×
×
Red Internacional

Entrevista.“Hay una fuerza allí en la base, en función de construir una fuerza real entre los trabajadores petroleros”

Entre los trabajadores petroleros se vienen generando movimientos por abajo, que realizan asambleas, protestas y que no se resignan a continuar viviendo toda esa situación de precariedad. Son trabajadores que no tienen la más mínima confianza en las burocracias que se disputan por arriba el control de la Futpv, tal como acontece ahora entre Wills Rangel y Manuel Páez. Para dar a conocer con detenimiento a nuestros lectores conversamos con Horacio Silva de la Refinería El Palito en el estado Carabobo, como parte de reportajes que venimos realizando entre los trabajadores y sectores sindicales.

Miércoles 8 de septiembre | 13:10
Trabajadores petroleros en el Zulia exigiendo mejores condiciones de trabajo y por los salarios

Apenas al iniciar la conversación Horacio Silva busca dar una mirada general de cómo se han ido gestando los distintos movimientos sindicales en los últimos años, sobre todo de los forzados procesos de unificación que se fueron dando entre federaciones y sindicatos nacionales allá por los años del 2002 en adelante, así como luego del paro petrolero, promovidos por arriba sin discusiones ni asambleas en la base entre los trabajadores, que solo fueron consolidando distintas burocracias sindicales y liquidando la libertad y la autonomía sindical de los sindicatos de base.

Lo desarrolla, nos dice, sobre todo esto para explicar lo que acontece con las actuales divisiones entre la burocracia sindical enquistada en la Futpv (Federación Unitaria De Trabajadores Del Petróleo de Venezuela), muy acentuada en todas las regiones del país, con el enfrentamiento entre el actual presidente de la Futpv Wills Rangel y Manuel Páez, antiguo operador político y electoral de Rangel.

Así hace memoria y recuerda la situación de las distintas federaciones antes de la famosa acta que se firmó en el 2004 en El Palito, más precisamente en un acto que se hizo en el club de dicha refinería en Carabobo, con Alí Rodríguez Araque que era ministro de Petróleo y después fuera presidente de PDVSA. Se trata de las organizaciones sindicales Fedepetrol, Fetrahidrocarburos y Sinutrapetrol, entre otras, firmantes de un acta denominada “Declaración El Palito”.

Un documento, enfatiza, que contó con la firma de Nelson Nuñez y Rafael Rosales, quienes al mismo tiempo eran directores externos de Petróleos de Venezuela y presidentes de Sinutrapetrol y Fedepetrol, respectivamente, para ese momento. Por la representación por Fetrahidrocarburos estuvo Freddy Alvarado, además de otros sectores de menor peso sindical para la fecha, nos relata Horacio Silva.

Así comenta que, producto de una unificación que se dio por arriba, sin grandes discusiones entre los trabajadores de base en las distintas áreas de trabajo, de acuerdo entre cúpulas, se generó un proceso donde se fueron consolidando sectores sindicales con mucho poder. “Entonces todo ese proceso de generar organizaciones sindicales y a montar sindicatos franquicias comenzó desde ese momento. Incluso cuando se unifican las dos federaciones y el sindicato nacional, bueno te podrás imaginar que existían casi 300 sindicatos a nivel nacional, y bueno cuando tú revisas, ellos qué hicieron, violentando la autonomía de las organizaciones sindicales y violentando la libertad sindical, obligaron a las regiones a que se unificaran en uno, sin asambleas de base de los trabajadores si acordaban por tal unificación o no”.

“Entonces ellos violentando eso, no le pararon a nada, ya Wills Rangel estaba allí, obligaron a unificar los sindicatos sin discusiones en la base, entonces ellos unificaron, pero en ese camino eliminaron sindicatos y otros sindicatos quedaron por fuera sin entrar en la unificación, sin llamar a discusiones entre los trabajadores, todo entre las cúpulas. Y de allí un largo trecho que se ha venido recorriendo”, nos comenta.

Luego vinieron las elecciones en la Futpv. “Entonces en el marco de eso Wills Rangel empieza a tener control, hegemonía de la Futpv articulando alianzas con burócratas como Manuel Páez, que no era nadie, pero como Wills no tenía un operador, porque no le gusta caminar las plantas ni nada por el estilo, y Manuel Páez sí, entonces hizo una alianza con Páez para que se encargue de visitar todo el país, y bueno donde no le seguían línea Páez lo sacaba, lo jubilaba”, precisa.

Al calor de la crisis en el país y el desastre en la industria petrolera, vendrá a gestarse la división entre estos dos sectores, sobre todo luego que Wills Rangel se lanzara a candidato a diputado nacional, “pues sobre todo cuando el sector de Manuel Páez consideraba que Rangel no se elegía como diputado y consideraba el momento de aprovechar la situación”. Y que lo que se está viviendo en estos momentos, con divisiones más acentuadas entre estos factores, controlando distintos sectores, secretarios generales, etc. Todo esto es expresión de la división que se ha producido en el seno de la burocracia sindical chavista y madurista, donde ambos son responsables de lo que está pasando.

Pero en esta división Wills Rangel es de los que más están atornillados en el poder, pues además de continuar siendo presidente de la Futpv es miembro de la junta directiva de Pdvsa, diputado nacional y presidente la Central Bolivariana Socialista de los Trabajadores. Aunque el sector de Manuel Páez, antiguo operador político y electoral de Wills Rangel “ha hecho una alianza con el ministro del Petróleo Tarek Aissami, en una división donde este sector controla alrededor de 60 secretarios generales, más de los que pueda estar controlando Wills Rangel”, comenta Horacio Silva. Incluso la mayoría de los burócratas importantes en el Zulia no toleran a Wills Rangel.

“Pero hay que ser claros, todas las entregas que se hicieron a nivel de petróleos de Venezuela con su convención colectiva, el salario, todas nuestras históricas conquistas, es tan responsable Manuel Páez como Wills Rangel. Pero ahora como están enfrentados, el culpable es Manuel y no Wills Rangel para este último, y Páez dice que el responsable fue Wills, toda una farsa entre ellos, cuando ambos son los responsables de que pasara toda la política del Gobierno de Maduro en la industria petrolera”, asevera Horacio Silva.

Trabajadores petroleros de Paraguaná durante asamblea
Trabajadores petroleros de Paraguaná durante asamblea

Aunque el espacio es corto en este reportaje como para recoger todo el relato que nos va haciendo Horacio Silva de lo que ha venido aconteciendo entre los distintos sectores sindicales, nos queremos detener en lo que nos relata sobre lo que pasa actualmente en los trabajadores y las iniciativas que hay por la base.

Así nos comenta que recientemente “Hemos venido conversando entre muchos trabajadores petroleros del Zulia, que no están de acuerdo con Wills y que no están de acuerdo ni con Manuel Páez, ellos son de la idea de que hay que impulsar una tercera fuerza. Sabemos del problema de recursos que tenemos para poder movilizarnos en una industria tan grande, por la situación precaria que vivimos. Pues hay gente que maneja grandes recursos como Manuel Páez se ha metido allá en el Zulia y pone todos los recursos, que se termina convirtiendo en una repartición de dinero, pero allí no hay nada que tenga que ver de fondo con la cuestión de las reivindicaciones de los trabajadores petroleros, de sus derechos y conquistas perdidas.”

“La confrontación política entre esos dos sectores no tiene nada que ver con la realidad que están viviendo los trabajadores” nos comenta. “No hay legitimidad de origen de todos esos dirigentes sindicales ni en los sindicatos y mucho menos en la federación petrolera. Esos sectores que se pelean por arriba destruyeron el movimiento sindical, aquí no hay movimiento obrero petrolero como tal”, enfatiza.

Horacio Silva de Refinería El Palito
Horacio Silva de Refinería El Palito

Pero en cuanto a lo que acontece sobre todo entre los trabajadores de base, nos comenta que se está gestando por abajo movimientos de trabajadores, que se expresan en las distintas protestas que se están llevando a cabo, como en el Zulia y en el oriente.

“Sí, hay una fuerza real allí en la base, aguas abajo, en función de construir una fuerza de trabajadores. Donde está allí, por ejemplo, Demóstenes Velásquez, a quien la burócrata sindical y diputada por el Psuv Sandra Nievez (ligada a Willss Rangel), lo ha demandado a la Fiscalía por supuesta cuestión de género cuando en verdad son denuncias sindicales, y que ya lo venía acusando de guarimbero, de terrorista, que es el discurso que usan ante Nicolás Maduro”.

Agrega que se trata de “una fuerza real que existe en las áreas operacionales de los trabajadores. Los trabajadores están claros que la burocracia de la Futpv no representa a nadie, e incluso, los miembros del comité ejecutivo del Zulia, esos secretarios generales que están poniendo no representan a nadie”.

Remarca el petrolero de El Palito que “sino buscamos organizarnos, quienes van a seguir dominando y ganando allí en la Futpv serán todos esos que manejan grandes cantidades de dinero y que responden a distintos sectores de la alta burocracia estatal en el Gobierno e incluso de los militares, tal como ocurrió en las internas del Psuv. Es necesario hacer un trabajo paciente para poder organizar a los trabajadores de las áreas. Entonces, la organización real de la base, existe, está allí, los trabajadores están haciendo un trabajo, pero muy fuerte, pero en sus áreas locales, y se hace necesario avanzar más a otras áreas regionales.” Desde el punto de vista de Silva, “lo que hay que ayudar a alentar es ese movimiento de fuerza que existe por abajo en la industria petrolera”.

Enfatiza que “los trabajadores no están atendiendo ese llamado de esos dos bandos que se están matando por los reales, por la repartición de cuotas de sindicales, se están matando por la administración de la poca convención colectiva petrolera que queda, y se están matando por las pocas contratistas que quedan en la costa oriental del Lago y en oriente. Pero entre esa gente no hay nada que tenga que ver con el tema de reivindicación, conquistas y derechos perdidos por los trabajadores”.

En cuanto a la represión y el amedrentamiento que viven los trabajadores en la industria petrolera declara que se vive en una situación que nunca se había visto, tal como vemos con Eudis Girot preso sin causal alguna, y así muchos otros trabajadores petroleros. “Bueno, y todos sabemos que cuando los trabajadores salen por su propia cuenta lo persiguen, lo tildan de terrorista, de guarimbero, los meten preso, no los dejan entrar a la empresa, los califican con despidos. En El Palito, por ejemplo, hay un terror terrible, pues el que protesta o el que diga algo, lo sacan o va preso, así de sencillo. Y eso lo implementan todos esos burócratas sindicales como Manuel Páez, Wills Rangel.”

Por eso es que “frente a todo esto tiene que surgir una corriente con fuerza de los trabajadores, con una visión clara para donde van las cosas, y que logre organizar ese descontento que existe entre todos los trabajadores petroleros, impulsando su organización que nos permita recuperar todas las conquistas perdidas, nuestros salarios, nuestros derechos, y que los trabajadores le den la espalda definitivamente a todas esas burocracias enquistas no solo em la industria y que han venido representando las políticas del propio gobierno nacional”.

Así, tras una larga conversación cerramos este reportaje que, desde La Izquierda Diario buscamos reflejar, en la voz de los diversos sectores de trabajadores, lo que acontece en la industria petrolera del país, en los sindicatos y entra los trabajadores de base que se han venido manifestando en los últimos meses.

Esta entrevista fue realizada por Milton D’León, editor de La Izquierda Diario Venezuela.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias