×
×
Red Internacional

24J.Sábado de protestas contra Bolsonaro: hay más de 400 movilizaciones convocadas

Se esperan acciones en ciudades de todas las provincias de Brasil y también en el exterior.

Viernes 23 de julio | Edición del día

El pueblo vuelve a salir masivamente a las calles para repudiar los ataques cada vez más seguidos y duros contra la clase trabajadora. El Gobierno se encuentra involucrado en escándalos de corrupción incluso en la compra de vacunas contra el Covid-19, un elemento clave para avanzar solucionar la crisis sanitaria que vive Brasil evitando cientos de miles de muertes. Además, el Bolsonaro destina presupuestos multimillonarios a lujos y banquetes para los militares y las clases pudientes, mientras el pueblo muere de hambre y de Covid.

La bronca de la población se va a expresar otra vez en las calles este 24 de julio. El Gobierno de Bolsonaro es una catástrofe para toda la población pobre y de trabajadores, pero también para las mujeres, los afrodescendientes, los pueblos originarios y la comunidad sexodiversa. Al menos 426 acciones están convocadas en todo el país y en varias ciudades del mundo.

¿Sacar a Bolsonaro de la mano de la derecha?

Esta es la quinta fecha de manifestaciones contra Bolsonaro. Las direcciones del movimiento de masas, como el PT, el PCdoB y las centrales sindicales, vienen actuando para canalizar las demandas que se expresan en las calles hacia sus objetivos electorales y hacia la idea de que habría alguna salida institucional favorable a los trabajadores.

Una de ellas es el impeachment (destitución parlamentaria), que requiere una alianza con la derecha neoliberal, esa misma que participó del golpe institucional en 2016 contra Dilma Rousseff que derivó en el actual estado de cosas, la elección de Bolsonaro y la quita de incontables derechos al pueblo trabajador.

Ante el nivel de crisis económica y social del país gobernado por la extrema derecha, la derecha tradicional se coloca ahora en forma demagógica en el campo opuesto al de Bolsonaro. Buscan lavarse la cara y montarse sobre las genuinas manifestaciones populares quienes no han dudado en estar del lado del Gobierno de Bolsonaro para votar los ataques al pueblo trabajador.

Partidos como el neoliberal PSDB decidieron adherir a las movilizaciones contra Bolsonaro y están convocando junto con algunas centrales sindicales como la CTB, y a entidades estudiantiles, como la UNE, a hacer un “Bloque Democrático” en las movilizaciones.

Debate en la izquierda brasileña

Escandalosamente, partidos que se ubican a la izquierda del PT como el PSTU y el PSOL, han tomado para sí la defensa de la presencia de la derecha en las movilizaciones, reivindicando una unidad de acción con los enemigos de la clase trabajadora.

En una declaración del Bloque Democrático, sus integrantes afirman que “es hora de unir a los brasileños, independiente de colores partidarios e ideológicos” contra Bolsonaro, lo que casi no se diferencia de la idea en la última editorial del PSTU sobre ello, que dice que “La tarea más inmediata hoy es sacar a Bolsonaro y su gobierno ya, no esperar a 2022. Para eso, tenemos que unir a todos los que estén a favor de esa lucha, como hicimos en las Diretas Já [campaña por las elecciones directas a la salida de la dictadura]”.

Al revés de lo que dice el PSTU, el PSDB está lejos de defender los derechos democráticos: reprimen huelgas, quitan derechos y fueron parte junto al reaccionario Poder Judicial del golpe de 2016 que se puso en el bolsillo el voto de millones de personas.

Es una farsa defender esta unidad con la derecha usando como fundamento una distorsión de la tradición revolucionaria del frente único obrero. Esta táctica plantea la unidad alrededor de acuerdos para la acción de la clase trabajadora, no de ésta con partidos burgueses.

La central sindical de izquierda CSP-Conlutas, donde el PSTU es la corriente mayoritaria, tiene planteado defender la independencia de clase y enfrentar la política de las demás centrales sindicales, romper con la derecha y organizar asambleas de base y reuniones en lugares de trabajo y estudio para debatir un plan de huelga general para tirar a Bolsonaro y Mourão con la fuerza de la clase trabajadora.

El Movimiento Revolucionario de Trabajadores, que impulsa Esquerda Diario en Brasil, plantea que “no podemos aceptar que el PT y la CUT quieran transformar nuestro odio al Gobierno de Bolsonaro-Mourão en campaña para Lula 2022, pero tampoco podemos aceptar que, en nombre de luchar contra el Gobierno, la izquierda y las direcciones de masas y de los movimientos sociales acepten marchar al lado de los partidos de la derecha que de ninguna manera defiende los mismos intereses que los nuestros. Es imprescindible mantener la independencia de la clase trabajadora”. Por ello impulsan un bloque independiente por una huelga general para derrotar a Bolsonaro y Mourão.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias