Internacional

RUSIAGATE Y ELECCIONES

Investigación del Senado de EE. UU. detalla los vínculos entre Trump y Rusia en 2016

El Senado estadounidense, controlado por los republicanos, presentó este 18 de agosto un informe de 1,000 páginas sobre la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses del 2016. Sin embargo, no concluyó que en la campaña de Trump participara en una conspiración coordinada con el gobierno ruso

Martes 18 de agosto | 18:37

El panel del Senado, liderado por el Partido Republicano, presentó un informe de 1,000 páginas que detalla los vínculos entre la campaña de Trump de 2016 y Rusia que confirma las conclusiones del fiscal especial en un momento en que los aliados del presidente Trump han tratado de socavar esa investigación.

Este martes 18 de agosto, un panel del Senado controlado por los republicanos que estuvo tres años investigando la supuesta interferencia electoral de Rusia en 2016, presentó una extensa red de contactos entre los asesores de campaña de Trump y funcionarios del gobierno ruso y sectores de los servicios de inteligencia de ese país.

Te puede interesar Sanders, Michelle Obama y la campaña del mal menor para postular a Joe Biden

El informe del Comité de Inteligencia del Senado, con un total de casi 1.000 páginas, proporcionó un declaración jerárquica bipartidista del Senado de un conjunto extraordinario de hechos: el gobierno ruso emprendió una extensa campaña para tratar de sabotear las elecciones estadounidenses de 2016 para ayudar a Trump a convertirse en presidente, y algunos los miembros del círculo de asesores de Trump estaban abiertos a la ayuda de un adversario estadounidense. Entre los nombres de alto perfil que figuran: Jared Kushner, yerno del presidente y Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente, que tenían "conexiones importantes con el gobierno ruso, incluídos los servicios de inteligencia".

El informe es el producto de una de las pocas investigaciones del Congreso en la historia reciente que mantuvo el apoyo bipartidista en todo momento. Esta investigación, el presidente y sus aliados han tratado de desacreditarla durante mucho tiempo como parte de una "caza de brujas" diseñada para socavar la sorprendente elección de Trump hace cuatro años. Los legisladores y los asistentes de los comités entrevistaron a más de 200 testigos y revisaron cientos de miles de documentos, incluídos informes de inteligencia, notas internas del FBI y correspondencia entre miembros de la campaña de Trump. El comité convocó audiencias de gran éxito en 2017 y 2018, pero gran parte de su trabajo se llevó a cabo en una suite de oficina segura fuera de la vista del público.

Te puede interesar Histórico acuerdo entre Israel y Emiratos Árabes llega para dar aire a Trump y Netanyahu

El informe del Senado dice que la naturaleza inusual del equipo de campaña de Trump - integrada por socios, amigos y otros empresarios sin experiencia en el gobierno - "presentaba objetivos atractivos para la influencia extranjera, creando vulnerabilidades de contrainteligencia notables".

El informe mostró una amplia evidencia de contactos entre los asesores de campaña de Trump y personas vinculadas al Kremlin, incluido Konstantin V. Kilimnik, un socio de larga data de Paul Manafort, que fue presidente del equipo de campaña de Trump. El informe identifica a Kilimnik como un "oficial de inteligencia ruso". Al igual que la investigación dirigida por el fiscal especial, Robert S. Mueller III, quien dio a conocer sus hallazgos en abril de 2019, el informe del Senado no concluyó que la campaña de Trump participara en una conspiración coordinada con el gobierno ruso, un hecho que los republicanos aprovecharon para argumentan que "no hubo colusión".

Finalmente, el extenso informe concluyó que la campaña de Trump no estuvo involucrada en una conspiración coordinada con el gobierno ruso. Aunque hay alguna diferencia entre las conclusiones que saca cada partido, los senadores republicanos y demócratas llegaron a un amplio acuerdo sobre sus conclusiones más significativas. Esta investigación cerrada a pocos meses de concluir la elección en centro del imperialismo, es un mensaje para disversos destinatarios.

Los demócratas podrán decir que gente muy cercana a Trump aceptó ayuda de agentes extranjeros para obtener una ventaja electoral y los republicanos dirán que una comisión bipartidista absolvió al presidente y que esto demuestra que hubo una "caza de brujas". Por otro lado hay por lo menos dos mensajes para la población en general. Una demostración de la seguridad y transparencia del sistema electoral norteamericano y una reivindicación de los servicios de inteligencia y los sótanos del estado, dos cuestiones que son cada vez más cuestionadas en el país.

Te puede interesar Joe Biden confirma a Kamala Harris como candidata a vicepresidenta






Temas relacionados

Elecciones Estados Unidos 2020   /   Donald Trump   /   Partido Republicano   /   Partido Demócrata   /   Rusia   /   Vladímir Putin   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO