×
×
Red Internacional

El Pie Izquierdo. Newsletter: al final, la rebeldía no era de derecha

Adelanto de la nueva entrega del newsletter El Pie Izquierdo, que sale todos los sábados. Esta semana, el triunfo de los trabajadores del neumático y los sentidos comunes de la derecha que entraron en crisis.

Sábado 1ro de octubre | Edición del día
Foto // Enfoque Rojo

¿Hermosa mañana, verdad? Venimos discutiendo en las últimas semanas sobre los nuevos fenómenos sociales, el descreimiento en los partidos políticos tradicionales y lo que muchos presentaban como un unilateral crecimiento de las derechas, especialmente de Javier Milei y los suyos.

Decíamos que la conciencia política de los sectores decepcionados con este gobierno y el anterior está en disputa. La enorme lucha y el triunfo de los obreros del neumático parecen ser una confirmación de esa idea. Se le suma también la rebeldía de los estudiantes en los colegios secundarios, los movimientos sociales independientes del Gobierno, que otra vez tomaron las calles y la gran movilización de los trabajadores de la Salud en Buenos Aires. Pero, en especial la lucha del SUTNA sacudió el panorama y vino a cambiar las reglas del juego, algo de lo que la propia burguesía está tomando nota.

SENTIDOS COMUNES

En estos cinco meses de conflicto, pero sobre todo en las últimas semanas, los trabajadores del neumático pusieron en duda distintas máximas que parecían incuestionables. No lo hicieron con grandes discursos mediáticos, o con alguna columna radial, sino poniendo el cuerpo. La materialidad mató al relato.

En primer lugar, refutaron una vez más la idea de que la clase trabajadora no existe, o que el que produce en esta sociedad es el empresario. La desesperación en todo el régimen empezó cuando se dieron cuenta de que se estaba quedando la industria sin neumáticos. El ortodoxo ajustador Sergui Massa se puso del lado de las patronales y les ofreció rifar parte de los escasos dólares del Banco Central para que pudieran importar cubiertas y así derrotar a los obreros. Patricia Bullrich se fue corriendo a las puertas de Bridgestone para hacer su show de ataque a los débiles y devoción por los poderosos. Hasta un patético “liberal” se ofreció a ir a la línea de producción. Los obreros volvieron a ponerles en la cara la verdad de la milanesa: si los trabajadores no ponemos en funcionamiento al mundo, la rueda no gira.

El secreto comercial de las empresas parece ser en esta sociedad capitalista un tesoro divino que no debe ser cuestionado. Durante semanas escuchamos como un bombardeo los ataques a los trabajadores provenientes del propio Madanes Quintanilla y replicado por todos sus medios aliados: ¿cómo van a protestar si tienen sueldos altísimos?

Pero los trabajadores dieron vuelta esa pelea, porque empezaron a mostrar sus recibos de sueldo desnudando la mentira patronal, poniendo sobre la mesa las terribles condiciones laborales que tienen que soportar a cambio de salarios que no superaban -en el extremo mejor de los casos- los 80.000 pesos por quincena. Pero fueron más a fondo y abrieron otra pregunta: ¿Por qué nadie dice cuánto ganan las empresas? En un video publicado en el Tik Tok de La Izquierda Diario con las voces de decenas de los laburantes, esa irreverencia llegó a más de 1.1 millones de reproducciones.

Hasta acá un anticipo. Si te interesa leer completa esta entrega de El Pie Izquierdo o que te lleguen los newsletter del programa radial El Círculo Rojo y La Izquierda Diario, ingresa en este link


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias