Mundo Obrero Venezuela

TRIBUNA ABIERTA

Sobre el fallecimiento de Aristóbulo Iztúriz

Publicamos este artículo de Zuleika Matamoros, docente, sobre el fallecimiento de Aristóbulo Istúriz este miércoles 28, ministro de Educación, a la edad de 74 años.

Miércoles 28 de abril | 13:49

Aristóbulo Istúriz, habiendo sido en los 80’s y 90’s figura del sindicalismo docente, así como dirigente político de la centroizquierda expresada en la Causa R –luego de romper con su antiguo partido, Acción Democrática–, llegó a ocupar diversos cargos de representación popular o gestión del Estado, como diputado al Congreso y Alcalde de Caracas. Fue luego parte de los dirigentes destacados del chavismo, ejerciendo diversos cargos en el gobierno, incluyendo toda esta etapa de brutales ataques a las conquistas y condiciones de vida de la clase trabajadora en general, y de las maestras y maestros en particular, encontrándolo justo al frente del Ministerio de Educación, es decir, siendo el patrón y verdugo directo de las y los docentes.

No nos alegra su fallecimiento, ni nos hacemos parte de la andanada de mensajes del espectro político de la derecha, para quienes en realidad, su problema con Aristóbulo no era su rol patronal contra los trabajadores, sino que fuera parte de un gobierno con el cuál estos compiten por el poder para, de llegar al gobierno, llevar adelante también una política patronal y antiobrera. Su encono con este dirigente tiene un origen y motivación muy distintos a los de la clase trabajadora y la izquierda que lo adversamos.

Desde esta perspectiva, abrimos esta Tribuna Abierta para publicar la nota de opinión que ha escrito al respecto Zuleika Matamoros, desde su posición como docente y militante de izquierda.

Sobre la muerte de Aristóbulo

Por Zuleika Matamoros / aporrea.org

Amanecí con la noticia de la muerte Aristóbulo Isturiz. Realmente me asquean los mensajes celebrando su fallecimiento, tanto como los que le pretenden dar un matiz de héroe incansable por las “causas justas” o asociarlo al socialismo, a la democracia.

Murió un hombre que fue demócrata burgués, capaz quienes tuvieron la oportunidad de celebrar bacanales y vivir sus “mejores momentos” lo tengan como un “tipo chévere” o como una “buena persona” a ellos les respetamos el luto, pero muchas y muchos de los docentes solo conocimos de él su arrogancia, despotismo, y terminó su historia política siendo la cara de la destrucción de los salarios de las y los docentes y de sostener la educación pública a costa de trabajo casi gratuito. Esa fue la última etapa de la vida de Aristóbulo. Lo anterior, su vida política no nos ocupa el día de su muerte.

Sólo cabe preguntar a quiénes centraron su política en contra de Aristóbulo y no de la defensa de la educación pública ¿Cómo queda la educación pública sin Aristóbulo? Este es el tema. La muerte de Aristóbulo no nos alegra y tampoco resuelve el problema profundo de la educación pública y las necesidades de las y los docentes, en su mayoría mujeres sostenedoras de sus familias.

Murió un político que sirvió al sistema, murió una ficha importante en la burocracia gubernamental que ha llevado adelante una política de ajuste brutal a las y los trabajadores, que ha servido al capital de manera leal, pero que al mismo tiempo es el que administra las consecuencias de las sanciones que ha secuestrado y robado los recursos de la nación, y lo han hecho martirizando a la clase trabajadora en su conjunto y beneficiando a grandes sectores empresariales o a la burguesía a la que ellos también pertenecen. Aristóbulo fue el ejecutor de esa política en el sector educación en el que su inmensa mayoría de trabajadores somos mujeres.

Las y los docentes seguiremos igual de malpagados si no nos organizamos, la educación pública continuará igualmente destruida si no nos organizamos, la burocracia sindical cumplirá el mismo papel de ser cómplices de la situación que atravesamos si no nos organizamos. Aristóbulo solo fue parte de la política que nos ha llevado a la destrucción de las condiciones de existencia de las y los que vivíamos únicamente de nuestro trabajo.

Adiós Aristóbulo, no fuiste uno de los nuestros.






Temas relacionados

Aristóbulo Istúriz   /   Mundo Obrero Venezuela   /   Docentes   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO