×
×
Red Internacional

Reclamos obreros. Guayana: trabajadores del cemento protestan por bajos salarios y anuncian nuevas acciones

En enero se han dado continuidad con las protestas de los trabajadores y las trabajadoras en las distintas partes del país, tal como se venía desarrollando con los reclamos a finales de año entre los distintos sectores de la industria, servicios, empresas del Estado y del sector público. Este 13 de enero fue el arranque de las protestas de los trabajadores del cemento.

Viernes 14 de enero | 10:56
Fotografía cortesía

Este jueves un nutrido grupo de trabajadores se concentraron a las afueras de la empresa en el estado Bolívar, que continúan reclamando por los paupérrimos salarios y la baja producción por la propia desidia de los gerentes, así como el montaje de sindicatos paralelos por parte de tales gerentes para quebrar los reclamos.

La industria del cemento, como el resto de las industrias del país, atraviesa una profunda crisis. Quienes están sufriendo las consecuencias de esta crisis que no provocaron son los trabajadores con prácticamente todas sus conquistas liquidadas y con salarios de hambre. La situación se agudiza cuando para aquellos que salen a denunciar la dramática situación o demandar por sus derechos laborales sufren represalias y despidos, tal como aconteció con Hermes Bastardo de Cementos Vencemos de Guayana y secretario de organización de Sintracemex.

Con respecto al paralelismo sindical, así lo explicaba Hermes Bastardo en una entrevista para La Izquierda Diario: “Te puedo empezar diciendo que desde la dirección de la Corporación Socialista del Cemento se han empeñado en hacer un sindicato paralelo, comenzaron con el tema de los CPT (Consejos Productivos de los Trabajadores) y desde entonces se ha hecho un paralelismo sindical, al punto de que se nos ha cerrado la puerta con el director de la Corporación Socialista del Cemento. Buscan ‘representantes sindicales’ que les avalen todas sus políticas”.

Este jueves anunciaron que el próximo 26 de enero estarán en Caracas en una asamblea nacional de cementeros. Así lo declaró Johnny Linares, secretario general del Sindicato de Sintracemex, quien declaró que ante la falta de atención de las autoridades regionales y nacionales a los reclamos legítimos que han hecho como trabajadores, han tomado la decisión de reunirse en Caracas, y, en unidad con los trabajadores de las otras plantas del país, levantar una sola voz de protesta.

Con salarios entre los 5 y 8 dólares quincenales, míseras vacaciones que no llegan a los 20 dólares y con una ínfima producción nacional en las plantas, deciden retomar su lucha por mejores condiciones laborales. Los representantes sindicales declaran que hace 10 años no discuten contrato colectivo y que, pese a los llamados de atención a mejorar, al menos, 10 cláusulas de emergencia en las que se encuentran el salario, servicio médico y funerario, no han recibido respuestas, lo que ha desmejorado considerablemente la calidad de vida de los trabajadores del cemento.

De todas las factorías que hacen vida en la Corporación Socialista del Cemento tenemos una capacidad de producción instalada de 10 millones de toneladas métricas, pero ahora la empresa está produciendo un 10 o 11% a lo máximo de esa capacidad. Frente a eso los trabajadores han planteado salida frente a esa situación crítica de la producción: “Definitivamente estamos mal con el tema de producción. Y en ese sentido, nosotros, los líderes sindicales hemos hecho propuestas con nuestra experiencia, pues tenemos una capacidad nominal de 25 años de servicios en la industria. Conocemos la industria como tal, pero lastimosamente no se nos ha escuchado”, declaran los representantes sindicales.

Hermes Bastardo declaraba a La Izquierda Diario que “Nosotros estamos convencidos, nuestros agremiados, nuestra junta directiva, nuestro secretario general Johny Linares, y mi persona como secretario de organización, de que la lucha debe ser por salarios, por recuperar nuestras convenciones colectivas, también consideramos que debe ser porque la industria vuelva a ser lo que fue en otrora, una industria productiva, una industria donde tú tenías tu capacidad de ahorro. Porque nos cercenaron incluso nuestra capacidad de ahorro. Nosotros seguimos luchando por todos nuestros derechos y contra toda esta situación imperante.”




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias