Economía

CLAUSULAS DE PRODUCTIVIDAD

El Gobierno prevé replicar el convenio petrolero en el sector metalmecánico

Esteban Mercatante

@EMercatante

Sábado 21 de enero de 2017

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, anticipó ayer que el acuerdo laboral que se alcanzó entre el gobierno, las empresas y los sindicatos para la explotación del yacimiento de Vaca Muerta buscará ser replicado para el sector metalmecánico.

"Queremos hacer un acuerdo global donde ya estén claramente tranquilos inversores, trabajadores, y los consumidores sobre hacia dónde va la industria", que involucrará la producción automotriz y de maquinaria agrícola, afirmó Cabrera, en declaraciones a la radio Cadena 3.

Desde Davos, donde asiste al Foro Económico Mundial, el ministro anticipó que a las empresas del sector metalmecánico se les pedirá "que inviertan y que bajen sus precios y para eso tienen que ajustar sus costos"; el gobierno "tiene que poner las condiciones para las inversiones" y del sector de trabajadores "hay que discutir y ver", aunque dijo que "no hay grandes problemas" con SMATA, el gremio del sector. Si miramos la trayectoria de la conducción del gremio en las últimas décadas, podremos llegar a la conclusión de que el ministro tiene razón. Tanto Ricardo Pignanelli como su antecesor, José Rodriguez, se han mostrado siempre sensibles a los requerimientos de las empresas y gobiernos de turno, y se han transformado en pioneros en la imposición de la flexibilización laboral acentuada desde los ’90 en la Argentina.

Te puede interesar: Sirviendo al capital: El SMATA, pionero en la flexibilización y precarización

Cabrera agregó en sus declaraciones que ese tipo de acuerdo no sólo se instrumentó en Vaca Muerta, sino que "algo hicimos también con el sector electrónico" en Tierra del Fuego. El ministro consideró que este tipo de acuerdo permitirá "que los productos argentinos sean más competitivos y que ganen el mundo" para generar "empleos de calidad y formales". Al respecto recordó que hoy en la Argentina "tenemos, en el sector privado, 6 millones de empleos formales sobre 20 millones" totales. El mismo chantaje de siempre: para "crear empleos" la única variante parecería ser que los trabajadores acepten nuevas dosis de degradación en sus condiciones de trabajo, en este caso comprometiendo pautas de productividad a costa del mayor esfuerzo de los trabajadores, y no de mayores inversiones de las empresas que eleven el rendimiento del trabajo.

Pero lejos de crear empleo (y mucho menos "de calidad") el objetivo perseguido es aumentar los beneficios de los empresarios. Una de las claves para el acrecentamiento de la ganancia capitalista consiste en lograr que los trabajadores incrementen el volumen producido durante su jornada laboral, sin que esto redunde en un incremento equivalente en la remuneración de la fuerza de trabajo. Para poner un ejemplo, si las cláusulas de productividad prevén que para que los trabajadores reciban 20 % de aumento en sus salarios durante los próximos 6 meses, la producción debe aumentar 30 %, y que si esto no se logra no habrá aumento salarial o este será menor a lo pautado, los empresarios se aseguran que estarán mejorando su participación en el reparto de la torta. Se trata de una modificación que promete tener efectos profundamente regresivos en el reparto del ingreso.

Por la vía de los despidos y la represión como en AGR-Clarín, y con una nueva oleada flexibilizadora mientras el empleo se sigue detetiorando, los empresarios y el gobierno de Macri inicia2017 con una ofensiva en varios frentes contra los trabajadores.

Te puede interesar: Petroleros: ¿anticipo de una nueva oleada de flexibilización laboral?






Temas relacionados

Convenios colectivos   /   Convenio Colectivo de Trabajo   /   Francisco Cabrera   /   Petroleros   /   Vaca Muerta   /   Economía Nacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO