Internacional

Estados Unidos

Más de mil trabajadores en huelga contra la minera Warrior Met en Alabama

Después del fracaso de las negociaciones contractuales, 1.100 mineros en West Alabama de la United Mine Workers se declaran en huelga contra la minera Warrior Met Coal.

Viernes 2 de abril | 13:28

Más de 1,100 trabajadores en dos minas de carbón de Alabama e instalaciones relacionadas se declararon en huelga a partir del jueves 1 de abril a las 10:30 pm. United Mine Workers of America (UMWA) emitió el aviso de huelga contra Warrior Met Coal en nombre de los trabajadores de las dos minas de carbón de la compañía y las instalaciones relacionadas después de que fracasaran las negociaciones sobre el último contrato.

El último contrato se negoció en 2016, cuando Warrior Met Coal sacaba a la empresa de la quiebra provocada por su antiguo propietario, Walter Energy. Como detalla el comunicado de prensa del sindicato, fue sobre la espalda del trabajo y el sacrificio de sus trabajadores que la empresa se recuperó. Desde entonces, la empresa ha obtenido millones de beneficios.

Left Voice está en Alabama para cubrir esta lucha. Haga una donación en su gofundme para ayudarlos a informar sobre esta lucha.
El carbón extraído por Warrior Met se utiliza para la producción de acero en Asia, Europa y América del Sur. La compañía informó una pérdida de 35 millones de dólares en 2020, en comparación con un ingreso neto de 302 millones de dólares en 2019. Citando la incertidumbre debido a la pandemia, no ha publicado ninguna guía financiera para el año en curso. Sin embargo, como presidente del UMWA Cecil E. Roberts dice, la compañía ha premiado la gestión superior con bonificaciones de hasta 35.000 dólares en las últimas semanas.

Para sorpresa de nadie, la empresa sigue haciendo esto presionando a sus trabajadores. Además del aviso de huelga, la UMWA ha presentado cargos por prácticas laborales injustas ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales por la conducta de Warrior Met durante las negociaciones.

Todos los ojos en Alabama

Esta huelga se produce días después de que concluyera una campaña de sindicalización histórica en una instalación de cumplimiento de Amazon en Bessemer, a solo unos pocos kilómetros de distancia. Animados por la comunidad, 5,800 trabajadores de Amazon votaron sobre la posibilidad de sindicalizarse o no con el Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Tiendas (RWDSU).

Desde Hunts Point hasta Bessemer, pasando por las minas de carbón de West Alabama, los trabajadores se están dando cuenta cada vez más de que son ellos los que son esenciales, no los empresarios. Esto se produce en medio de una pandemia que ha perjudicado de manera desproporcionada a la clase trabajadora. Mientras arriesgaban sus vidas y se presentaban a trabajar para producir todo lo necesario para que las ruedas de la sociedad siguieran funcionando, los jefes se sentaban en casa, con toda su comodidad, obteniendo ganancias.

La burguesía ha tenido poco que ofrecer a la clase trabajadora. Más allá de algunos anuncios y migajas simbólicas, la clase dominante continúa actuando en su propio interés, acaparando las ganancias generadas por el saqueo de los trabajadores de los frutos de su trabajo. Esta no es una cuestión de fracaso moral: el capitalismo está funcionando exactamente como fue diseñado.

Pero los trabajadores están despertando frente a las injusticias de los empresarios, y percibiendo el inmenso poder que tienen. Los trabajadores no solo crean los millones que se embolsan sus jefes, sino que también tienen el poder de cerrar todo. Como dice Marcos, un trabajador de Hunts Point Market : “Muchos de los muchachos murieron conmigo aquí [en el trabajo]. Mantuvimos este lugar abierto ... Mientras los jefes estaban en casa, yo estaba aquí trabajando para ellos. Tienen dinero, tienen millones. No lo compartieron con nosotros. Nos merecemos más". Es esta la bronca que se está extendiendo por todo el país y ahora se mantiene firme en las minas de West Alabama. Después de décadas de derrotas, frente a crisis agravantes, la clase trabajadora estadounidense está comenzando a levantar la cabeza lentamente de nuevo.

Te puede interesar Terminó la votación por un sindicato en Amazon Alabama, pero la lucha recién comienza

Que estos incidentes estén surgiendo en el Sur es particularmente revelador. Los medios burgueses quieren hacer creer que el trabajador sureño es conservador y reaccionario. De hecho, los estados del sur continúan teniendo algunas de las densidades sindicales más bajas. Con un 8 por ciento, la densidad sindical de Alabama es más baja que el promedio nacional del 10,8 por ciento. Pero lo que esto oculta es la profunda y rica historia de militancia laboral “multirracial” de la región, particularmente en Alabama. Como señala Michael Goldfield en The Southern Key, “Lo que hizo que Alabama fuera excepcional fue que en la década de 1940 era el estado más sindicalizado del sur. La membresía sindical había aumentado de aproximadamente 70.000 en 1933 a más de 200.000 en 1945, más del 25% de la fuerza laboral en ese año”. Alabama tenía una densidad sindical más alta (25 por ciento) que en cualquier otro estado de los Estados Unidos en la actualidad. Unidos en sindicatos “interraciales”, los trabajadores blancos y negros lucharon juntos durante el cambio del siglo XX contra las leyes de la era de Jim Crow y, más tarde, contra la segregación.

Es una historia de la que el propio UMWA ha sido durante mucho tiempo una parte esencial. Como escribe Goldfield además: El movimiento obrero de Alabama se centró en el área de Birmingham, el bastión de los Trabajadores Mineros Unidos, que ya habían demostrado su fuerza en 1928 al liderar una coalición que abolió con éxito el trabajo de los convictos en el estado. Los aproximadamente 23,000 mineros del carbón sindicalizados en Alabama eran claramente la vanguardia del movimiento laboral, ayudando en la organización de todos los demás trabajadores en todo el estado en la década de 1930, incluidos los trabajadores del acero, los trabajadores de la madera, los trabajadores textiles, los maestros de escuela e incluso los directores en uno. Condado.

En este papel de vanguardia, durante los años 30 y 40, los mineros del UMWA se agitaron y organizaron para sindicalizar Alabama “de pared a pared” en todas las industrias, brindando apoyo material y solidaridad a estos esfuerzos.

El sindicalismo combativo de Alabama fue finalmente debilitado y derrotado en la Era McCarthy por los patrones, que utilizaron a la policía y al KKK (Ku Klux Klan) para reprimir a los trabajadores. Dividieron aún más a los trabajadores al enardecer el racismo y el anticomunismo. Durante las siguientes décadas, sirviendo como socios menores del régimen burgués, las burocracias sindicales dirigieron a los sindicatos hacia el sindicalismo empresarial: el sindicato se convirtió en un servicio que los trabajadores recibían por mejores salarios, condiciones y protección laboral, en contraposición a una herramienta de autoorganización para los trabajadores. clase. Para reconstruir la historia militante a la que pertenecen los trabajadores del Sur, los trabajadores de base tienen que rescatar a los sindicatos de este liderazgo engañoso y transformarlos en organizaciones de lucha, que puedan utilizar para ganar derechos económicos y políticos.

Hoy, el Sur sigue encendiendo la chispa del movimiento sindical estadounidense. Desde la huelga de maestros de West Virginia de 2018 que inició una ola de huelgas entre los trabajadores de la educación en los Estados Unidos, o la campaña de sindicalización de Amazon en Bessemer, Alabama, los trabajadores del sur continúan mostrando el camino. Para tomar lecciones del pasado y luchar con todo el poder de la clase trabajadora organizada, contra las injusticias de los patrones y por mejores condiciones y vida, ahora miramos a los mineros de West Alabama.

Artículo original publicado en Left Voice.
Traducción: Salvador Soler.






Temas relacionados

Clase obrera   /   Sindicatos   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO