Internacional

Crisis en el NPA

NPA en Francia: hacia una Conferencia Nacional ficticia con exclusión de la principal oposición

El 22 y 23 de mayo se realizó la reunión del Comité Político Nacional (CPN) del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA), que estaba encargado de decidir las modalidades de la próxima Conferencia Nacional de cara a las elecciones presidenciales. En esa reunión se votó, con el apoyo de dos corrientes de izquierda del partido (L'Étincelle y Anticapitalisme et Révolution), realizar una conferencia nacional antidemocrática y ficticia eliminando a la principal organización de oposición a la orientación de derecha de la ex dirección mayoritaria.

Miércoles 26 de mayo | 18:24

Presentamos a continuación la declaración de la Corriente Comunista Revolucionaria-Revolución Permanente tras la reunión del Comité Político Nacional (CPN) del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) del último fin de semana.


Hacia una Conferencia Nacional ficticia con la principal oposición excluida

La reunión del Comité Político Nacional (CPN) de los días 22 y 23 de mayo tuvo como mandato definir las modalidades y registrar las plataformas hacia la Conferencia Nacional (CN) encargada de decidir sobre la orientación y el candidato del NPA para las próximas elecciones presidenciales.

Se produjo en un contexto muy particular de una ofensiva divisionista por parte de la ex PfU [ese fue el nombre de la plataforma de la dirección históricamente mayoritaria, mandelista, en el último Congreso del NPA en 2018, NdeT], lanzada en el primer semestre de 2020 contra todas las sensibilidades de la izquierda del partido, y que luego estuvo centrada sobre la CCR con el pretexto de la precandidatura de Anasse Kazib [1].

Desde hace varias semanas, se multiplican las mociones que piden nuestra exclusión, así como un texto firmado por todos los miembros del Comité Ejecutivo pertenecientes a la ex PfU en el que se cuestiona nuestra pertenencia al NPA y se escribe negro sobre blanco que, al ser la CCR una organización supuestamente distinta del NPA, "no puede pretender discutir y decidir sobre las opciones de otro partido, aunque sea aquel al que algunos de sus miembros hayan pertenecido durante más o menos tiempo y de forma activa". A esto se suma la exclusión de los miembros del CCR y del pZ [Plataforma de la que formaba parte la CCR en el último Congreso] de la coordinación de los comités del 75 [una de las regionales del NPA] el martes 18 de mayo [2], y una contribución, firmada por varios miembros de la dirección del PfU para el CPN, con el título "Unir a la organización para dirigir la campaña presidencial, separándose de la CCR".

Es obvio que, en este contexto, el CNP tenía que condenar estos métodos burocráticos y actuar con una serie de garantías contra nuestra exclusión de hecho (llamada eufemísticamente "separación" [3]) y sobre nuestra plena participación en la Conferencia Nacional. Sobre todo porque en el marco del CPN los miembros de la PfU, luego de haber reafirmado desde su introducción al debate de orientación para la elección presidencial la necesidad de "separarse" de la CCR, dijeron y repitieron lo que sus representantes ya habían indicado en la comisión encargada de trabajar en la moción de organización de la CN, a saber, que no iban a "obligar a la gente a reunirse" y que en las principales regionales partidarias del NPA (75, 31, 93) no habría asambleas generales electivas comunes con la CCR.

En este contexto, sólo un bloque sólido a la izquierda del partido, como el que se enfrentó al intento de la dirección de la PfU de impedir que los nuevos militantes pudieran votar en el congreso del pasado mes de julio, habría sido capaz de imponer unas condiciones verdaderamente democráticas para la Conferencia Nacional y rechazar firmemente el proyecto de exclusión de la CCR. En torno a este objetivo se podría haber reunido una mayoría muy amplia en este CPN, como lo demuestra el resultado de otras votaciones como la de la moción sobre las regionales, que obtuvo la mayoría absoluta con 34 votos a favor. Sin embargo, lamentablemente no fue así.

La moción sobre la organización de la CN incluye, entre los motivos de posibles excepciones a las normas comunes para la celebración de asambleas generales electivas, una "situación política interna" que no permita la celebración de Asambleas Generales comunes [4]. Esta parte de la frase, que hemos pedido que se elimine, abre la posibilidad de que en casi todas partes se rechace debatir en un marco común con nosotros. Además de las regionales 75, 31 y 93, ya podemos prever que esto también ocurriría en el Norte o en una ciudad como Montpellier. Esto significa que la mayoría de nuestros militantes no tendrían acceso a un debate con las distintas posiciones de cara a la Conferencia Nacional.

Además, con una parte de la antigua PfU impugnando la pertenencia de los militantes de la CCR al NPA, no tendríamos ninguna garantía de que los votos de la CCR sea contabilizados. Una Conferencia Nacional de este tipo, cuyo objetivo es reducir el peso numérico (preparando el cuestionamiento de nuestros votos) y político (evitando el debate real) de la oposición principal, para excluirla, no tendría nada de democrático. Por eso presentamos al CPN una moción específica, cuyo contenido era esencialmente reafirmar el derecho de los militantes de la CCR a participar plenamente en la CN, es decir, a poder debatir con las demás posiciones, a votar y a que se cuenten sus votos [5]. Esta moción democrática, por elemental que sea, fue rechazada por el CPN, por la negativa a votarla de los compañeros de L’Etincelle y Anticapitalismo y Revolución (el resto de la izquierda del partido votó a favor). Para intentar disimular este rechazo, estos compañeros propusieron una moción lamentando la exclusión de los miembros de la CCR de la Coordinadora de la regional 75, que había tenido lugar unos días antes, pero sin exigir nuestra reincorporación a esta coordinadora. Es obvio que esta ofensiva para expulsar a la CCR tiene un alcance nacional y no local. El problema está hacia delante, concierne en particular a las condiciones de participación en la Conferencia Nacional.

Si aún quedara alguna duda, la declaración de la delegación de la antigua PfU al final del CPN la elimina. Más allá de las afirmaciones calumniosas sobre un supuesto "entrismo" que no tienen sentido cuando se trata de una corriente que se constituyó hace más de 10 años en un partido basado en un llamamiento a todos los anticapitalistas y revolucionarios, o sobre una supuesta "violencia" que nunca se ha demostrado [6], esta declaración afirma, hablando de la "separación" de la CCR, que "la conferencia nacional deberá, por tanto, tomar nota de esta nueva realidad organizativa". El proceso de nuestra exclusión se ha puesto así en marcha, aunque la PfU evite cuidadosamente el término y adopte la forma de un veto a nuestra plena participación en la Conferencia Nacional.

En este contexto, no podemos sino lamentar la actitud de los camaradas de L’Étincelle y de Anticapitalisme et Révolution, incluso si temíamos que la lógica política que les llevaba a constituir un "bloque de centro", equidistante en un primer momento de los dos demonios que representaban las posibles candidaturas de Anasse y Poutou (este último "demasiado comprometido con la LFI” [La Francia Insumisa de Jean Luc Mélenchon] [7], les llevara a no oponerse firmemente a nuestra exclusión. Desde este punto de vista, este CPN fue una clarificación de posiciones: al mismo tiempo que se negaron a votar una moción mínima que se oponía a nuestra exclusión de la Conferencia Nacional, estos mismos compañeros, en una intervención de una compañera de la dirección de L ’Étincelle, abrían explícitamente la puerta a una candidatura de Poutou, sobre la que no tendrían ideas preconcebidas, y luego, en una intervención de un compañero de Anticapitalisme et Révolution, explicaban que la precandidatura de Anasse constituía "una agresión externa contra el NPA". Y por último, para rematar, se abstuvieron simbólicamente en el texto de la plataforma de la "PfU con (su propio) candidato".

Por lo tanto, se pone en marcha una nueva candidatura de Poutou, que estará, digan lo que digan, en continuidad con la política que se está llevando a cabo para las elecciones regionales [es decir, de acuerdos de derecha del NPA con La France Insoumise de Mélenchon, allanando el camino para pactos con el Partido Socialista y Los Verdes, NdeT]l [8], y que, a la vista de la escasa determinación mostrada por los miembros del CPN, probablemente no llegará hasta el final y no habrá sido más que un artificio para la cooptación de una parte de la exizquierda del partido y para la exclusión de la CCR, como condición para la liquidación del NPA en un proyecto más derechista, buscando la unidad con los reformistas.

No estando dispuestos por nuestra parte a aceptar semejante mascarada, nos reuniremos el próximo fin de semana para decidir qué haremos a continuación.

26 de mayo de 2021.



[2El martes 18 de mayo, mientras se realizaba una reunión de Coordinación de la regional 75, los compañeros de la CCR fueron impedidos de participar en la reunión por parte de los compañeros de la PfU, primero físicamente y luego en Zoom. Una semana antes, los compañeros de la PfU habían lanzado una ofensiva de escisión que había sido derrotada porque no se les permitió votar una moción de exclusión durante la Asamblea General del 75 pero también porque todos los compañeros de esta coordinación se posicionaron en contra de esta escisión.

[3La PfU evita cuidadosamente el término exclusión porque sabe que no existe una base "legal" para hacer lo que está haciendo actualmente. Así lo demuestra el aporte firmado por los miembros de la Contrecourant (parte de la dirección históricamente mayoritaria) en vísperas del CPN y que explica que “no se trata de una exclusión por motivos estatutarios, sino de una imposibilidad política de construir la misma organización”.

[4El extracto completo de la moción de organización hacia la Conferencia Nacional dice: “El CPN recomienda que los comités se unan para que las asambleas electivas representen al menos a 30 activistas para que el debate sea rico y pluralista. Evidentemente, las excepciones son posibles, sobre todo en los departamentos donde hay muy pocos camaradas, donde las distancias son grandes o donde la situación política interna no lo permite."

[5El texto exacto de la moción de la CCR sometida a votación fue: "El CPN, reunido los días 22 y 23 de mayo de 2021, reafirma la pertenencia de los militantes de la CCR y de la pZ al NPA y expresa su oposición a los continuos intentos de excluir a estos compañeros, sin ningún tipo de voto ni fundamento estatutario, cualquiera que sean sus opiniones sobre sus posiciones o políticas. Su exclusión de facto de la coordinación de la regional 75, después de la de los compañeros de la CCR y de la P1 en la regional 31, son ilegítimas y representan una ruptura con los principios democráticos elementales en una organización anticapitalista. El CPN reconoce la participación de todos los militantes del NPA en la CN, sus debates y votaciones, siempre que estén al día con sus cuotas y se hayan afiliado al NPA antes del 1 de abril de 2021. Da un mandato a la comisión mixta para que garantice el recuento de todos los votos de los militantes, incluso cuando algunos sectores se nieguen a reunirse en AG comunes, como ocurre en nuestras dos principales federaciones (75 y 31). Esta es una condición para la celebración de una CN democrática y decisiva. Será entonces el Congreso el que debatirá los desacuerdos de fondo, y sólo el Congreso podrá decidir si tal o cual corriente pertenece al NPA".

[6A diferencia de varios miembros de la antigua PfU sobre los que se formulan acusaciones de este tipo en el marco de la comisión de mediación del partido.

[7La plataforma de camaradas dice: "Por eso, los camaradas que están demasiado implicados en la LFI o fuera del NPA tendrán dificultades para aglutinar ampliamente al partido. De hecho, en este caso la candidatura de Olivier Besancenot sería la que más podría responder a esta necesidad".

[8Para ver nuestra posición sobre las elecciones regionales: consulte el artículo titulado “Occitania. ¿Por qué es problemático el acercamiento de parte del NPA a LFI?" Y el artículo "¿Por qué el NPA - revolución permanente se opone a las alianzas con la LFI.





Temas relacionados

Crisis en el NPA   /   Corriente Comunista Revolucionaria (CCR)   /   NPA   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO