×
×
Red Internacional

Crisis energética. Resurgen pequeñas protestas en Cuba por los constantes apagones, ¿qué se viene?

De acuerdo a reportes de algunos medios, al menos un centenar de personas se manifestó este lunes en contra de los apagones en el sector de Altamira, en Santiago de Cuba, la segunda mayor ciudad del país. Hasta hace pocas semanas, en Palacios, provincia de Pinar del Río, se habían desatado focos de protestas, que alerta de lo que se puede avecinar en la Isla.

Martes 2 de agosto | Edición del día

En el caso de Altamira, en Santiago de Cuba, la protesta se dio luego de un corte eléctrico que comenzó desde la madrugada y que, unas diez horas después, para el momento en el que se dio la protesta, a las 2 de la tarde (hora local) aún no se había arreglado. De acuerdo a la agencia EFE, el gobierno activó inmediatamente un dispositivo policial ante la protesta donde se gritaban consignas contra el Gobierno, al que responsabilizan directamente por los apagones.

Los apagones también ocurren en momentos en que, por la época del año, las temperaturas en la Isla suelen elevarse aumentando la ola de calor. Desde marzo, los cortes se han ido recrudeciendo en la isla y en las últimas semanas se han registrado protestas menores en varios puntos del país con los apagones como motivo.

Cuba atraviesa una fuerte crisis energética, y los apagones han venido cada vez en aumento. En una entrevista que realizamos al marxista cubano Frank García, y próxima a ser publicada en La Izquierda Diario, nos manifiesta que “El gran problema es que la crisis energética es cierta, la crisis energética es real y si ya existía con anterioridad, porque no podemos olvidar que la chispa que detonó las protestas el 11 de julio fueron los fuertes apagones que se estaban aplicando en las provincias.”

Como trasfondo señala que “actualmente algo que no podemos perder de vista es que Cuba, no tanto como coexistía en la época de la Unión Soviética, no depende, pero sí tiene una muy fuerte relación con Rusia. Y entre esas conexiones con Rusia, en esos vínculos económicos está el petróleo, el combustible y como ustedes saben perfectamente para generar la energía, para generar la electricidad en las termoeléctricas, eso necesariamente se hace con combustible. Y la guerra en Rusia era evidente que iba a impactar de manera muy negativa en el abastecimiento de combustible y alimento y crédito”.

Frank García también se refiere al sistema obsoleto de las termoeléctricas. “A eso hay que tener en cuenta que las termoeléctricas tienen según esto que es una información que ofreció el Ministro cubano de Energía y Minas recientemente, un tiempo de vida útil de alrededor de 25 años. Estas termoeléctricas que estamos usando, la mayoría se compraron en la Unión Soviética, ¡imaginen!, cuando más en el año 91. Ya hace 31 años de explotación de esas termoeléctricas (…) Esas termoeléctricas fueron dejándose de reparar por un motivo u otro.”

¿Y cuáles sería las causas para la falta de mantenimiento? Frank indica que con respecto a esto “cabe entonces la pregunta, si haber destinado tanto dinero, tanto presupuestos el turismo que como sabemos en el 2021, más del 50% del presupuesto estatal se destinó al turismo, una industria que estaba en crisis y que estará en crisis por el coronavirus y ahora por la guerra ruso-ucraniana. Si en vez de destinar tanto presupuesto para el turismo, no se debió haber destinado antes, no solamente para alimentos y para medicamentos, sino también para la reparación de las termoeléctricas con tiempo.” Enfatizando además que: “El problema es que no vemos cómo el gobierno puede superar esta crisis, porque además existe algo que siempre se olvida, y es que realmente existe el bloqueo yanqui que persigue a las empresas que intentan negociar con Cuba y las multa”.

¿Entonces se sabía de esta situación? “Por supuesto, esto es algo que evidentemente los especialistas de las termoeléctricas seguro lo vieron venir seguro, lo alertaron a su jefe, y seguro sus jefes fueron, como se dice en Cuba, elevando la queja y eso se quedaba en alguna gaveta guardada o simplemente ni se le daba importancia en las esferas del más alto nivel.” El Gobierno cubano recién ha explicado que los cortes en el suministro son por roturas en las plantas -en su mayoría obsoletas y faltas de mantenimiento-, el déficit de combustible para la generación distribuida y los mantenimientos programados.

En los últimos cuatro meses, la estatal Unión Eléctrica (UNE) ha avanzado cortes de electricidad en distintas áreas casi a diario. La compañía notificó afectaciones en 29 de los 31 días de julio. La UNE ha anunciado déficit que en ocasiones supera el 20 % de la capacidad máxima de generación en el horario pico. En algunos casos, los pobladores de distintas provincias del país han denunciado en redes cortes de más de 10 horas al día.

La empresa eléctrica estatal cubana anunció este martes nuevos apagones debido a un déficit del 16 % de la generación durante el horario pico, luego de una jornada completa de cortes en el suministro de energía. Desde este lunes, La Habana está sufriendo apagones programados por distritos de cuatro horas diarias dos veces por semana. En las últimas horas se han registrado además varios cortes no previstos. En el resto de provincias, sin embargo, las afectaciones llevan semanas y pueden prolongarse hasta diez horas, según multitud de testimonios en las redes sociales.

Es de recordar que durante las protestas del 11 de julio del año pasado los cortes eléctricos fueron una de las causas del descontento social que provocó las masivas protestas antigubernamentales, junto a la escasez de productos básicos, la inflación y la dolarización parcial de la economía.

Frank García en la entrevista referida y a ser publicada por este medio enfatiza que: “Lo que sucede es que se está exponiendo a unos muy largos cortes de electricidad a la clase trabajadora, y hay un detallito. Un pequeño detalle que no se debe perder de vista y que es que los cortes de electricidad más largos están sucediendo en las provincias más ‘leales’ (…) ¿Qué quiero decir con esto? Que el gobierno sabe perfectamente dónde puede y no hacer los cortes de electricidad. Porque el gobierno debe saber perfectamente, aunque no sea eso lo que digan que no es muy popular, ahí están las protestas de los Palacios en el municipio Pinar del Río. Y, que es un ejemplo, les debió haber asombrado a ellos porque habían impuesto un Código Penal muy fuerte, desmedidas sanciones para la mayoría de manifestantes del 11 de julio, una fuerte propaganda desacreditando las protestas del 11 de julio del 2021 (…).”

Todo esto expresa toda una fuerte crisis energética en el país que viene a sumarse a las grandes contradicciones irresolubles que hizo explotar el 11 de julio pasado en el marco de las políticas de la burocracia. En el actual panorama, la burocracia cubana tiene pocos márgenes para enfrentar esta nueva crisis, además del bloqueo que sigue imponiendo Estados Unidos, ya no está más el fuerte apoyo que se daba desde Venezuela, un país sumergido en su propia crisis, y con el otro abastecedor, Rusia, en medio de una guerra. Esto puede avecinar una conflictividad social mayor que puede superar a lo acontecido el pasado 11 de julio del 2021. Sobre todos estos temas estaremos hablando con Frank García en una extensa y nutrida entrevista que estaremos publicando en La Izquierda Diario.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias