Política Venezuela

REUNIONES DE LA "MESA DE DIÁLOGO"

Gobierno y oposición: griterío mediático por arriba, negociaciones silenciosas por abajo

Una vez más volvieron las declaraciones sobre “la mesa de diálogo” entre el gobierno de Maduro y la oposición como si las reuniones por abajo no se estuviesen realizando, y justo cuando han llegado al país los “acompañantes” internacionales.

Viernes 20 de enero de 2017

Este jueves, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) informó que presentará una propuesta al gobierno de Maduro y a la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para reimpulsar la mesa de “diálogo nacional” que habría entrado en una supuesta "fase de revisión" desde diciembre.

De acuerdo a un comunicado de Unasur, "nuestra presencia en Caracas y los contactos que estamos teniendo tanto con el Gobierno nacional como con la MUD están orientados a consolidar las condiciones para el relanzamiento del proceso, para lo que presentaremos una propuesta a las partes", aunque sin precisar el contenido de dicha propuesta.

La Unasur ha indicado que su secretario general, el expresidente colombiano Ernesto Samper, el Vaticano y los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana), Martín Torrijos (Panamá) y el exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero seguirán acompañando este proceso que se instaló el pasado 30 de octubre. "Reiteramos nuestro compromiso y firme voluntad de seguir acompañando todas las gestiones necesarias para lograr la pacífica y democrática convivencia de la sociedad venezolana", indica la nota oficial. Este mismo jueves ya era público que todos estos “acompañantes” internacionales se encontraban en Caracas.

Por otra parte, de acuerdo a la agencia de noticias EFE, Samper habría destacado un mensaje que le habría hecho llegar el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, "con la firme decisión del Vaticano de continuar su apoyo al diálogo e informar que, en esta oportunidad, monseñor Celli no estará presente en Caracas, asumiendo su representación el nuncio Aldo Giordano". El Vaticano había expresado en diciembre en una carta privada, su "preocupación" por lo poco alentadores que han sido los resultados del diálogo entre el Gobierno y la MUD.

Justamente este jueves fue dado a conocer que el enviado del Vaticano para las conversaciones, monseñor Claudio María Celli, no acudirá a las próximas reuniones de diálogo, y que sería sustituido por el Nuncio Algo Giordano. De acuerdo a la MUD, habría recibido un comunicado del Nuncio Apostólico, en el que éste les abría manifestado que: "Deseo informarle que S.E. Mons. Claudio María Celli, Delegado del papa para la mesa del diálogo en Venezuela, ha renunciado a su visita a Venezuela para los próximos días, por lo tanto no participará a las posibles reuniones previstas para estos días", y que el Papa habría designó a Giordano como delegado de la Santa Sede "para estos eventuales encuentros".

Este miércoles, Maduro ya había anunciado que estaría "dispuesto a todo" en la mesa de diálogo pero sin el establecimiento de condiciones previas, aunque asomó una posible exigencia por parte del oficialismo. Sin embargo, sostuvo que una exigencia del oficialismo a la MUD "sería" que estos se incorporen a “la comisión de la verdad”, una instancia creada por el gobierno a principios de 2016 para que la Asamblea Nacional “pusiera freno” al proyecto de ley de amnistía para los integrantes de la oposición que se encuentran detenidos.

Al comienzo de la noche de este jueves, Maduro mantenía una reunión con el secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, en el Palacio de Miraflores, junto con el expresidente del Estado Español, José Luis Rodríguez Zapatero y los expresidente de República Dominicana, Leonel Fernández y de Panamá Martín Torrijos que llegaron este día a Caracas.

Pero hay que aclarar en todo esto que, cuando la oposición habla de que no se reunirá con el gobierno si éste no cumple los acuerdos (que dicho sea de paso es de lo que también acusa Maduro a la MUD), se están refiriendo a reuniones públicas, pues las reuniones reservadas no han dejado de realizarse, incluso esto declarado por el propio Maduro y que la oposición no ha negado.

Por eso no hay que llamarse a engaños, tanto los movimientos de la oposición como las reacciones del gobierno, y las declaraciones mediáticas altisonantes, serían para presionar aún más entre las partes en función de las reuniones que por abajo se vienen realizando y ver cómo se arrancan concesiones cada una de las partes.

La verdad es que tanto el gobierno como la MUD, continúan realizando sus reuniones y tejiendo acuerdos, y muy distante se estaría aún que el tan mentado diálogo se haya roto. La llegada al país este jueves de los “acompañantes” internacionales justamente es para ir dándole forma a los acuerdos que se estarían tejiendo, donde los mismos se reunirán con las partes por separado de manera pública, aunque entre bambalinas lo harán conjuntamente como luego se termina dando a conocer.






Temas relacionados

Diálogo nacional   /   Política Venezuela   /   Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /   Nicolás Maduro   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO