Economía

CRISIS

El FMI advirtió que la recesión será peor que la de 2009

La directora gerente del organismo afirmó que la economía global sufrió un "freno súbito". Especialistas como Michael Roberts y Jerome Roos alertan sobre el grave panorama económico.

Viernes 27 de marzo | 23:43

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, afirmó que la economía mundial tuvo un "freno súbito" por la pandemia y sostuvo "hemos reevaluado las perspectivas de crecimiento para 2020 y 2021. Ahora está claro que hemos entrado en una recesión, tan mala o peor que en 2009".

La titular del organismo señaló que "proyectamos una recuperación en 2021. De hecho, puede haber un rebote considerable, pero solo si logramos contener el virus en todas partes y evitar que los problemas de liquidez se conviertan en un problema de solvencia".

Georgieva adelantó que 89 países solicitaron fondos de emergencia al organismo, incluidos 50 países de bajos ingresos y 31 de ingresos medios. Según la titular del Fondo “nunca habíamos tenido tantas solicitudes al mismo tiempo”. Fondos de emergencia que seguramente serán destinados a garantizar las ganancias de las grandes empresas y no a los padecimientos de los sectores más vulnerables ante la crisis como sucedió en la recesión de 2008.

Te puede interesar: Frente al coronavirus y la crisis de la salud pública: ¡nuestras vidas valen más que sus ganancias!

En tanto, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, afirmó que "nuestras últimas estimaciones muestran que el cierre afectará directamente a sectores que suman hasta un tercio del PIB en las grandes economías" y agregó que "por cada mes de confinamiento, habrá una pérdida de 2 puntos porcentuales en el crecimiento anual del PIB. Solo el sector turístico se enfrenta a un declive del 50 % al 70 % en este periodo en cualquier parte. Muchas economías caerán en recesión".

Te puede interesar: El sospechoso de siempre: capitalismo del desastre

Caída profunda

Las advertencias de los organismos internacionales coinciden con los pronósticos de varios especialistas. Las consecuencias de la crisis a nivel mundial serán terribles con millones de desocupados, más pobreza y aún se desconoce su duración.

Jerome Roos, investigador del London School of Economics, en una nota publicada en el sitio Infobae, indicó que los gobiernos tras la crisis de 2008 aumentaron los niveles de deuda pública y que las intervenciones monetarias colaboraron en evitar “un colapso del sistema financiero global”. Pero el costo fue “una nueva ola de inversión especulativa y un rápido aumento de los niveles de deuda global, que dejaron a la economía mundial muy vulnerable a un shock externo imprevisto”.

El investigador afirmó “¡Y vaya que tuvimos un shock! Cierre casi completo de las actividades productivas y comerciales en algunas de la economías mundiales líderes, combinado con un colapso del precio del petróleo, seguido por un sincronizado y casi instantáneo crash de los mercados de dinero y de capital, que amenaza con congelar el sistema de crédito y pagos internacional, entre temores de un colapso de las cadenas de abastecimiento global y una disparada de los niveles de desempleo. Si alguna vez hubo una tormenta perfecta, debe ser ésta”.

Ross explica que los principales bancos centrales intervinieron “agresivamente” con baja de tasas de interés, programas de flexibilización cuantitativa y recompra de bonos. Pero el especialista advirtió que “incluso en combinación con las bazookas fiscales desplegadas por algunos gobiernos occidentales, tal vez no sea suficiente para detener la ola de quiebras y defaults de deuda que emergerán del abrupto freno de la economía real”.

Por su parte, el economista marxista Michael Roberts publicó en su blog la caída mundial ya está presente. Ante la pregunta de “¿cuánto tiempo y cuán profundo será?” el economista respondió que “depende de qué tan rápido se pueda controlar y desvanecer la pandemia, al menos para este año” y agregó que “es poco probable que termine el shock de oferta global antes de junio, probablemente mucho más tarde”.

Roberts sostuvo “incluso si las economías se recuperan en la segunda mitad de 2020 a medida que finalizan los bloqueos, seguirá habiendo una depresión mundial. Y es una vana esperanza que la recuperación sea rápida y aguda en la segunda mitad de este año”.

El economista afirmó que “incluso si los bloqueos duran solo unos pocos meses hasta el verano, esa contracción podría provocar la caída de cientos de pequeñas empresas e incluso algunos peces grandes. La idea de que las principales economías pueden tener una recuperación en forma de V parece mucho menos probable que una en forma de L”.

Te puede interesar: Crisis económica mundial y Covid-19: el reino de la incertidumbre






Temas relacionados

Pandemia   /   Coronavirus   /   Kristalina Georgieva   /   Crisis    /   Recesión   /   FMI   /   Economía Internacional   /   Internacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO