Internacional

VALLE DE TAMBO

Pueblos del sur de Perú se movilizaron contra el proyecto megaminero de Tía María

El jueves 25 de julio en las ciudades de Arequipa, Moquegua, Puno, Cusco y Tacna se dieron importantes movilizaciones en solidaridad con la lucha de los campesinos del Valle de Tambo, que llevan más de 10 días de paralización, contra la implementación del proyecto megaminero de Tía María.

Cecilia Quiroz

Militante de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores "CST"

Lunes 29 de julio | 10:22

El jueves 25 de julio en las ciudades de Arequipa, Moquegua, Puno, Cusco y Tacna se dieron importantes movilizaciones en solidaridad con la lucha de los campesinos del Valle de Tambo, que llevan más de 10 días de paralización contra la aprobación de la licencia de construcción otorgada por el gobierno de Martín Vizcarra a la empresa minera Southern Copper para la implementación del proyecto Tía María.

Sin duda, donde más se sintieron las muestras de solidaridad fue en la ciudad de Arequipa, capital de la región del mismo nombre, que es precisamente la región donde se encuentra ubicado el Valle de Tambo, sede del actual conflicto social.

Leé también Perú: "Tía María No Va"

Como nos informó nuestro corresponsal desde Arequipa, el docente Juan Carlos Jaquehua: “Desde las primeras horas del jueves, los pobladores de La Joya bloquearon el Km 48 de la Panamericana Sur, lo cual generó enfrentamientos con la policía. En la zona conocida como El Pedregal también se bloqueó la panamericana. En la Ciudad de Arequipa el gremio de Construcción Civil bloqueó a primera hora el acceso a la Mina Cerro Verde, mientras que en el Cono Norte los pobladores bloquearon las salidas a Cusco y Puno. Se dieron intentos de toma del aeropuerto pero fueron reprimidos por la policía. Diversos gremios, colectivos y frentes de defensa formaron piquetes por toda la ciudad y al medio día hubo una concentración masiva en la plaza de Armas en donde se quemó un muñeco representando al Presidente Martín Vizcarra quien es muy cuestionado por la población. En la tarde se dio otra manifestación de protesta contra el proyecto Tía María, la cual tuvo como punto de concentración la Plaza España. Esta manifestación también tuvo mucha acogida por la población y en algunos momentos fue reprimida por la policía nacional”.

Foto: Diario Correo (Arequipa)

La contundencia de la movilización en Arequipa y la lucha de los agricultores del Valle de Tambo por volver a retomar el bloqueo de las carreteras para hacer más fuerte su medida de rechazo al proyecto Tía María, llevó a que el día jueves se de también una fuerte represión policial, la cual terminó con la detención de cuatro manifestantes y diversos heridos con perdigones.

En la región Moquegua, el Frente de Defensa y otras organizaciones sociales, convocaron a un paro regional para el 25 y 26 de julio en solidaridad con los campesinos de Tambo y en protesta contra la minera Quellabeco, la cual no cumple con los compromisos laborales pactados con la población. Previendo la contundencia de la medida de lucha, las autoridades regionales y municipales cancelaron las actividades protocolares por la conmemoración de la independencia del Perú. Aquí también la medida de fuerza se sintió con mucha intensidad, como bien nos lo mencionó nuestro corresponsal y compañero José Rojas:

El día jueves 25 en la ciudad de Moquegua los manifestantes bloquearon con escombros la avenida Santa Fortunata, zona de ingreso al centro poblado San Antonio y realizaron nutridas movilizaciones expresando su rechazo a la minera Southern y a la minera Quellabeco.

El viernes 26 de julio, se siguen dando movilizaciones y el paro continua en la ciudad de Moquegua, incluso hay el acuerdo de bloquear el emblemático puente Montalvo, que años atrás fue el escenario del Moqueguazo.

En la ciudad de Tacna, el jueves 25 de julio se llevó adelante una movilización en solidaridad con la lucha de las y los campesinos del Valle de Tambo. Participaron gremios como la CGTP, construcción civil, la dirigencia de los trabajadores municipales, colectivos locales. Desde la Universidad Nacional de Tacna, estudiantes de diferentes carreras y el sindicato de trabajadores nos movilizamos desde la sede de Miraflores hasta la Plaza Zela donde era el punto de convocatoria para iniciar el recorrido hasta el Paseo Cívico. Nuestra columna, desde la Corriente Socialista de las y los Trabajadores "CST", fue una de las más combativas y numerosas, destacando por la consigna expresada en nuestra banderola central donde hacíamos pública nuestra política frente a la actual coyuntura: Por la nacionalización de nuestros recursos naturales bajo control de los trabajadores y el pueblo. Tía María no va.

En las ciudades de Puno y Cusco también se dieron importantes movilizaciones en solidaridad con los pobladores del Valle de Tambo. Lo novedoso es que en Puno, donde preside el gobierno regional Walter Aduviri, este jamás se pronunció a favor de la lucha del pueblo de Tambo. Lo llamativo y contradictorio de esto es que Aduviri se hizo conocido por sus luchas contra las empresas mineras en esta región alto andina, lo cual lo llevó a ser presidente regional. En Moquegua, el presidente regional Zenón Cueva - proveniente de las filas de la izquierda reformista - tampoco marcó las diferencias contra Southern o Quellaveco. Tanto en Puno como en Moquegua, fue el pueblo el que de manera independiente organizó su lucha contra la minería.

La respuesta del gobierno

El gobierno de Martín Vizcarra junto a sus aliados de los medios de comunicación, en un primer momento buscaron restarle importancia a la lucha del pueblo de Tambo apelando al cansancio de los manifestantes, sin embargo, cuando los bloqueos de carreteras se hicieron más contundentes y la solidaridad se expandió por todo el sur del Perú abriendo nuevos focos de conflictividad como en Candarave (Tacna) o en Moquegua con Quellaveco, Vizcarra sacó de la manga el discurso del diálogo con los sectores en lucha, sin embargo, antes de dialogar no tuvo mejor idea que reprimir brutalmente a los manifestantes desde el pasado lunes 22 de julio, lo cual - como ya lo mencionamos - ha causado varios detenidos y un sinnúmero de heridos.

El miércoles 24 de julio, el presidente viajó a Arequipa para reunirse con Elmer Cáceres Llica, presidente regional de esta región quien, más por afanes de figuretismo político, se había convertido en un fogoso defensor del Valle de Tambo y en un ácido crítico del gobierno, lo cual lo terminó llevando a ser el interlocutor de los manifestantes frente al ejecutivo. En esa reunión que duró más de tres horas, Vizcarra y Cáceres Llica llegaron al acuerdo de que el presidente de la República se comprometía a revisar, junto a sus ministros, la licencia de construcción para el proyecto Tía María y de encontrarse las fallas planteadas por Cáceres Llica, dicha licencia terminaría judicializándose. Con ello, el conflicto de Tía María que abrió un foco significativo de descontento social contra el gobierno y el gran capital minero y que empezó a generalizarse a en diversas regiones del país, se terminaría desviando a los fueros de la institucionalidad, dándoles así el tiempo suficiente a los empresarios de Southern y al gobierno para recuperar oxígeno y volver más adelante con mucha más fuerza.

Sin embargo, nada está dicho aun ya que los campesinos y los pobladores del Valle de Tambo siguen en pie de lucha y no han arriado aun sus banderas contra la licencia que permite el inicio del proyecto Tía María. Lo mismo ocurre con los pobladores de Moquegua que vienen enfrentando a la minera Quellabeco, así como los pobladores de Candarave en Tacna que se han puesto de pie contra la minera Southern que contamina y se apropia de sus recursos hídricos. La forma como encaren el pueblo y los trabajadores esta nueva disyuntiva impuesta por el gobierno a través del diálogo que lleva a la judicialización de las demandas sociales, definirá la manera en que se vayan desarrollando las próximas luchas sociales en el Perú.






Temas relacionados

Martín Vizcarra   /   Arequipa   /   Megaminería   /   Perú   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO