×
×
Red Internacional

El Círculo Rojo. El estafador de Tinder: una estafa sin romper las reglas

El documental de Netflix cuenta la estafa a tres mujeres. Sexo, amor, mentiras y aplicaciones. Columna de Cultura en El Círculo Rojo, programa de La Izquierda Diario en Radio Con Vos FM 89.9.

Viernes 11 de febrero | Edición del día

Escuchá la columna completa

· El estafador de Tinder es un documental de true crime, basado en una historia real, con varias partes ficcionadas, contado desde el punto de vista de tres mujeres que se unen para dejar en evidencia al estafador, Simon Leviev (Hyut en la vida real).

· El documental cuenta cómo funcionaba la estafa. Él les muestra una vida de lujos y placer, y cuando se gana su confianza las engañaba para sacarles dinero.

· Las tres mujeres que cuentan la historia explican que conocen las reglas de la aplicación (la primera de ellas dice que es una “experta”) y tienen otra cosa en común: buscan el amor. No cualquier amor: buscan al príncipe azul, a alguien que te haga sentir especial, con el ingrediente extra de que es un millonario, heredero de una empresa de diamantes.

¿Cuáles son las reglas?

· En Tinder se necesitan al menos dos cosas: una imagen y una historia para contar. Esos son los “bienes” que tenés para intercambiar en el “mercado”. Las palabras no son casuales porque Tinder siempre presumió ser un lugar con “libertad de elegir” sin límites, en un contexto mercantilizado. Y a Tinder eso no le molesta, por eso muchas veces se describe a Tinder como un supermercado del sexo o del amor.

· Como explica el documental, la foto no es suficiente. Cuando hay un match, las personas se googlean y revisan sus redes sociales de tu match. Simon Lievev conocía muy bien esas reglas y tenía todo diseñado para que su historia sea creíble. Un perfil de Instagram donde se veía su estilo de vida, sus negocios, fiestas increíbles y viajes por el mundo en jet privado.

Escuchá la columna completa

¿Por qué Tinder es un contexto perfecto para esta y otras estafas?

· Lo primero es la extensión. Hoy se calcula que casi el 50 % de las personas menores de 30 años utilizan aplicaciones para conocer gente. Se calcula que para 2024 las aplicaciones de citas alcanzarán un valor proyectado de USD 8.400 millones a nivel global.

· Otra cosa, quizás la más importante, en Tinder lo bueno y lo malo de las relaciones humanas es muy parecido a lo que pasa en la vida presencial. Podemos culpar a la tecnología o pensar qué tienen que ver estas estafas con las expectativas alrededor de las relaciones sexoafectivas.

· No es casual que la mayoría de las estafadas sean mujeres, no porque sean más tontas que los varones o que los varones no sean engañados (hace poco se conoció la estafa al jugador de voley italiano Roberto Cazzaniga estafado por una supuesta modelo brasilera).

· Si prestamos atención a las historias, todas tienen puntos de contacto con lo que nos enseñan sobre el amor (especialmente a las mujeres) los cuentos de hadas, las comedias románticas o las telenovelas. Qué esperamos, cómo nos comportamos, que todo es posible por amor. Las estafas no funcionan igual sin ese ingrediente, sin ese ambiente social.

· En los primeros minutos del documental, en la narración de una de las mujeres hay muchas “red flags” o alertas, pero también una de las protagonistas dice: “para mí el amor es La bella y la bestia de Disney, mi idea de amor está moldeada por eso”. Algunas narraciones pueden juzgarse como ingenuas o hasta superficiales y quizás no muchas personas lo dirían así pero que Disney y otras ficciones tienen un impacto muy fuerte en la idea del amor es bastante evidente.

· Muchas veces esas expectativas alimentadas por las ficciones y estereotipos de no ficción se mezclan con frustraciones y problemas de la vida real. Muchas personas “caen en la trampa” en un momento de vulnerabilidad, porque vienen de malas experiencias, porque se sienten solas.

· Por eso los esquemas de estafa son parecidos en lugares tan diferentes como Finlandia, Reino Unido o Argentina. El podcast del periodista Sebastián Davidovsky (Internet me arruinó), tiene un episodio sobre “El fraude del amor” dedicado a Tinder y las historias son casi calcadas.
· El documental tuvo mucha repercusión en todo el mundo. Leviev estuvo 5 meses preso pero después salió en libertad y en estos días cerró su cuenta de Instagram y dijo que iba a contar su versión de la historia.

· Hecho en Argentina. Menos de una semana después del estreno de El estafador de Tinder se publicaron varios artículos sobre Javier Bazterrica, conocido como El Gigoló, que entre 2013 y 2015 fue denunciado penalmente por tres mujeres por mentir en su identidad para engañarlas y sacarles plata. Hasta hoy dice que es inocente. Cuando el Gigoló estafaba mujeres ni Tinder ni las redes sociales existían o eran extendidas.

· Volviendo al documental, las protagonistas creen que la aplicación es responsable pero no culpan a la tecnología y tampoco tendríamos que hacerlo nosotros. Porque dentro y fuera de Tinder los problemas son más o menos los mismos.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias