Economía

COLOQUIO DE IDEA

Scioli rechaza que vaya a ajustar, pero sus promesas proinversión preanuncian lo contrario

El candidato presidencial del FpV Daniel Scioli abrió el coloquio empresarial de IDEA. Prometió énfasis en la agenda de infraestructura, impulso al mercado interno, y más “eficiencia” en la educación y la matriz energética.

Esteban Mercatante

@EMercatante

Jueves 15 de octubre de 2015

Fotografía: DyN / Gustavo Fazio

El candidato a presidente del FpV, Daniel Scioli, abrió ayer el coloquio IDEA en Mar del Plata. Ante cientos de empresarios desplegó los que serán los lineamientos principales de su gobierno en caso de triunfar. Presentó lo que será una “agenda de desarrollo”. “Aqueductos”, “gasoductos”, “carril bioceánico”, recibieron varias menciones en su discurso. Trabajar sobre la “competitividad” y la “productividad” será un objetivo central de su gobierno, aseguró.

Scioli rechazó que vaya a realizar una “megadevaluación”, aunque su asesor de cabecera Miguel Bein viene ya prometiendo que por lo menos habrá un “ligero” reacomodamiento cambiario. Scioli se refirió al combate a la “inflación” y señaló que no será “vía ajustes o vía recortes, sino por la expansión del círculo virtuoso”. Un planteo vaporoso que contrasta con los preparativos que tanto Scioli como los demás candidatos vienen haciendo para poner en marcha alguna variante de “pacto social” para negociar precios y salarios que, lo sabemos, significa que los trabajadores afrontarán efectivamente el “recorte” que el candidato pretende negar.

Guiño al agropower

El mismo día en el que las patronales agrarias protestaban en Buenos Aires, en el discurso de Scioli recibieron varios guiños. El candidato prometió “incentivos” para dar “reimpulso a las economías regionales”. Pero no se detuvo en ellos. Manifestó su aspiración de “que todos puedan sembrar”, lo que incluye debemos suponer a los grandes oligarcas con sus sociedades agropecuarias asociadas al capital financiero. A todo ellos prometió que de llegar a ser presidente podrán esperar “todos los instrumentos fiscales, financieros, de incentivos que haya que rever o repensar en función del contexto de baja de los commodities” para que “todos puedan tener una rentabilidad acorde a los emprendimientos que están llevando adelante”. En criollo, baja de retenciones para todos y todas.

Cuadratura del círculo

Scioli rechazó que vaya a encarar un ajuste, al mismo tiempo que prometía “clima de negocios y de inversión”. Daniel Scioli, garantizó que si llega a la Casa Rosada “no va a haber ningún problema de falta de dólares en Argentina” y anticipó que generará “condiciones inmejorables" para "recibir dólares genuinos”. “Voy a generar incentivos para la repatriación de capitales”, agregó Scioli en su mensaje. Señaló que dará “motivo a los argentinos que buscaron preservar sus ahorros” para que sepan que “el mejor lugar para invertir es su país”.

La invitación a que la clase empresaria argentina reingrese al menos parte de los dólares fugados del país, es algo que se repite en todos los gobiernos durante los últimos veinte años, con iguales resultados fallidos. Por el contrario, la salida de capitales se sigue profundizando. Se estima que hay fugados entre 200 mil y 400 mil millones de dólares, es decir casi el 60 % de la economía argentina. El blanqueo que el gobierno de Cristina Fernández mantiene vigente desde mayo de 2013 con el objetivo de incorporar a la economía al menos 4 mil millones de dólares, apenas sumó 2.370 millones de dólares desde su lanzamiento, a pesar del jubileo que representa para quienes buscar lavar dinero. No hay motivos para esperar algo distinto de un nuevo gobierno.

Por otro lado, y como observa Claudio Katz en su contribución a la revista Ideas de Izquierda 24, la idea de que podrán venir dólares sin ajuste es verso. Como observa allí, los auspiciantes del endeudamiento: “Despliegan pomposos discursos sobre el “desarrollo” y la “infraestructura”, pero ocultan que los créditos inmediatos servirán para solventar el gasto corriente. El principal objetivo de los próximos préstamos será engrosar las reservas para financiar el ajuste. Como los banqueros conocen ese propósito seguramente exigirán un ajuste fiscal para asegurarse los futuros cobros. El alcance del agujero que acumulan las cuentas públicas es un dato tan enmascarado como las reservas, la tasa de inflación o el número de pobres”. La promesa de que no faltarán dólares equivale a asegurar que se asegurará a los eventuales prestamistas la capacidad de pago sobre la base de la base de “el hambre y la sed del pueblo”, reaseguro tristemente célebre en la historia nacional.

Extractivismo

Aunque habló de la producción, la industria, y la productividad, bastó una oración para pintar de cuerpo entero cual es la Argentina avizorada por Scioli. “Vamos a ir a buscar las inversiones a la matriz energética, al sector agroalimentario, para la minería sustentable, el turismo”, señaló. El protagonismo del extractivismo, que tuvo un crecimiento formidable en las últimas décadas, puede esperar con Scioli la continuidad de la prosperidad.

Reglas claras

Redondeando el final de su discurso, Scioli recorrió los tópicos habituales de integración regional, la institucionalidad y la gobernabilidad que, según dijo, son los pilares que lo respaldan desde que ingresó a la política en los noventa. “Estoy seguro que de que podemos producir todo en Argentina. Vamos a generar un clima inmejorable de negocios, con las reglas claras”. Clarísimo.






Temas relacionados

Claudio Katz   /   Frente para la Victoria   /   Cristina Fernández de Kirchner   /   Daniel Scioli   /   Economía Nacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO