Internacional

DERECHOS HUMANOS

Nuevo informe confirma ataques sistemáticos contra manifestantes durante la rebelión en Chile

A lo largo de 500 páginas, un nuevo informe de la Comisión de Observadores de DDHH de la Casa Memoria José Domingo Cañas señala que las violaciones a los Derechos Humanos durante el estallido social de octubre del 2019 fueron sistemáticas y generalizadas.

Martes 27 de octubre | 11:25

Según el Informe sobre violaciones a los Derechos Humanos El Estallido de Octubre 2019, Chile, realizado durante los meses de octubre de 2019 y marzo de 2020 por la comisión de Derechos Humanos de la Casa Memoria José Domingo Cañas, durante la rebelión popular se han perpetrado ataques sistemáticos a los derechos humanos por parte de las fuerzas represivas:

Las violaciones a los Derechos Humanos durante el periodo de la revuelta fueron GENERALIZADAS contra la población civil: su volumen es claramente un indicador de que se ha producido un ataque masivo a un gran número de personas y que se han violado un gran número de derechos.

Las violaciones a los Derechos Humanos durante el periodo de la revuelta fueron SISTEMÁTICAS contra la población civil: se constata que estas no fueron aisladas ni aleatorias, sino que corresponden a la implementación de medidas a nivel nacional que requieren recursos humanos y financieros, capacidad de mantenerse en el tiempo, se producen como consecuencia de actuaciones de instituciones altamente jerarquizadas y obedientes (Fuerzas armadas y policía), y se han producido con el aval de las autoridades políticas del Estado.

Por lo anterior, se desprende que se han cometido Crímenes de Lesa Humanidad ya que se han realizado ataques generalizados y (o) sistemáticos contra la población civil y que estos ataques responden a una política del Estado y/o de sus agentes, bajo la dirección de un mando responsable, que ejercen sobre el territorio un control tal que les ha permitido realizar operaciones militares y que detenten un poder de hecho tal que favorezca la impunidad de sus actos.

Por todo lo anterior, se demuestra la importancia y necesidad de tener una institución de Derechos Humanos con capacidad humana de ser contraparte a la violencia institucional en la protección y defensa de los Derechos Humanos.

A continuación el informe realiza algunas críticas al accionar del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH)

  •  El INDH alcanzó a registrar sólo el 50% de los detenidos por carabineros.
  •  El INDH alcanzó a registrar menos del 40% de las personas heridas en hospitales en el contexto de las manifestaciones sociales
  •  El INDH alcanzó a traducir en acciones judiciales, alrededor de 40% de las denuncias efectuadas en Fiscalía por violencia estatal. Este porcentaje llega al 100% en algunas regiones.
  •  El INDH aumentó su staff de personal del área jurídica durante el periodo de revuelta, contrayéndolo posteriormente al número inicial de personas contratadas previo a octubre del 2019, poniendo en peligro el seguimiento de las acciones judiciales realizadas durante aquel periodo. Actualmente, en la sede de la Región Metropolitana, cada abogada/o lleva alrededor de 400 querellas, además de visitar comisarías y otros lugares de privación de libertad, situación que precariza la labor seguimiento y defensa efectiva de DDHH.
  •  El INDH ha demostrado no tener capacidad de monitorear las violaciones de derechos, teniendo registros mucho menos detallados y más pequeños que los de entidades de gobierno, como el MINSAL y Carabineros;
  •  El INDH ha reducido su personal jurídico, lo que le obliga a descartar acciones de protección como querellas y amparos. Esto contraviene su mandato legal, es una violación grave de los derechos de las víctimas que confiaron en el INDH y contraviene los principios de París.

    Leer el informe completo acá






    Temas relacionados

    Rebelión popular en Chile   /   Derechos Humanos   /   Chile   /   Internacional

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO