Estados Unidos y sus aliados europeos buscan acorralar al gobierno ruso, pero tratando de evitar ser los que desaten los enfrentamientos bélicos.

Por su parte el gobierno ruso intenta poner freno al expansionismo de la OTAN sobre lo que Rusia considera su zona de influencia. Pero también es parte del intento de Putin de aumentar la influencia de Rusia en las repúblicas de la exURSS y evitar todo movimiento desestabilizador que provenga de ellas, que comparten con Rusia el mismo tipo de régimen antidemocrático.

La apertura de una vía diplomática con el contacto de este sábado podría servir para enfriar la situación momentáneamente, además de mostrar al presidente Biden como el encargado de llevar adelante cualquier negociación con su par ruso, Putin.

Esto no niega situaciones inesperadas que hagan recrudecer la situación que por el momento solo queda en maniobras de presión, que podrían escalar a un enfrentamiento bélico.

Te puede interesar: Declaración: Abajo la escalada guerrerista de EEUU y la OTAN en el Este de Europa. Ni intervención imperialista ni injerencia militar rusa en Ucrania

Contra la injerencia económicas y política de EEUU y la UE en la región, es necesario luchar contra la escalada imperialista. Dejando claro que el gobierno bonapartista de Putin solo ofrece una salida reaccionaria para la región.

Es necesario un movimiento que detenga la actual escalada belicista y retome la lucha contra el imperialismo estadounidense y europeo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias