Internacional

CORONAVIRUS

Brasil sin carnaval por la pandemia: Río de Janeiro lo canceló por primera vez en su historia

Las escuelas de samba, principales protagonistas de la fiesta, habían decidido aplazar el Carnaval de este año desde febrero hasta julio, aunque lo habían condicionado a la existencia de una vacuna. La desastrosa gestión gubernamental no dejó más margen. Este viernes anunciaron su suspensión definitiva.

Viernes 22 de enero | 10:07

Río de Janeiro se quedará en 2021 sin su famoso Carnaval por primera vez en la historia debido a que la pandemia por la covid-19 atrasó la organización del evento y la municipalidad admitió este jueves que no tiene tiempo suficiente para ponerlo en marcha en julio, como estaba previsto.

Las escuelas de samba, principales protagonistas de la fiesta, habían decidido aplazar el Carnaval de este año desde febrero hasta julio, aunque lo habían condicionado a la existencia de una vacuna y al avance en la campaña de inmunización, pero la alcaldía de esta ciudad brasileña anunció hoy su cancelación definitiva.

Se trata de la primera vez que el evento es cancelado desde que Río organizó su primer baile oficial de Carnaval en 1840. En dos ocasiones la fiesta fue aplazada (1892 y 1912) pero nunca las autoridades consiguieron cancelarla, ni cuando el país enfrentó la pandemia de la gripe española (1919) ni cuando el Gobierno lo propuso durante las dos guerras mundiales (1914-1918 y 1939-1945).

Aunque la alcaldía de Río aclaró que canceló el evento festivo más importante de Brasil y uno de los más famosos en el mundo por razones logísticas y no sanitarias, la realidad es que Brasil, uno de los países más castigados por la covid-19 en el mundo, vive una segunda ola de la pandemia y enfrenta números récords de casos,

Hace tan solo una semana ni siquiera tenían tubos de oxígeno para las personas contagiadas en la ciudad amazónica de Manaos. La gestión desastrosa de la pandemia de parte del Gobierno nacional de Bolsonaro, pero también con la complicidad de la mayoría de los gobernadores que quisieron mantener la economía funcionando a cualquier precio derivó en una escalada de casos, haciendo que el país registre hoy 1.000 muertos diarios.

Por otra parte si bien Brasil acaba de iniciar la campaña de vacunación, el operativo se hizo de forma completamente caótica, con contradicciones entre el Gobierno federal, los gobiernos locales y la agencia de aprobación de medicamentos.

"Nunca escondí mi pasión por el Carnaval y la clara percepción que tengo de la importancia de esta manifestación cultural para nuestra ciudad, pero me parece sin sentido que imaginamos que, a esta altura, tengamos condiciones de realizar el Carnaval en julio", afirmó el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, del derechista MDB, en un mensaje en su cuenta en Twitter.

"Esta celebración exige una gran preparación por parte de los órganos públicos y de los gremios e instituciones vinculados al samba. Algo imposible de hacer en este momento. De esa forma me gustaría informar que no tendremos carnaval en la mitad del año en 2021", agregó Paes.

El Carnaval de Río sólo había sido aplazado en dos oportunidades en toda su historia: en 1892, cuando las autoridades alegaron que era más saludable realizarlo en junio (en el invierno austral), y en 1912, cuando la muerte del barón de Río Branco provocó conmoción nacional y una semana de duelo nacional.

Pero en ambas ocasiones los cariocas bailaron tras las comparsas tanto en febrero como en junio y burlaron la prohibición.

Los cronistas recuerdan como uno de los carnavales más animados de Río el de 1919, cuando los cariocas, tras meses resguardados, inundaron las calles para intentar olvidar las 15.000 muertes que la gripe española dejó en la ciudad en los últimos meses de 1918.

La cancelación de su principal evento turístico supone un duro golpe para una ciudad que el 31 de diciembre también se quedó sin su tradicional fiesta de fin de año, que todo último día del año atrae a hasta 3 millones de personas a la playa de Copacabana. Esto supone un duro golpe para las miles de familias que sobreviven en torno a la preparación y la ejecución de estos eventos. Miles de cariocas viven de la organización del Carnaval, principalmente en los galpones en que las escuelas de samba confeccionan sus disfraces y lujosas carrozas alegóricas.

Tanto la Alcaldía como las escuelas de samba y los blocos (comparsas) habían manifestado su temor de que las aglomeraciones típicas del Carnaval agravasen la situación causada por la pandemia en Brasil, segundo país con más muertes por la covid-19 en el mundo después de Estados Unidos, con 213.000 fallecidos, y el tercero con más contagios después de EE.UU. e India, con 8,7 millones de casos.

Los desfiles de las escuelas de samba del llamado Grupo Especial del Carnaval de Río, considerados como el mayor espectáculo del mundo al aire libre, concentran en dos noches en el Sambódromo a 145.000 espectadores, sin contar con los cerca de 5.000 integrantes de cada una de las 14 agrupaciones y los miles de organizadores.

Las aglomeraciones promovidas por los blocos son aún mayores. Según la Alcaldía, los desfiles realizados por las 453 comparsas en el Carnaval de 2020 atrajeron a 7 millones de personas.

Brasil registró en las últimas 24 horas 1.316 nuevas muertes por covid, con lo que completó tres días seguidos con más de un millar de óbitos diarios y superó las 214.000 víctimas desde el inicio de la pandemia, informó este jueves el Gobierno.

Según el último boletín del Ministerio de Salud, las 1.316 muertes de este jueves se suman a las 1.340 del miércoles y a las 1.192 del martes, que hicieron con que el promedio de víctimas en los últimos 14 días se ubicara este jueves en 974 diarias.






Temas relacionados

#Covid19    /   Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Carnaval   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO