Internacional

Represión

La CIDH llega a Colombia buscando escuchar a las víctimas

Una misión especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) comenzó hoy su visita en Colombia, luego de la polémica generada por el Gobierno de Iván Duque que retrasó todo lo posible la misma. Si bien el encuentro principal será en Bogotá, también se harán reuniones en Cali, Popayán, Tuluá y Buga.

Daniela GuzMar

@daniguzmar

Martes 8 de junio | 21:50

Fotografia: @joanfefotografia

Durante la rebelión que se vive en el país hace más de 40 días en el marco del Paro Nacional, ha sido descomunal el accionar violento de la Policía y de civiles escoltados por los mismos en contra de los manifestantes. Por ende y para verificar las denuncias realizadas por las víctimas y por varias organizaciones no gubernamentales y de Derechos Humanos, la CIDH realizará una visita “de trabajo” que no contará con el pleno de la comisión, sólo durará tres días y que según indican tiene como objetivo “observar de manera preliminar qué ocurre en el país, emitir unas recomendaciones al Estado colombiano o medidas cautelares de cómo puede ser la moderación de la fuerza o reforzar las garantías judiciales”.

La visita “de trabajo” cuyo equipo encabeza Antonia Urrejola, presidenta de la CIDH, se diferencia de las visitas “en el sitio” o in loco, que se han realizado desde su fundación en 1959, en un poco más de 100 encuentros en países de la región. A diferencia de la actual “visita de trabajo” en Colombia, las verificaciones “en el sitio” se llevan a cabo con un análisis más detallado y minucioso acerca de los hechos en contra de los Derechos Humanos, se desarrollan en un plazo de una semana y allí participan el pleno de la Comisión.

Ya esta diferencia en el carácter de la “visita” marca los límites que tendrá esta comisión y reflejan seguramente los acuerdos previos que habrán llegado con el gobierno de Duque para ingresar al país. Es de saberse que La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), quienes cuentan con sus propias polémicas acerca de abuso laboral y corrupción.

Para muchos sectores del golpeado pueblo colombiano, esta visita representa la posibilidad de generar presión sobre el gobierno asesino de Duque y alguna luz de justicia para que la reciente masacre que vienen presenciando y sufriendo, no quede en la impunidad, ya que inclusive creen en la posibilidad de que algunos casos, sean elevados a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Ilustracion: @artedwin
Ilustracion: @artedwin

Por su parte, organizaciones no gubernamentales como por ejemplo Temblores, incluyó en su informe para la CIDH las siguientes prácticas de violencia policial: “El uso indiscriminado, desmedido y desproporcionado de armas de fuego en contra de los manifestantes por parte de la fuerza pública, el uso de armamentos de letalidad reducida para dispersar protestas pacíficas, disparos horizontales con arma Venom, vulneración en procedimientos policiales tales como hostigamientos y ocultamiento de placas de identificación policial, imposición de medidas paralelas por parte de la Policía a los manifestantes para otorgarles la libertad luego de detenciones arbitrarias, violencia sexual, traumas oculares y desaparición forzada de manifestantes”.

De igual forma esta ONG registra hasta el 31 de mayo, “74 víctimas de violencia homicida, de las cuales 45 se dieron por parte de la policía y las demás se encuentran en proceso de verificación del contexto social y presunto agresor”, a su vez también publican entre otros abusos, 3789 casos de violencia, 1649 detenciones arbitrarias y 25 casos de violencia sexual policial. Mientras tanto, en la calles se multiplican las denuncias en contra de los uniformados y de grupos paramilitares que se auto convocan para armarse y “combatir” a los manifestantes.

La toma de testimonios por parte de dicha comisión, quienes argumentan que por cuestiones de la emergencia sanitaria la presencialidad debe ser reducida, también se dispuso a través de una modalidad virtual para quienes estén interesados en hacer sus denuncias. Los encuentros en las diferentes ciudades, contará con la participación de autoridades locales, órganos de control y otros tipos de organizaciones no gubernamentales.

Si bien las conclusiones de la comisión, podrían afectar de alguna forma negativa al Gobierno de Duque, es difícil pensar que la misma representa un alivio o protección permanente para los colombianos o vayan en una investigación hasta el final, que ya han realizado infinidad de denuncias que no han sido atendidas y por el contrario omitidas, que siguen en las calles resistiendo la represión, sin respuestas claras y objetivas por parte de un Estado neoliberal que tiene una deuda histórica con los mismos.

Te puede interesar: ¿Qué se puede esperar de la visita de la CIDH a Colombia?






Temas relacionados

Represión Colombia   /   Iván Duque   /   Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)   /   Colombia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO