×
×
Red Internacional

La administración demócrata de Joe Biden, consiguió un paso en su intento de extraditar a Julian Assange. Esto constituye un preocupante avance de Estados Unidos contra la libertad de prensa en todo el mundo.

Leonardo Vázquez@Leo_Vazquez2000

Viernes 10 de diciembre de 2021 | Edición del día
La situación del periodista australiano es grave, después de 11 años de detención arbitraria, 9 años sin acceso a luz solar, aire fresco, ejercicio y atención médica adecuada.

El tribunal británico hizo lugar al pedido presentado por Estados Unidos a pesar del deteriorado estado de salud del periodista, por considerar que el gobierno norteamericano ofrece “garantías” de un trato humanitario. El tribunal aceptó el pedido que va en contra de la decisión de la Corte de primera instancia de Westminster del pasado enero, que había rechazado la extradición por motivos humanitarios.

El fallo argumenta que existen suficientes garantías de que el fundador de WikiLeaks será tratado correctamente en suelo norteamericano. Cabe preguntarse qué "garantías" puede ofrecer Estados Unidos, que realiza detenciones extrajudiciales en la prisión de Guantánamo (en Cuba) con graves violaciones a los derechos humanos, cuestión denunciada justamente por WikiLeaks.

Aunque todavía quedan instancias para recurrir, esto significa un retroceso judicial en la lucha contra la extradición y por la libertad del periodista australiano. Con este fallo el gobierno estadounidense tiene el camino liberado para pedir una nueva extradición.

Te puede interesar: Libertad inmediata. Julian Assange está "en muy mal estado" de salud antes de la nueva audiencia de apelación

La persecución es repudiada por un amplio arco de organizaciones de derechos humanos, periodistas y defensores de las libertades en todo el mundo. La situación del periodista australiano es grave, después de 11 años de detención arbitraria, 9 años sin acceso a luz solar, aire fresco, ejercicio y atención médica adecuada. La salud del periodista australiano está muy deteriorada con una frágil salud mental y varios intentos de suicido, por lo que este fallo representa un peligro para su vida. El periodista australiano enfrenta 175 años de prisión por revelar crímenes de guerra de dicho país.

Recordemos que Assange se encuentra detenido en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh (al sur de Londres) desde abril de 2019, cuando fue desalojado por la fuerza por agentes británicos de la Embajada de Ecuador.

La persecusión contra Julian Assange es una muestra de la hipocresía del imperialismo norteamericano, que ataca la libertad de prensa mientras realiza una "Cumbre por la Democracia" para intentar ganar apoyo internacional contra China y Rusia.

Te puede interesar: Cumbre por la Democracia de Biden: una maniobra geopolítica contra China y Rusia

Es necesario redoblar la campaña por la libertad inmediata de Assange, por sus condiciones de salud y porque constituye un ataque a la libertad de prensa, especialmente para quienes denuncian los atropellos del imperialismo norteamericano en todo el mundo.

Libertad inmediata a Julian Assange. #FreeAssange




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias