×
×
Red Internacional

Comisión internacional. Alejandrina Barry: “Estamos comprometidos en la lucha por la libertad de los presos políticos en Nicaragua”

Conversamos con Alejandrina Barry, legisladora por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el PTS-FITU a propósito de su viaje a Costa Rica como parte de la Comisión Internacional por la libertad de los presos políticos en Nicaragua. Durante varios días se llevaron a cabo toda una serie de actividades en la capital del país centroamericano y luego emprendieron una Caravana hacia la frontera con Nicaragua para intentar ingresar al país y constatar la situación de los detenidos por razones políticas y exigir su libertad.

Milton D'LeónCaracas / @MiltonDLeon

Martes 12 de julio | Edición del día

¿Por qué desde la izquierda impulsaron una Comisión internacional para reclamar por la libertad de los presos políticos en Nicaragua?

Desde la izquierda socialista, revolucionaria consideramos que es muy importante haber conformado esta Comisión por la gravísima situación represiva que se vive en Nicaragua. Dejando en claro que los más de 190 detenidos son en su mayoría por haber participado de las masivas movilizaciones contra el plan de ajuste pedido por el FMI, impuesto por el gobierno de Ortega. Un ataque al servicio de seguro social detonó en 2018 las enormes movilizaciones de la juventud, obreros, campesinos contra este ataque. Una represión feroz con más de 300 muertos, 190 presos hasta el día de hoy fue la respuesta de Ortega. En las distintas actividades con familiares de detenidos, exiliados pudimos constatar esto que decimos. Estas delegaciones nosotros las hacemos también como parte de lo que hemos venido haciendo en los últimos años denunciando la situación de los presos políticos en el Chile de Piñera, contra el golpe de Estado en Bolivia, contra la represión y por los presos políticos en Colombia, y bueno esto es un primer paso. Vamos a llevar cada uno de los testimonios.

¿Quiénes conformaron esa Comisión?

Son parte de esta delegación los diputados de organizaciones que integramos el Frente de Izquierda y los Trabajadores - Unidad de Argentina, en mi caso como diputada del PTS-FITU por la Ciudad de Buenos Aires e hija de desaparecidos de la dictadura militar Argentina, Luciana Echevarría diputada del MST-FITU por la Provincia de Córdoba, Pablo Almeida diputado electo de IS-FITU por la Ciudad de Buenos Aires. Además, forman la Comisión Mariano Rosa, dirigente del MST-FIT Unidad (LIS-Argentina) a cargo de la coordinación de la iniciativa; Carlos Guevara de Propuesta Socialista de Panamá, Aurelio Robles y Raúl Pérez del MAS de Panamá, Emilio Tellez de la CSR de México, Antonio Neto del MES de Brasil, Fabricio Briceño del PSL de Venezuela. De Costa Rica, la representación política incluye a Grace Serrano Correa y María José Lechado del PRT y Esteban Fernández de la OSR. Desde nuestro partido nos pareció un deber estar aquí en esta Comisión Internacional porque como dice nuestra declaración “Nicaragua no nos es indiferente”.

En mi caso en particular vengo en doble carácter, como diputada de la Ciudad de Buenos Aires, pero también como hija de desaparecidos e integrante de un organismo de derechos humanos como el Ceprodh. Yo nací en cautiverio, fui víctima del Plan Cóndor, entonces lo que pasa en Nicaragua me afecta también no solo en lo político sino en lo personal. Lo destacable de la Comisión Internacional es el respaldo logrado por parte de las organizaciones del exilio nicaragüense en Costa Rica: La Articulación de Movimientos Sociales, El Grupo de Reflexión de Excarcelados Políticos, El Congreso de Unidad Nicaragüenses Libres, Organización Victimas de Abril, Familiares de presas y presos políticos del Chipote; Alternativa Anticapitalista sección Nicaragua de la Liga Internacional Socialista; UNAMOS - Juventud Renovadora, Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia, Migrantes nicaragüenses del PRT-Costa Rica; Grupo de Secuestrados Políticos Unidos. Quiero enfatizar que toda la actividad que llevé a cabo y como parte de la Comisión la realicé conjuntamente con mis compañeros de la Organización Socialista Revolucionaria (OSR) que son parte de la Fracción Trotskista Cuarta Internacional (FT-CI) en Costa Rica y que impulsan La Izquierda Diario en dicho país.

¿Qué actividad realizaron el primer día que llegaron?

El primer día de las actividades fue el 6 de julio, y ni bien llegamos tuvimos un primer encuentro con familiares de los presos políticos, de exiliados y organizaciones nicaragüenses organizadas en territorio costarricense. En ese encuentro pudimos conocer los testimonios desgarradores de familiares, de presos políticos, de asesinados. Es importante destacar que la gran mayoría son presos políticos de las revueltas del 2018 contra una política de ajuste ordenada por el FMI, de ajustar el gasto social y por las libertades democráticas. Y como se ve entre los presos políticos en Nicaragua hay dirigentes históricos que lucharon contra la dictadura de Somoza, hay dirigentes obreros, campesinos, estudiantes, jóvenes que fueron parte de esas revueltas. Por eso es que esa primera reunión de nuestra Comisión tenía como exigencia inmediata la libertad de los presos políticos.

Vos planteaste en tus intervenciones la importancia de que sea independiente del imperialismo EE.UU. y la OEA, ¿podrías desarrollar un poco más al respecto?

Sí, durante la Conferencia de prensa que realizamos en la Asamblea Legislativa el segundo día junto también con parlamentarios del Frente Amplio costarricense, planteé que la Comisión desde un primer momento se conformó con total independencia de la política injerencista de Estados Unidos y sus aliados, o de organismos como la OEA. En el caso de la OEA como decía el Che Guevara sigue siendo un ministerio de colonias yanquis y ha sido parte de impulsar golpes de estado en nuestro continente.

Por eso fui enfática que nuestra Comisión es independiente de todo tipo de injerencia hacia un país como Nicaragua de potencias imperialistas como Estados Unidos. Que nada bueno ni la conquista de las libertades democráticas hoy cercenadas por Ortega pueden venir del imperialismo estadounidense que fue el que encabezó el Plan Cóndor y las dictaduras en América Latina, el que lleva adelante las guerras contra los países oprimidos del mundo. En América Central la injerencia del imperialismo es histórica, sostuvo todas las dictaduras militares de la región que asesinaban y desaparecían por miles a trabajadores, campesinos, jóvenes, de las comunidades indígenas, de estudiantes, donde además de la opresión imponían regímenes esclavistas de explotación, que fue lo que llevó a la guerra civil en casi todos los países centroamericanos, y actualmente mantiene bases militares en algunos países. Entonces dejé en claro la independencia de esta Comisión y que las libertades democráticas y los derechos del pueblo trabajador, campesino, de la juventud nicaragüense vendrán de la mano de su propia movilización independiente, con la solidaridad de los pueblos oprimidos del mundo.

También planteaste por qué el gobierno de Ortega-Murillo no es de izquierda ni antiimperialista

Más allá de los discursos falsamente antiimperialistas y de izquierda el gobierno de Ortega Murillo aplica medidas de ajuste, neoliberal de acuerdo a los mandatos del FMI. Ser de izquierda nos es aplicar los planes del FMI, reprimir y asesinar a tu pueblo, tener presos políticos. Esa es una utilización que hace hipócritamente EE.UU. para desprestigiar las banderas y la lucha por el socialismo. Nosotros que somos militantes de izquierda, militantes socialistas, consideramos entonces por los hechos evidentes que hay una utilización al decir que el gobierno de Ortega-Murillo es un gobierno de izquierda. Es un gobierno autoritario, represivo y creo que eso es claro decirlo. Por otro lado hay una utilización de parte de Estados Unidos, como lo he dicho, para desprestigiar a la izquierda, decir que el gobierno de Ortega Murillo es de izquierda, pero que tiene que ver con otras intenciones, con la intención de Estados Unidos de una mayor injerencia en el país, por ello las medidas de sanciones con las cuales en nuestro caso estamos en contra, nos oponemos como te decía antes, porque nada bueno va a venir de la mano de Estados Unidos.

¿Cómo fue la Caravana y con qué situación se encontraron en la frontera con Nicaragua?

Salimos en horas de la madrugada desde la capital, San José, hacia la frontera donde en el camino se nos fueron sumando otros movimientos sociales como de los campesinos, de más familiares y exiliados políticos, haciendo crecer a la Caravana. Pero al llegar a la frontera nos encontramos con una militarización sin precedentes del lado de Nicaragua.

Era una verdadera provocación en la frontera por parte del régimen de Ortega-Murillo, es muy grave, una increíble militarización frente a una delegación que venimos como parlamentarios, de organismos de derechos humanos, donde nuestro único objetivo era poder ver a los presos políticos, del pedido de los familiares, de la angustia que tienen que no saben en las condiciones en que se encuentran. Saben que reciben torturas, situaciones muy graves. Es algo gravísimo que no nos ha pasado en otras circunstancias de no poder entrar a un país a verificar la situación de los derechos humanos.

Sin embargo, ese hecho redobla nuestro compromiso de una gran campaña internacional por la libertad de los presos políticos en Nicaragua. Ese es nuestro compromiso con los compañeros detenidos, con los familiares y con los exiliados.

Durante el conversatorio que realizaron en la Universidad de Costa Rica se hizo una especie de relatoría de lo que habían realizado hasta el momento, ¿nos podrías comentar un poco?

En primer lugar decirte que desde el punto de vista personal el hecho de estar con los familiares de los detenidos y las detenidas, con los exiliados, escuchar los testimonios de toda la situación tan grave de la violación a los derechos humanos, por lo menos en mi caso personal me conmueve profundamente.

Esa capacidad de lucha que tienen en una situación tan difícil en un contexto tan desfavorable, que realmente son un ejemplo para muchos de los que militamos por los derechos humanos y por todas las libertades democráticas. Creo que el objetivo de la Comisión era poder visibilizar aún más la situación que está pasando, creemos que lo hemos logrado. Ha tenido repercusión internacional y desde una voz, que es una voz desde la izquierda, independiente del imperialismo estadounidense.

Ustedes se comprometieron en realizar un documento a manera de informe, ¿qué nos puedes decir al respecto?

La relatoría, la documentación, creo que es una tarea fundamental de que nosotros como Comisión podamos realizarla y trabajar ese documento a nivel internacional. Lo hemos hecho en otros casos con compañeros míos como los diputados nacionales Myriam Bregman y Nicolás Del Caño en los casos de Chile, de Colombia, durante el golpe de Estado en Bolivia, y ha sido algo que ha servido mucho para dar a conocer a nivel internacional todas las cuestiones que no salen en la prensa y que podamos tener el relato directo de los afectados, de las víctimas. Y para lograr con eso la más amplia unidad. Esta unidad tenemos que extenderla mucho más con parlamentarios de distintos países, organismos de derechos humanos también de otros países.

En mi caso particular me comprometo a hacerlo llegar a mucho más de lo que ya hemos logrado, redoblando esa pelea de que sean parte de una enorme campaña internacional para decirle basta a los crímenes tan atroces del régimen de Ortega-Murillo, represivo, autoritario. Lo de la Caravana, y todo este viaje fue como un primer paso para que esta pelea en un contexto tan difícil, pero donde la pelea por Nicaragua tenga una gran visibilidad y que podamos hacerlo en común, y conquistar todas las libertades democráticas y la libertad inmediata de todos los presos políticos nicaragüenses. Cuando desde Estados Unidos y la derecha continental se critica a Ortega es para imponer un gobierno títere del imperialismo. En nuestro caso lo hacemos como parte de la pelea por un gobierno de las y los trabajadores que impulse realmente la construcción del socialismo.

Por último, durante este reportaje fuiste enfática en lo de la independencia de la Comisión y sobre el carácter del régimen de Ortega-Murillo, ¿podrías ampliar un poco más para los que nos leen en otras partes del mundo por lo que luchan?

Como te dije antes, decimos claramente que alguien que se reivindique de izquierda no puede tener presos políticos, no puede reprimir a su pueblo, no puede llevar adelante planes del FMI, planes neoliberales, que son absolutamente funcionales al imperialismo. Me parece importante dejarlo en claro porque varios de los que integramos la Comisión sí luchamos por una sociedad socialista, sí luchamos por el comunismo, por una sociedad donde no haya ni explotación ni opresión, donde todos seamos iguales. Reivindicamos lo que fue la Revolución de Nicaragua en 1979, alrededor de la cual existió toda una generación que vibró con esa enorme lucha, aunque siempre fuimos críticos de la estrategia del sandinismo de no expropiar a la burguesía y ni que hablar de su deriva posterior. Esto me parece que es muy importante dejarlo en claro porque mezclando esas banderas, Ortega viola los derechos humanos y es funcional a los intereses del imperialismo de desprestigiar la lucha por una sociedad distinta sin explotación ni opresión como es el socialismo y el comunismo. Nosotros que somos socialistas, peleamos por una sociedad igualitaria, un socialismo desde abajo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias