Internacional

Pandemia

India registra un récord de más de 200.000 casos de covid-19 en un día

El país informa 200.739 casos, superando los 14 millones en total, ya que la intensificación del brote pone un peso sombrío en su frágil sistema de salud.

Jueves 15 de abril | 11:33

India ha reportado un récord de 200.739 casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, según el Ministerio de Salud, ya que el gobierno de Delhi anuncia cierres de fin de semana en la capital y los hospitales que tratan a pacientes informan una grave escasez de camas y suministros de oxígeno.

Las muertes se situaron en 1.038, lo que eleva el total a 173.123, según mostraron los datos el jueves. La carga total de casos del país llegó a 14,1 millones, justo detrás de Estados Unidos, que lidera el recuento mundial con 31,4 millones de casos.

El aumento del jueves fue el séptimo aumento diario récord en los últimos ocho días y se produce cuando India lucha contra una segunda ola masiva de infecciones que tiene su epicentro en el estado económicamente significativo de Maharashtra, hogar de Mumbai. El estado occidental representa aproximadamente una cuarta parte del total de casos del país.

El estado de Delhi entrará en un cierre de fin de semana para contener un fuerte aumento de las infecciones por COVID-19, dijo el ministro principal, Arvind Kejriwal.

Los centros comerciales, los gimnasios, el servicio de comida fuera en los restaurantes y algunos mercados semanales estarán cerrados durante el fin de semana y solo los servicios esenciales permanecerán operativos, dijo Kejriwal.

Preocupante situación sanitaria

Debido al aumento de casos, ha habido un gran impacto en la frágil infraestructura de salud del país, y muchas áreas informan escasez de camas de cuidados intensivos (UCI) y tubos de oxígeno en varios estados.

Los hospitales y médicos en Maharashtra, así como en otras regiones, incluidas Gujarat y Delhi en el norte, informaron escenas caóticas cuando las instalaciones de atención médica se vieron abrumadas por un aumento en las admisiones de pacientes con COVID-19.

“La situación es horrible. Somos un hospital de 900 camas, pero hay unos 60 pacientes esperando y no tenemos espacio para ellos ”, dijo Avinash Gawande, funcionario del Government Medical College and Hospital en Nagpur, un centro comercial en Maharashtra.

Te puede interesar India supera a Brasil como segundo país más afectado del mundo por coronavirus

El Gobierno de la India dijo que el país estaba produciendo oxígeno a su máxima capacidad todos los días durante los últimos dos días y que había aumentado la producción.

"Junto con el aumento de la producción de las unidades de fabricación de oxígeno y las existencias excedentes disponibles, la disponibilidad actual de oxígeno es suficiente", dijo el Ministerio de Salud en un comunicado el jueves.

También en la capital, Delhi, los casos diarios de COVID-19 están alcanzando nuevos récords, y los médicos advierten que el aumento podría ser más mortal que en 2020.

Según las estadísticas, Delhi registró 17.282 casos en las últimas 24 horas, la cifra más alta en un solo día hasta el momento, ya que la ciudad se estaba quedando sin camas de UCI para pacientes con COVID-19, con solo 171 con ventiladores disponibles el miércoles por la noche.

"Este virus es más infeccioso y virulento ... Tenemos pacientes de 35 años con neumonía en cuidados intensivos, lo que no sucedía el año pasado", dijo Dhiren Gupta, pediatra del Hospital Sir Ganga Ram en Nueva Delhi. "La situación es caótica".

Más de una docena de hoteles y salones de banquetes de bodas en la ciudad recibieron la orden de convertirse en centros COVID-19 adjuntos a hospitales.

Con más muertes reportadas, ha habido una enorme carga para los crematorios y cementerios en la ciudad capital.

Se podía ver un flujo constante de coches fúnebres llegando a Nigambodh Ghat, uno de los principales crematorios de Delhi, donde el tiempo de espera para una cremación era de cinco a seis horas, informó el canal de noticias NDTV.

Los canales de televisión locales también mostraron a familiares enojados de un paciente que murió después de pasar horas en una camilla afuera de un hospital COVID-19 en la capital del estado de Jharkhand, Ranchi, donde se informó que todas las camas estaban ocupadas.

En Mumbai, se estaban estableciendo dos enormes complejos para pacientes cuando el gobierno de Maharashtra inició una serie de restricciones al movimiento, las reuniones y los establecimientos comerciales durante dos semanas.

A partir del miércoles por la noche, todas las tiendas, centros comerciales y entregas de comercio electrónico, excepto de artículos esenciales como alimentos, abarrotes y medicamentos, se suspendieron hasta el 1 de mayo.

También se cerrarían todas las unidades de fabricación, excepto las orientadas a la exportación y las que fabrican artículos de primera necesidad. Los bares y restaurantes ya han sido cerrados y las reuniones de más de cinco personas están prohibidas en todo el estado.

En los últimos días, los trabajadores migrantes que transportaban mochilas han invadido los trenes abarrotados que salen de Mumbai.

India experimentó una tendencia a la baja en las infecciones a partir de fines de 2020, pero las cifras comenzaron a aumentar nuevamente a mediados de febrero.

Se espera que las recientes elecciones y festivales regionales, incluido el gigantesco Kumbh Mela de un mes de duración, puedan acelerar aún más la tasa de infección, y el virólogo Shahid Jamil los calificó como eventos de súper propagación.

Crisis de vacunas

La campaña de vacunas de la India comenzó en enero con el objetivo de inocular a 300 millones de sus 1.350 millones de habitantes para julio. Hasta ahora se han administrado más de 111 millones de dosis de vacunas, de las cuales 13 millones fueron segundas dosis, dijo el Ministerio de Salud. Pero para el tamaño demográfico y el nivel de crisis sanitaria es totalmente insuficiente.

India es uno de los países elegidos por varias de las farmacéuticas para producir la vacuna del coronavirus. Siendo uno de los principales fabricantes a nivel mundial, el país solo pudo inocular al 6.8% de su población. Si bien tiene una vacuna de desarrollo local, la misma tuvo que empezar a usarse de forma urgente en personal de la salud cuando aún no estaba publicado el resultado de la fase 3 de las investigaciones.

India, fue junto a Sudáfrica, el país que en octubre pasado presentó ante la Organización Mundial del Comercio un pedido para que se suspendan temporalmente las patentes de la fabricación de vacunas, pero los imperialismos europeos y estadounidense, se pusieron a la cabeza de rechazar el pedido.

Esta negativa es la principal responsable no solo de que muchos países no hayan podido aún empezar un plan de vacunación, o que lo hayan hecho en una proporción insignificante, sino que, junto a la extensión de nuevas cepas más contagiosas que la original, amenacen con volver ineficaces a las actuales vacunas, haciendo fracasar el plan en todo el mundo, y generando nuevas olas de contagios, afectando principalmente la vida de millones de personas en los países más pobres del planeta.






Temas relacionados

Vacunas contra la Covid-19   /   Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   India   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO