×
×
Red Internacional

Solidaridad de clase.Entrevista a los estibadores italianos que se solidarizaron con Palestina

La solidaridad internacionalista de sectores de trabajadores como los estibadores italianos que bloquearon un barco con armas para Israel ha demostrado una vez más la enorme fuerza que la clase obrera puede ejercer a escala mundial.

Viernes 28 de mayo | Edición del día

Lo que ha ocurrido en los últimos años en algunos puertos, en Italia y en otros países, es una demostración de una enorme solidaridad de clase a escala internacional. El caso más importante es sin duda el de las movilizaciones de los trabajadores del puerto de Génova. Comenzando, de hecho, con las primeras protestas de 2019 contra el tráfico de barcos saudíes cargados de armamento que luego se utiliza en la devastadora guerra de Yemen, una solidaridad internacionalista arraigada y generalizada se ha instalado en el puerto de escala de Liguria. Las huelgas protagonizadas por el "pequeño" CALP (Collettivo Autonomo Lavoratori Portuali) [Colectivo Autónomo de Trabajadores Portuarios en español NdeT] no siempre han conseguido bloquear a los "gigantes" barcos del mar saudíes. Pero estas acciones de los estibadores de Génova se han convertido, sin embargo, en un ejemplo para otros trabajadores.

Hace tan sólo dos semanas, una protesta muy similar contra los "barcos de la muerte" se instaló en el puerto de Livorno, Italia. Nos hemos puesto en contacto con uno de los trabajadores que ha participado en la movilización para que nos explique mejor lo que ha sucedido en ese puerto de la Toscana.

En pocas horas, vuestra protesta contra la llegada del buque Asiatic Island al puerto de Livorno ha trascendido en redes sociales de todo el mundo. ¿Puedes explicar con más precisión lo que ha sucedido?

Los compañeros del CALP, que a su vez habían tenido conocimiento de ello gracias al trabajo de la asociación weapon watch, que vigila el tráfico de armas en los puertos europeos y mediterráneos, nos informaron de que el barco Asiatic Island estaba llegando al puerto de Livorno. Anteriormente, este barco también había hecho escala en el puerto de Génova, donde durante la noche y en absoluto secreto se había cargado armamento militar, muy probablemente munición de precisión y explosivos. Al saber que el barco se dirigía al puerto de Ashdod, en Israel, comprendimos inmediatamente que el material bélico se utilizaría en la guerra de agresión del Estado de Israel contra los palestinos.

¿Y no querían ser cómplices de estas atrocidades?

Exacto. Así que hicimos gestiones para saber en qué terminal atracaría el barco. Una vez que supimos que pararía en la Terminal Dársena Toscana [muelle del puerto de Livorno NdeT], nos pusimos en contacto con los compañeros más politizados y sensibles que trabajan allí. Ante la posibilidad de que se cargue más armamento, surgió un fuerte deseo por parte de los trabajadores de convocar una huelga y abstenerse de trabajar. Esto fue posible por el hecho de que habíamos recibido informes de que había docenas de vehículos militares blindados en un muelle cercano listos para ser cargados. Pero en realidad, gracias también a nuestra movilización, esto no ocurrió. Vigilamos atentamente y el barco partió a toda prisa esa misma noche.

¿Podemos decir que las protestas en el puerto de Génova fueron una inspiración para su movilización?

Sin duda podemos decirlo. Los estibadores de Génova y la CALP, en particular, fueron los primeros en denunciar la carga y el paso de buques con armamento militar en los puertos italianos. Este es un problema relevante para todos los estibadores. Hay al menos dos razones para ello. Por un lado, no podemos negar que existe una cuestión moral: no queremos ser cómplices de Estados que atacan a la población civil o libran guerras. Por otra parte, cargar armas y trabajar cerca de barcos que transportan explosivos es muy peligroso para todos nosotros. Se trata de un problema muy grave para un puerto como el de Livorno, que históricamente ha visto pasar un gran número de buques militares, principalmente con destino a la cercana base estadounidense de Camp Darby [Base militar de EEUU en la región de Toscana NdT].

El pasado 8 de mayo hubo un encuentro en Génova de trabajadores de varios puertos italianos. ¿Quiénes estuvieron presentes y qué opinan de estas iniciativas?

Además de nuestros compañeros de Génova, que fueron los anfitriones de la reunión, también estuvimos presentes los estibadores de Livorno y los trabajadores de los puertos de Trieste y Civitavecchia [Civitavecchia es una ciudad ubicada en la provincia de Roma, NdeT]. Esperamos poder ampliar pronto el frente para incluir algunos puertos del sur, como Nápoles y Tarento. El objetivo es lograr una forma de colaboración permanente entre todos los trabajadores más combativos de los puertos italianos. Ocasiones como la de Génova son importantes: estar juntos nos ayuda a comprender que no estamos solos y que luchar por un mundo mejor es justo y posible.

Articulo originalmente publicado en La Voce Delle Lotte
Autor: Gianni Del Panta
Traducción: Clara Mallo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias