Economía

ECONOMIA

Gobierno del FMI: en el primer trimestre, los salarios perdieron en el reparto del ingreso

Según el Indec, los salarios en el primer trimestre se llevaron 48,3 % del ingreso, tres puntos porcentuales menos que en igual período de 2018. En cambio, la ganancia empresaria aumentó la porción que se lleva de la "torta".

Esteban Mercatante

@EMercatante

Jueves 18 de julio | 22:10

Fotografía: diariouno

Por si quedaban dudas de quiénes son los grandes perdedores de la crisis en la que ingresó la economía argentina en abril de 2018, cuando se aceleró la corrida contra el peso y el cierre de los mercados financieros internacionales para el país, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) confirmó este jueves que el primer año de la crisis tuvo a la población asalariada entre sus grandes perjudicados.

El reparto de la "torta" del ingreso, muestra una marcada caída en la participación de los salarios, que pasó de 51,3 % en el primer trimestre de 2018, a 48,3 % en igual período de este año.

Lo que el organismo que preside Jorge Todesca dio a conocer es la llamada Cuenta de Generación del Ingreso e insumo de mano de obra (CGI). Esta muestra cómo se reparte el ingreso generado entre la remuneración a los asalariados, y la ganancia (el Excedente de explotación bruto).

La CGI incluye también al Ingreso mixto bruto, que incluye a aquellos sectores en lo que no es posible separar remuneración asalariada y ganancia del empresario. Finalmente, toma la participación de los impuestos netos de subsidios.

Más puestos de trabajo con menor participación en el ingreso

De acuerdo al Indec, el retroceso de la participación de las remuneraciones a los asalariados en el ingreso no responde a una disminución en la cantidad de puestos de trabajo. De acuerdo a la CGI estos sumaron 20.681.000 en el primer trimestre de este año, marcando un incremento de 0,9 % respecto del primer trimestre de 2018.

La mayor parte del incremento ocurrió en los puestos de trabajo no asalariados, que aumentaron en 176.000, un aumento de 3,5 %, que explica casi todo el crecimiento de los puestos de trabajo contabilizados. El sector asalariado, en cambio, aumentó 0,1 %, totalizando 15.498.000. Esto último se compone por una caída en el sector de los asalariados registrados (-0,1 %), y un aumento de los asalariados no registrados (2,5 %).

Es decir que el empleo tiene una configuración cada vez más deteriorada: crece el empleo informal, que no tiene aportes al sistema de salud y la seguridad social y es peor pago. Esto no ocurre solo desde la crisis; viene pasando desde que asumió Macri, pero de manera cada vez peor.

De esta forma, la masa salarial total (la suma de todas las remuneraciones a los asalariados), creció más de lo que aumentó lo que se lleva en promedio cada trabajador (que surge de dividir la masa, en cada período, por la cantidad de puestos de trabajo contabilizados en el mismo): la primera aumento 43,2 %, contra 41,9 % del segundo.

Esto es lo que explica que, del total del ingreso generado, vaya una proporción menor a los asalariados y aumente la que se apropian los empresarios.

En el agregado sectorial, los sectores en los que la remuneración al trabajo asalariado tuvo la menor participación fueron agricultura, ganadería, caza
y silvicultura (20,5 %), minas y canteras (28,3 %), y actividades inmobiliarias (28,7 %).

Lo que viene de la mano del FMI: igual pero peor

Mauricio Macri ya prometió que si gana hará lo mismo que durante su primer mandato, pero más rápido. Esto incluye entre otras cosas profundizar el ajuste fiscal para intentar cumplir con los acreedores a costa del "hambre y la sed" de la clase trabajadora. Pero también una reforma laboral, que incluso podrían intentar antes de diciembre con la composición parlamentaria actual si se impone Juntos por el Cambio.

Pero esto no vendrá solo de ganar Macri. Como anticiparon los economistas cercanos a la fórmula opositora de Fernández-Fernández, el paquete de medidas que va a exigir el FMI, a cambio de dar más tiempo para que la Argentina pague el préstamo generoso que le otorgaron a Macri (que vino con cláusulas leoninas que comprometen fuerte a la próxima administración) es avanzar en reformas estructurales más agresivas. Esto incluye la laboral, pero también previsional, bajas de impuestos a las empresas (y suba de otros como el IVA para que cierren las cuentas), privatizaciones, y todo lo que ya conocemos.

Que esto "va a venir", y no son hipótesis, lo afirmó de manera tajante Guillermo Nielsen, cuya futura participación en el gabinete si gana Alberto Fernández fue desmentida por el candidato estos días, a pesar de que antes el mismo lo había mencionado como un economista de confianza.

Además de las medidas contra las condiciones de trabajo y la presión por renegociar los convenios colectivos por rama y por empresa incluyendo cláusulas flexibilizadoras, también podemos anticipar que pegarán negativamente sobre la participación de los salarios las medidas de ajuste que ya se anticipan: la continuidad de los recortes fiscales comprometidos con el FMI, que solo podrían revisarse dentro de márgenes muy estrechos (entre otras cosas, porque el país tampoco puede hoy volver a endeudarse para pagar su deuda, lo cual solo deja el camino del ajuste para quienes no están dispuestos a cuestionar el privilegio de los acreedores); y un seguro salto en el valor del dólar después de las elecciones, que es el correlato de buscar mantenerlo planchado hoy como hace el gobierno.

Por las exigencias del FMI y las medidas económicas que se preparan,gane quien gane, es que la foto actual de participación de los asalariados en el ingreso promete seguir deteriorándose fuertemente. La única manera de evitarlo es imponer un giro brusco en las prioridades de la política económica. Decirle no a los acreedores y el FMI, terminar con la austeridad e implementar medidas de emergencia para que la crisis no la paguemos los trabajadores, sino los usureros y grandes empresarios que la generaron.

Te puede interesar: ¿Cuál es el programa para derrotar al FMI y evitar un default como el del 2001?






Temas relacionados

Distribución del ingreso   /   Salarios   /   Ajuste   /   FMI   /   Economía Nacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO