Mundo Obrero Venezuela

URGENTE

Marcos Sabariego, trabajador petrolero en casa por cárcel, en riesgo de salud pide autorización para atenderse

Sabariego, trabajador de la refinería de El Palito, detenido por militares en enero de 2020 en medio de una asamblea obrera, se encuentra con una fuerte afección hace días. Solicitan autorización del tribunal para que pueda acudir al médico.

Martes 23 de marzo | 17:50

En diversos grupos de trabajadores y trabajadoras organizados, ha circulado esta tarde la información suministrada por los familiares de Marcos Sabariego, explicando que desde hace casi una semana presenta fiebre y otro tipo de afecciones, las cuales no cesan, a pesar de estar tomando algunos medicamentos. Por estar preso bajo la figura de “arresto domiciliario”, no puede acudir a un hospital. Tampoco cuentan con los recursos como para pagar el traslado de algún médico privado hasta su casa. De hecho, los familiares solicitan también ayuda en cuanto a los medicamentos, pues también se les está haciendo cuesta arriba conseguirlos.

La situación de este trabajador petrolero, detenido en enero del año pasado junto a otro de sus compañeros, Gil Mujica, es delicada. Él mismo ha hecho llegar en horas de esta un mensaje a sus compañeros de lucha y de trabajo, planteando su situación y la urgencia de conseguir el permiso para poder ser atendido.

“Me siento muy mal… A pesar de estar tomando antibióticos, analgésicos, diclofenac, después de cada 6 horas me da un fuerte escalofrío, dolores generales en el cuerpo y un horrible malestar, y tengo mocosidad (sic), estornudos y ardor en los ojos, amigo estoy asustado porque cumplo 6 días tomando medicina y no mejoro, y hoy para completar mi hijo amaneció igual y con fiebre alta”.

El juez a cargo de la causa es el Juez de Control Tercero de Puerto Cabello, Orlando Belisario, quien en aquel entonces les dictó prohibición de salida del país, prohibición de acercarse a su sitio de trabajo y casa por cárcel. La petición inmediata de los familiares y compañeros de trabajo es que el juez otorgue una autorización para poder acudir a algún centro de salud a tratarse esta situación.

Por supuesto, la exigencia más de fondo que hacen es la libertad plena para Sabariego y los demás trabajadores presos o con casa por cárcel por ejercer alguna medida de lucha o denuncia. En lo inmediato, se necesita sumar esfuerzos por hacer llegar lo más fuerte posible esta exigencia ante la emergencia de salud que presenta.

Desde La Izquierda Diario, que al igual que otros medios al servicio de las luchas de nuestra clase, hemos estado acompañando paso a paso el repudio al encarcelamiento de Sabariego y demás trabajadores, y exigiendo su libertad plena, nos hacemos eco de esta exigencia y llamamos a sumar fuerzas para lograr esta medida a su favor.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO