×
×
Red Internacional

Literatura. Presentación del libro "Tres lecturas de la revolución rusa en la literatura venezolana: Pío Tamayo, José Ignacio Cabrujas y Eduardo Liendo"

En el marco del Congreso de Investigación de Bellas Artes homenaje a Leonel Vera fue presentado el libro "Tres lecturas de la revolución rusa en la literatura venezolana: Pío Tamayo, José Ignacio Cabrujas y Eduardo Liendo" del profesor Humberto Zavala, aquí te resumimos su intervención.

Domingo 24 de abril | 15:02

Cerca de las 9:00 AM y de acuerdo con el itinerario de la jornada de la mañana del viernes 22 de abril, dedicada a ponencias, libros y foros, la apertura a cargo del Lic. Calixto Gutiérrez cedía la palabra al Dr. Freddy Rodríguez, responsable del Fondo Editorial UNEFM, que editara los títulos presentados en las suscesivas intervenciones.

Entre los títulos que se presentaron durante la mañana contaban dos poemarios: "Perdida en la Madeja" de la Lic. Francia Bracho (MSc.) y "Vientre de Todariquiba" de la Lic. Wilmara Borges (MSc.); junto a varios estudios de investigación, tales como: "Lo identitario en la ensayística falconiana" de la Lic. Yudyth Revilla (MSc.), "Cualidades de los diarios literarios de Alejandro Oliveros" del Lic. Jesús Colina (MSc.), "La orfandad en Virginia Gil De Hermoso" del Lic. Calixto Gutiérrez (MSc.) y "Tres lecturas de la revolución rusa en la literatura venezolana: Pío Tamayo, José Ignacio Cabrujas y Eduardo Liendo" del Lic. Humberto Zavala (MSc.)

La presentación de este último se realizó cerca de las 10 AM, fue un breve recuento estipulado para 15 minutos sobre las motivaciones, propósitos, interrogantes, hallazgos y aportes realizados en su trabajo.

Salutaciones, dedicatoria y agradecimientos

Zavala inició dedicando la presentación de su libro a la lucha por la libertad de lxs trabajadorxs presxs adhiriendo a la mesa de ponencias un cartel con el hashstag de la campaña vía Twitter #1roDeMayoSinTrabajadorxsPresxs, de igual modo lo dedicaba a sus estudiantes, colegas docentes y familiares.

Agradeció la invitación al Congreso de Investigación de Bellas Artes en homenaje al pintor Leonel Vera, al Fondo Editorial UNEFM, especialmente a la profesora Wilmara Borges y al profesor José Manuel Nava encargado de la corrección de estilo, a Gabriel González Ibáñez por todo el apoyo y por el arte de la portada, al profesor Nelson Guzmán por su lectura y por el prólogo de esta edición, a quienes hicieron posible este logro, donde entran su compañera y esposa Yuliannys Salazar, familiares, compañeros de militancia (LTS, FT-CI, de la Red Internacional La Izquierda Diario y el CEIP León Trotsky) entre otras valiosas personas.

Motivaciones, propósitos e interrogantes

El trabajo que Zavala presentó en esta oportunidad fue escrito como tesis para optar al título de Magíster Scientiarum en Literatura Hispanoamericana, parte de una idea inicial esbozada por primera vez en las I Jornadas de Investigación Literaria bajo el título «Revolución Rusa: sus primeros 100 años en la literatura venezolana», a su vez, fue parte de los ensayos publicados en La Izquierda Diario Venezuela enmarcados en el centenario de la revolución rusa.

Te puede interesar: Revolución rusa: sus primeros 100 años en la literatura venezolana

El autor remarcó que la elección temática fue motivada por un interés completamente intrínseco: "parafraseando a Residente, ’esto lo hice pa’ diveltilme’ en el trayecto de la maestría, y así procuré hacerlo en cada lectura, nuevo descubrimiento y escritura", pretendiendo -entre otras cosas- "desafiar algunos sentidos comunes que la polarización política de los últimos 20 años ha instalado sobre los hechos relacionados con la revolución rusa, el marxismo y más en concreto, las ideas de revolución social en el país" y "otorgar a la ficción literaria la capacidad de hablarle desde otros ámbitos de la racionalidad y el lenguaje, a los individuos que habitan operatoriamente sobre el presente".

Su investigación intenta responder "cómo a lo largo del último centenario se vienen trastocando los signos, códigos y claves de interpretación, y qué curso van tomando los modos de traducción de los principales referentes históricos, protagonistas y símbolos de la revolución rusa de 1917 en la literatura venezolana", realizando conexiones entre las tres obras y las reflexiones que estas suscitan para el tiempo actual.

Hallazgos, aportes y cierre

Zavala refirió algunas de las conexiones encontradas entre las tres obras y cómo a su vez estas nos ayudan a dilucidar problemáticas actuales: "se intentó resituar a Pío Tamayo en el contexto de la ’generación de vanguardia’ poética y política de los años 20 del siglo XX, en la constelación de una intelectualidad radical simpatizante del marxismo y bolchevismo sin trazar una filiación o pertenencia doctrinal, a su vez diferenciarlo de las lecturas que lo identificaron con la ideología estalinista o como anticipo de la crítica a un socialismo burocratizado que no llegó a conocer o al que no alcanzaría conceptualizar sistemáticamente".

Puntualizó, "por otro lado, es clave el año 1935, dos años antes del natalicio de Cabrujas, porque muere Pío Tamayo, Juan Vicente Gómez y Carlos Gardel, pero también se inicia en el país un periodo de luchas denominadas como ’transición a la democracia’, y es el último año en que la estrategia del PCV se enmarca dentro del Tercer Periodo de la Internacional Comunista, pasando a la doctrina y práctica de los Frentes Populares hasta nuestros días, esto permitió que se construyera el argumento central de El día que me quieras".

"Cabrujas es un autor clave en este trabajo, testigo de un contexto internacional en que se presenció los horrores de la burocratización del bolchevismo a manos del estalinismo, en la URSS y la Komintern, el fascismo y la II Guerra Mundial, el auge revolucionario de la posguerra y la disolución del bloque soviético; en el contexto nacional presenció el paso de la izquierda de la ’generación de la transición’ (1936-1966) a la ’generación de la derrota’ (1967-1992) con sus rupturas, bifurcaciones y ’transformismos’, pero además fue portavoz de estas tanto en El día que me quieras (1979) como en El país según Cabrujas (1995), marcando estéticamente la literatura venezolana con la reflexión histórica unida al recurso de la ironía, el humor corrosivo y el desparpajo, que luego será retomado y redefinido por Eduardo Liendo en su narrativa metaficcional, que evaluamos críticamente en El Último Fantasma (2008)".

Finalmente Zavala señaló que "si este libro sirve para estimular y revaluar la lectura de la obra de estos tres autores, suscitando a su vez nuevas reflexiones y debates sobre las encrucijadas y problemáticas de la izquierda histórica en Venezuela, habrá conseguido su cometido".




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias