Internacional

BRASIL CORRUPCIÓN

Detienen a exministro de Dilma Rousseff

El exministro Paulo Bernardo Silva, un importante dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, fue detenido este jueves involucrado en casos de corrupción.

Jueves 23 de junio de 2016 | 14:28

El exministro de Lula y Rousseff, Paulo Bernardo Silva, fue detenido este jueves por la Policía Federal en el marco de las investigaciones por corrupción, que ya ha alcanzado a 50 figuras de la política brasilera acusados de recibir coimas por el contrato con la empresa estatal Petrobras.

Silva fue ministro de planificación durante el mandato de Lula y ocupó la cartera de comunicaciones en el gobierno de Dilma Rousseff, y se lo conoce por ser un importante dirigente del PT brasileño. Si bien Silva y su esposa habían sido acusados en marzo pasado como supuestos beneficiarios de la red de corrupción que operó en la empresa petrolera estatal, la justicia no se pronunció aún sobre este tema y la policía, si bien afirmó que está buscando pruebas de una trama de sobornos en el ministerio de planificación, no aclaró cuales son los cargos que se le imputan al exministro. Asimismo, medios locales brasileros han confirmado que otros agentes de la Policía Federal se han desplazado hacia la sede de la dirección nacional del PT, situada en la ciudad de Sao Paulo.

En el marco de la misma operación, la Policía trasladó a una comisaría para prestar declaración a Carlos Gabas, exministro de Previsión Social de Lula y de Aviación Civil durante la gestión de Rousseff, actualmente suspendida de sus funciones a partir del golpe institucional que dio vía libre para iniciarle un juicio político en el mes de mayo.

También Cunha

Esta detención se da un día después de que el Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) acusara al suspendido presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, de cargos de lavado de dinero y operaciones ilegales de divisas, en el caso de Petrobras. Cunha, miembro del PMDB, partido al que pertenece el presidente interino Michel Temer, fue uno de los impulsores del juicio político a Dilma Rousseff y es uno de los principales implicados en escándalos de corrupción.

"Existe evidencia concreta de que el diputado Eduardo Cunha recibió fondos (ilícitos)", dijo en la decisión Teori Zavascki, el magistrado del Supremo Tribunal Federal que preside el caso.

Es la segunda vez que se han aceptado cargos contra Cunha en el marco de la investigación del caso conocido como "Lavado de Autos" (LavaJato), que se centra en sobornos pagados a políticos por empresas constructoras que trabajaban con Petrobras.

La decisión podría aumentar la probabilidad de que Cunha acepte un acuerdo de culpabilidad con la fiscalía, un escenario que preocupa a muchos miembros del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Como lo viene demostrando, el "partido judicial" es quién maneja hoy los tiempos de la política en Brasil. El gobierno golpista de Temer, se encuentra hoy en un escenario de extrema fragilidad, y depende de los acuerdos a los que lleguen los "magistrados" en sus internas, junto con las federaciones de industriales y los grandes medios de comunicación.






Temas relacionados

Michel Temer   /   Lava Jato   /   PMDB   /   Corrupción   /   Dilma Rousseff   /   Lula da Silva   /   PT   /   Petrobras   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO