×
×
Red Internacional

Racismo institucional. El racismo imperialista de la Unión Europea: no todas las personas refugiadas importan

Bruselas se dispone un plan para afrontar la crisis de refugiados por la guerra en Ucrania, con una inversión de 17.000 millones de euros. Mientras tanto, millones de personas refugiadas de otras guerras siguen abandonadas en campos precarios campos.

Martes 29 de marzo | Edición del día

La guerra en Ucrania ha puesto en evidencia la hipocresía imperialista de la Unión Europea en muchos aspectos, uno de ellos el trato a las personas que huyen del conflicto. Desde el comienzo, fueron muchas las denuncias del trato racista a refugiados procedentes de África e India. Con imágenes dramáticas como las ocurridas en las estaciones de tren alemanas, donde separaban a personas refugiadas entre "ucranianos" y "refugiados negros".

Con el transcurso de las semanas, la crisis de refugiados se prolonga y agrava. Mientras cerca de 4 millones de refugiados ya atraviesan las fronteras, las previsiones hablan de que estas cifras podrían llegar hasta los 10 millones.

Ante esta situación, la Comisión Europea dispondrá de 17.000 millones de euros para la acogida, así como un plan de reparto “solidario” de las personas refugiadas entre los países miembros de la Unión para descargar la situación en países fronterizos. Polonia es el país que más refugiados ha recibido desde el comienzo del conflicto: 2,2 millones.

Dentro del plan europeo se encuentra también la elaboración de una plataforma única y centralizada para registrar a las personas que cruzan las fronteras, con el fin de evitar duplicidades y errores de cálculo.

Más dinero en armas que en acogida de refugiados

Alemania y Polonia reclaman a Bruselas 1.000 euros por cada persona acogida. Según las estimaciones realizadas por Polonia, ese país ya habría gastado 2.200 millones de euros en la asistencia humanitaria a personas refugiadas.

El lenguaje macabro de la Europa imperialista empieza a hablar de los “costes” de acogida a refugiados, al mismo tiempo que “invierten” en su rearme militarista miles de millones de euros. No hay duda cuáles son las prioridades de esta “Europa Fortaleza” que, además, como parte de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), tiene una importante responsabilidad en el conflicto y por lo tanto también en la actual crisis humanitaria.

De hecho, Alemania anunció hace unas semanas un incremento histórico de su gasto militar invirtiendo nada más y nada menos que 100.000 millones de euros adicionales. Sólo este país imperialista, de los 27 que forman la UE, va a invertir este año 150.000 millones en su rearme, es decir, 133 mil millones más que lo que Bruselas va a destinar por el momento a la acogida de personas refugiadas.

No todos los refugiados importan

Además del trato racista en las fronteras a las personas refugiadas, la atención mediática y las prioridades que desde los grandes medios de comunicación y desde la Unión Europea están dando a los refugiados ucranianos, contrasta con la que reciben refugiados de otros conflictos, como los de Siria o Afganistán.

Miles de estas personas refugiadas están abandonadas en precarios campos y en pésimas condiciones de vida, con bloqueos permanentes para su acceso a Europa, que externaliza el cierre de sus fronteras a países como Turquía o Marruecos.
Justamente, para resguardar su frontera sur, estos días el Gobierno de España reconocía la ocupación del Estado marroquí del Sahara Occidental. Así se pisoteaba el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui a cambio de blindar la entrada de refugiados desde Ceuta y Melilla. Una enorme concesión al Régimen de Mohamed VI a cambio de represión fronteriza.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias