Política

INCENDIOS FORESTALES

Cabandié y el curioso caso del fondo para el control de incendios que aún no reglamentó

Recién después de los últimos incendios en la Comarca Andina Cabandié se comprometió a oficializar el Fondo Nacional del Manejo del Fuego, creado en noviembre de 2020.

Valeria Foglia

@valeriafgl

Lunes 15 de marzo | 19:07

No alcanzan los recursos”. La frase pronunciada por Juan Cabandié en conferencia de prensa puede, a la luz de los datos actuales, entenderse como una involuntaria confesión. Las gráficas con cifras difundidas en redes sociales, los comunicados y las declaraciones mediáticas del ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible no alcanzan para remediar los datos objetivos: tras un 2020 en que ardieron decenas de provincias, el presupuesto 2021 para el área de control de incendios es de apenas $ 282 millones, mientras que el Fondo Nacional del Manejo del Fuego (FNMF) que crearon sigue sin reglamentarse, pese a que proyecten cifras de lo que ya estarían ejecutando.

Tras disparar montos disímiles y contar por unidades los refuerzos la semana pasada, en plena crisis de incendios forestales en la Comarca Andina, la cartera ambiental nacional hizo circular un documento, al que accedió La Izquierda Diario, para dar cuenta de lo ejecutado en 2020 y lo proyectado para 2021, especialmente a través de una nueva fuente de financiamiento: se trata de un fideicomiso con alícuota del tres por mil de pólizas de seguro (excepto seguros de vida, aclaran) en el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), por el cual esperan recaudar $ 2300 millones y añadirlos a los $ 282 millones originales.

Presupuesto proyectado para 2021 | Fuente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible
Presupuesto proyectado para 2021 | Fuente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible

Cabandié, que pasó el fin de semana en Chubut, reivindicó el trabajo de los brigadistas al decir que "están llevando adelante una tarea formidable, con gran compromiso”. Desde la cartera que conduce recordaron que, a través de la Administración de Parques Nacionales, se construyeron dos centrales de incendios en los parques nacionales Lanín y Lihué Calel, por un total de $ 30 millones, para albergar a más brigadistas. También anunciaron la inversión de $ 4 millones para la "renovación de protección ignífuga" de los combatientes y la compra de veintiún drones con sensores térmicos para la detección temprana de focos de incendio.

En el terreno las cosas son un poco diferentes: los brigadistas, a menudo sobrecargados por la negativa de Arcioni a contratar más personal, hace meses no cobran salarios en tiempo y forma y suelen carecer de indumentaria y material de protección adecuados, por lo que en muchos casos dependen de la solidaridad de la población con los combatientes. Pese al complejo escenario, el ministerio de Cabandié aportó brigadistas de a puñados.

“Investiguen un poco más”

Tras la polémica suscitada por los dichos del ministro acerca de la escasez de recursos contra los incendios, este respondió en declaraciones radiales que las organizaciones socioambientales y legisladores de izquierda que lo habían cuestionado deberían “investigar un poco más” sobre el financiamiento del área.

Lo cierto es que los números que ofrece su ministerio cambian varias veces en cuestión de horas y no son rastreables en la ley de presupuesto sancionada, en partidas presupuestarias o el listado de fondos fiduciarios presupuestados para 2021, como anticipara la Fundación Ambiente y Recursos Naturales días atrás en un reporte. Sí figuran, por ejemplo, los $ 1477 415 000 para el Fondo Fiduciario para la protección de los Bosques Nativos (Fobosque).

La ley 26.331 de protección de bosques es precisamente otro ejemplo del desfinanciamiento ambiental: de acuerdo a la Fundación Vida Silvestre, el presupuesto 2021 le asigna apenas un 4,8 % de lo que corresponde (muy lejos del 36,6 % de hace una década, ya que nunca recibió la totalidad del presupuesto desde que entró en vigor en 2009).

Te puede interesar: Andá a chequearlo: los números de Cabandié para combatir incendios no cierran

El motivo por el que este “monto fantasma” no aparece por ningún sitio es sencillo: el Fondo Nacional del Manejo del Fuego no fue reglamentado. Así lo reconoció Sergio Federovisky, viceministro de Ambiente, en diálogo con Infobae: “Esta semana el ministro Juan Cabandié va a firmar una resolución conformando oficialmente ese fondo, después de tres meses de trabajo con el BICE”.

Exactamente como se lee: el FNMF, establecido por ley en 2012, durante el segundo mandato de Cristina Kirchner, recién se creó en noviembre pasado con la sanción del presupuesto 2021. Pese a que 2020 fue un año récord de incendios en Argentina y que este año ya se quemaron cerca de decenas de miles de hectáreas en total en la Comarca Andina (Chubut y Río Negro), Cabandié recién firmaría la reglamentación del fondo para financiar al SNMF esta semana.

Ninguna urgencia en proveer de fondos extra al área encargada de apagar incendios, pese a que en la misma entrevista en Infobae Federovisky admitió que cuando asumieron a fines de 2019 se encontraron con un “sistema devastado, desfinanciado y descuartizado por el macrismo”.

Fuentes de la cartera ambiental aseguran que están bien con los tiempos ya que la contribución obligatoria vía pólizas de seguro se cobra por trimestre y el primer ingreso en ese sentido será a fines de marzo. La reglamentación llegará luego del segundo incendio en el año en la Patagonia en lo que va del año, con dos fallecidos y consecuencias gravísimas para ecosistemas y viviendas.

Además, en forma muy convenientemente el documento de Ambiente mezcla los montos efectivamente gastados con una cifra proyectada que rompe con la chatura habitual del presupuesto para el SNMF. Además, oculta que en 2020, cuando gran parte del país estuvo en llamas, el gasto inicial era de $ 245 millones, se amplió a $ 657 millones y, según el portal de Presupuesto Abierto, se ejecutó poco más de la mitad: casi $ 433 millones.

Se trata de una trayectoria compartida con la anterior gestión de Cambiemos, en la que el 20 % de los fondos no se ejecutaron entre 2017 y 2019, el período en que el área estaba bajo el comando de Patricia Bullrich.

“El presupuesto disponible para 2021 (el primero sancionado desde nuestra gestión) es cinco veces mayor que lo ejecutado en 2020”, señalan desde el ministerio, que esta semana llegó a hablar de una septuplicación. Recién cuando se realicen los balances anuales podremos saber si efectivamente el Gobierno nacional ejecutó presupuesto acorde a urgencias y necesidades del combate de incendios, que por distintas razones son cada vez más frecuentes, o si nuevamente subejecutó y profundizó el vaciamiento del área, como ocurrió en 2020.






Temas relacionados

Servicio Nacional de Manejo del Fuego   /   Comarca Andina   /   Presupuesto 2021   /   Incendios forestales   /   Juan Cabandié   /   Ecología y ambiente   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO